Arrimadas consuma el giro de timón en Ciudadanos: “Es tiempo de unidad”

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, en la tribuna del Congreso

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha certificado este jueves durante el pleno de prórroga del decreto de alarma el giro estratégico que ha ido dando la nueva líder de su partido, Inés Arrimadas, desde que estalló la crisis sanitaria del COVID-19.

Arrimadas apoya la prórroga del estado de alarma e insiste en unos nuevos Pactos de La Moncloa

Arrimadas apoya la prórroga del estado de alarma e insiste en unos nuevos Pactos de La Moncloa

En su intervención en nombre de su grupo, Bal ha adelantado que apoyarán el nuevo decreto que prorroga el confinamiento por el coronavirus que ha impulsado el Gobierno, tal y como anunció Arrimadas. Pero ha advertido a Pedro Sánchez de que para que su partido siga “tendiéndole la mano” tiene que cumplir con lo que ha prometido y tramitar como proyectos de ley las medidas contra la pandemia “porque sino no habrá apoyo”.

El diputado de Ciudadanos ha defendido la postura de su grupo y ha sostenido que “el confinamiento es la única medicina contra la expansión de la epidemia”, “no tenemos otra vacuna, el sistema de alarma es el sistema inmunitario de nuestro Estado de Derecho”, ha afirmado Bal, que ha insistido en el respaldo de su grupo que es y seguirá siendo “leal” al Gobierno, aunque “exigente”.

“No entendemos que se pueda votar de otra manera y que el lunes salga la gente a la calle”, ha reprochado Bal a los partidos que, como el PP y Vox –con los que hasta ahora Ciudadanos siempre coincidía en su política de confrontación con el Gobierno bipartito–, han anunciado su voto en contra de las medidas sanitarias y económicas y que en el caso de Vox también implica el rechazo a ampliar el estado de alarma. “No arruinemos el esfuerzo de todos estos días, rentabilicemos el sacrificio”, ha insistido Bal.

El portavoz de Ciudadanos ha querido dejar bien claras las distancias con las otras dos derechas para recordar que “Ciudadanos es un partido de Estado, nosotros no vamos a sacar rédito político de esto”. Pero al mismo tiempo también ha pedido al presidente del Gobierno que haga lo propio e impulse un “Pacto de reconstrucción nacional”, como le ha pedido reiteradamente Arrimadas, consultando todas las medidas previamente con la oposición y los agentes sociales y “no tomándolas de forma unilateral”.

Unos “Pactos de Reconstrucción” –ha advertido Bal– de verdad, no para ponerse usted la medalla ni para rentabilizar la foto“. ”Yo le prometo buena fe pero se la exijo a usted también. Los ciudadanos nos quieren ver unidos“, ha sentenciado.

Ciudadanos cree que lo prioritario ahora es “recuperar el empleo” y “ayudar a los autónomos para que no tengan que bajar la persiana de sus negocios”. En este sentido, ha celebrado que el Gobierno les haya hecho caso y haya incluido algunas de las medidas pedidas por su grupo, como la suspensión de las cuotas a la Seguridad Social, o la moratoria de impuestos mientras dure la pandemia: “Va por el buen camino, cuando rectifica pero le vemos las ganas de cambiar”, la he dicho a Sánchez, mientras insistía en que debe de llamar “todos los días” a los líderes de la oposición para tenerles informados.

Bal, no obstante, ha lanzado también algunas andanadas contra los aliados del Gobierno, recordando que “con la ideología no se mata al virus ni con el populismo” sino “con el sentido común y el pragmatismo”, por lo que ha pedido a Sánchez que “no lance globos sonda”. “Eso crea inseguridad y miedo. Solo informe de las cosas seguras que haya pactado con la oposición”, le ha pedido.

“Yo estoy enfadado”, ha reconocido después, “pero no toca ahora el enfado, sino la mano tendida, hacer una oposición leal. Cójala, es una mano exigente, vamos a estar vigilantes para que cumpla los compromisos con las familias y los autónomos”, ha añadido.

El portavoz de Ciudadanos ha comenzado recordando que su grupos ha sido el único que ha intentado por todos los medios que los Pleno se celebren de forma telemática para no poner “en riesgo a los trabajadores de la Cámara y a los propios parlamentarios”, pero no ha sido apoyado prácticamente por ningún otro partido en la Mesa del Congreso ni en la Junta de Portavoces. Es más, el PP y Vox quieren que estas sesiones empiecen a “normalizarse” y acudan a ellas más diputados y no únicamente los portavoces.

“Estamos celebrando varios Plenos fantasmas, es verdad que con muy pocos diputados en el hemiciclo, pero los ciudadanos han cumplido con su trato. Los diputados nos contagiamos igual que cualquiera”, ha lamentado.

“Los trabajadores de los Cortes que no tendrían que estar aquí si nos hubieran admitido nuestra petición de que el Pleno se celebre de forma telemática. Estamos en el siglo XX pero seguimos en el Congreso del siglo XIX”, ha añadido Bal, dirigiéndose después, sin citarla, a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, para decirle que “no se puede poner en peligro nuestra salud ni la de los trabajadores”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats