eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rivera evita a la prensa durante dos semanas y se refugia en Twitter de la peor crisis de Ciudadanos

Tras dos semanas sin ruedas de prensa y en plena crisis interna, este viernes intervendrá en un órgano interno pero no aceptará preguntas al final

Sus últimas declaraciones las realizó en Bruselas tras la ruptura con Valls y portavoces de El Elíseo tuvieron que desmentir que Macron lo hubiese felicitado  

El líder de Ciudadanos ha delegado en Arrimadas la gestión de las dimisiones de Roldán y Nart y las durísimas críticas del núcleo fundador del partido

29 Comentarios

Rivera rehusó una nueva reunión con Sánchez porque ya le dejó claro que Ciudadanos rechazará su investidura

Rivera rehusó una nueva reunión con Sánchez porque ya le dejó claro que Ciudadanos rechazará su investidura

En medio de la polémica abierta por la política de pactos con el PP y Vox, Albert Rivera ha decidido atrincherarse en las redes sociales desde donde lanza sus opiniones sobre algunas noticias de la actualidad política -muy seleccionadas, como la entrevista a Otegi en TVE- mientras evita convocatorias de prensa para no someterse a las preguntas de los periodistas tras las dimisiones de importantes dirigentes del partido y las furibundas críticas que ha estado recibiendo por parte de algunos de los fundadores de Cs.  

Aunque este jueves accedió a mantener en el Congreso un corrillo informal con los periodistas tras el homenaje a las víctimas del terrorismo, el líder de Ciudadanos lleva dos semanas instalado en un mutismo absoluto delegando en Arrimadas la gestión de todo lo que ha ido ocurriendo estos días. 

El partido había programado una intervención 'en abierto' de Rivera durante el Consejo General de Ciudadanos que se celebra este viernes en Madrid. A ultima hora se ha cambiado el formato del acto para convertirlo en una especie de 'monólógo a tres', del líder del partido y los dirigentes madrileños, Ignacio Aguado y Begoña Villacís, protagonistas de los pactos de Madrid. Los medios de comunicación podrán recoger las tres intervenciones que irán dirigidas a los suyos pero la prensa, como es habitual, no podrá preguntar. Además, los discursos se programan antes de que tenga lugar el debate interno del máximo órgano de dirección.  Una vez concluyan las intervenciones abiertas a la prensa, los 125 miembros del Consejo General se reunirán a puerta cerrada y los periodistas ya no tendrán acceso a los dirigentes para saber qué han decidido, aunque se notificará después.

Dentro, habrá un turno de ruegos y preguntas en el que cada consejero podrá hacer la intervención que considere. Pero la dirección del partido no tiene previsto sacar el tema de los pactos porque considera que ya está zanjado.

Este cambio de formato permite amplificar los discursos del líder y de las caras visibles del partido en Madrid y al tiempo evita que Rivera tenga que someterse a las preguntas de los medios de comunicación. Hace más de dos semanas que no convoca ninguna rueda de prensa pese a la que está cayendo dentro y fuera de su partido.

La última vez que Rivera realizó declaraciones públicas fue en Bruselas, tras la ruptura con Manuel Valls, y solo logró empeorar las cosas porque sus palabras, en las que aseguraba que el presidente francés le había felicitado por su política de pactos en Madrid o Andalucía donde comparte gobiernos con Vox,  fueron desmentidas poco después por fuentes de El Elíseo. 

Eso fue solo el principio. Entonces no imaginaba lo que le esperaba de vuelta en España. Si la ruptura con Valls, un dirigente que llegó apadrinado por el líder del partido y con el que pronto dejó de hablarse, provocó un pequeño temblor interno en Ciudadanos, el portazo de Toni Roldán desencadenó un verdadero tsunami con otra cascada de dimisiones. Entre ellas, la del eurodiputado Javier Nart, que aunque deja la Ejecutiva mantendrá su escaño en Bruselas . Y todo a cuenta de unos pactos que han sido también duramente criticados por el núcleo fundador del partido, como Francesc de Carreras que llegó a llamar a Rivera "adolescente caprichoso" en un artículo de prensa; o Arcadi Espada, que pidió directamente a Valls que disputase el liderazgo a Rivera de un partido en el que el exprimer ministro francés nunca ha militado.

La anterior ocasión en la que se pudo hacer preguntas a Rivera se remonta al 11 de junio, cuando se reunió con Pedro Sánchez en el Congreso para hablar de la investidura. Después, ofreció una rueda de prensa para explicar que le había ratificado su 'no'. 

Como de aquel encuentro no salió nada fructífero, el presidente del Gobierno le invitó el pasado lunes a una nueva reunión, esta vez en la Moncloa, como hizo con Pablo Casado, que sí aceptó un encuentro que se llevó a cabo en secreto. Pero el líder de Ciudadanos rechazó la oferta alegando que su rechazo a la investidura es definitivo y que su formación tampoco se va a abstener pese a las presiones que recibe, por lo que insistir sería perder el tiempo.

El partido resta importancia a su ausencia en los medios

¿Qué le pasa a Rivera? En el partido restan trascendencia a su desaparición mediática y la justifican asegurando que sigue "trabajando" pero sin la intensa agenda pública a la que tenía acostumbrados a los periodistas.

Mientras tanto,  su núcleo duro le protege dejando que sea Inés Arrimadas la que lleve el peso de las comparecencias ante los medios de comunicación. La portavoz nacional, y ahora también parlamentaria, no para de insistir en que no habrá cambio de criterio respecto a la investidura pese a las fuertes presiones que sigue recibiendo Rivera de todos los lados, especialmente del propio PSOE.

Arrimadas ha sido también la encargada de explicar las deserciones que ha sufrido el partido y de posicionarse sobre los pactos que quedan por cerrar con el PP, principalmente en Madrid, mientras Vox presiona para que acepten unas duras exigencias en materia de recorte de derechos. Pero los de Rivera intentan lanzar el mensaje de que se desentienden de todos los acuerdos que haya firmado los de Casado  -sus socios de gobierno- con el partido de Abascal. "No es asunto nuestro. Que respondan ellos. Nosotros respondemos por los que firmamos con el PP", insisten en Ciudadanos.

Lo cierto es que el panorama se ha complicado mucho en la Comunidad de Madrid. En las últimas horas ha sorprendido que Ignacio Aguado pretenda ahora el apoyo "gratis" de Vox y desde este jueves también la abstención del PSOE o Más Madrid para gobernar en coalición con los de Casado, mientras se niegan a aplicar la misma solución para la investidura de Sánchez. "Son escenarios distintos. Además, Sánchez puede pactar con los populistas y los separatistas, tiene mayoría", ha alegado el líder regional de Cs este jueves en una entrevista con Pepa Bueno en la Cadena SER.

En estas circunstancias cobra gran interés lo que puedan decir este viernes Aguado y Villacís así como el propio Rivera antes de la reunión del Consejo General. El acto está previsto para las 10,30, en el Espacio La Nube de Pastrana. Sin embargo, el líder del partido rehuirá de nuevo las preguntas de la prensa.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha