eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro hojas en poder del "yonqui del dinero", origen de la operación que ha hecho caer a Zaplana

La UCO se incautó de los papeles en un registro vinculado a Marcos Benavent, un investigado por corrupción que colabora con la justicia desde 2015

El arrepentido asegura que se los entregó un imán sirio que encontró los papeles ocultos en el altillo de su casa

El matrimonio de Joaquín Barceló y Felisa López, claves en el blanqueo a través de Luxemburgo. Uruguay, Panamá y Andorra, otros países de esa madeja

50 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El exgerente de Imelsa, Marcos Benavent

El exgerente de Imelsa Marcos Benavent EFE

Como un hilo inacabable, la corrupción del Partido Popular en la Comunidad Valenciana va uniendo un caso con otro hasta arrastrar a todos sus protagonistas. Eduardo Zaplana, el último ídolo caído del 'aznarismo', no sabía que hace tres años, en un registro de la Operación Taula, arrancó la investigación que desde este martes se conoce como Operación Erial. 

Son cuatro hojas que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil requisaron a Marcos Benavent, el antiguo gerente de la sociedad pública Imelsa bautizado a sí mismo como un antiguo "yonqui del dinero", según han informado a eldiario.es fuentes de la investigación.

Poco después de que Zaplana copara la actualidad del día con su detención, Benavent respondía este martes a la llamada del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia para ratificar la autenticidad de ese documento y seguir colaborando. Antes ya lo había hecho con la Guardia Civil. Benavent ha declarado que los papeles se los entregó un imán sirio que los había encontrado ocultos en una altillo de su casa, una vivienda por la que habría pasado antes Zaplana.

Los indicios hallados en ese papel por los agentes de la UCO no tienen vinculación a la Operación Taula, la trama de contratos y mordidas en distintas instituciones y empresas públicas valencianas que derivó en la financiación irregular del PP local, precisan las fuentes consultadas. Sin embargo,  han dado pie a esta nueva causa, también sobre el desfalco de dinero público durante el periodo del Partido Popular al frente de la Comunitat Valenciana.

En junio de 2015, agentes de la UCO desplazados desde Madrid registraron en el centro de Valencia el despacho del abogado de Marcos Benavent, un hecho inusual por la especial protección de la que gozan las defensas, pero que en este caso contaba con el acuerdo del investigado y su letrado. 

Benavent ya colaboraba por entonces con la Fiscalía Anticorrupción. Exgerente de la sociedad pública Imelsa, se plantó ante el Tribunal Superior de Justicia de Valencia sin el traje y la gomina con la que se le recordaba. Al contrario, lucía pelo largo y un peculiar atuendo de reminiscencias 'hippies'. "Me he llevado de todo. Vivía en la inconsciencia. Era un yonqui del dinero", soltó para estupefacción general. 

El caso Imelsa se remonta al año 2014, cuando Fiscalía Anticorrupción abrió una investigación a raíz de una denuncia de EUPV en la que se acusaba al exgerente Marcos Benavent de crear una empresa pantalla, Berceo Mantenimientos, que facturaba a otras cinco mercantiles que a su vez cobraban a Imelsa por trabajos que  no se realizaban. Benavent había grabado durante años a sus compinches como un seguro de vida. 

El principal político imputado era el expresidente de la Diputación Alfonso Rus, pero la madeja de la corrupción en Valencia desembocó en la Operación Taula, la imputación de Rita Barberá y la acusación de financiación irregular del PP local. 

Los cuatro folios en poder de Benavent han derivado en el descubrimiento de una trama de mordidas para obtener contratos públicos. El principal, enmarcado en el plan eólico de 2007 de la Generalitat valenciana en sus zonas V, VI y XI, ejecutado en 2006, pero cuya aprobación se remonta a la época de Zaplana al frente del Gobierno autonómico. Su presupuesto alcanzó los 2.000 millones de euros. 

La otra pata de la investigación es el plan de 1997 para la privatización de las estaciones de revisiones de vehículos por el que el Gobierno autonómico vendió la explotación por 25 años de una veintena de instalaciones por casi 40 millones de euros. 

Blanqueo en el exterior

Los investigadores creen que una trama de empresas, en las que figura la familia Cotino, a portó alrededor de 10 millones de euros a la red de Zaplana. A partir de ahí comenzó la operativa para ocultar el dinero en paraísos fiscales. Anticorrupción y la UCO rastrean Uruguay, Panamá, Andorra, Luxemburgo y Reino Unido. Con el intento de algunos miembros de la trama de "repatriar" el dinero a España se ha desatado la Operación Erial. 

En esta operativa internacional aparece señalado el matrimonio formado por el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló y Felisa López González, ambos detenidos ayer por los agentes de la UCO. Concretamente, los investigadores les vinculan a sociedades radicadas en Luxemburgo, han explicado las citadas fuentes a eldiario.es.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha