Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La India y Pakistán, lo mismo de siempre con gobiernos distintos

La India y Pakistán, lo mismo de siempre con gobiernos distintos

EFE

Nueva Delhi —

La India y Pakistán han protagonizado el enésimo desplante con la suspensión de una reunión de asesores de Seguridad Nacional, una constatación de que con gobiernos distintos sigue pasando lo de siempre y de que hace falta querer y mucho más para poder abordar su conflicto histórico.

Los primeros ministros de Pakistán, Nawaz Sharif, y de la India, Narendra Modi, llevan en el poder dos años, el primero, y uno, el segundo.

Comparten una visión pragmática de la política con la economía como máxima prioridad y también una agenda exterior en la que las relaciones vecinales son su máximo quebradero de cabeza.

En los últimos meses se hicieron guiños con mensajes de apoyo y colaboraron en la evacuación de nacionales de sus respectivos países en Yemen y en la ayuda a Nepal durante el terremoto.

En julio pasado, en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en Ufa (Rusia) decidieron reunirse.

"Quedaba raro que dos países vecinos no fueran a reunirse y parecía que el momento era bueno para hacerlo", indicaron esta semana a periodistas fuentes gubernamentales indias que pidieron el anonimato, al explicar la invitación a Pakistán.

Sharif y Modi se encontraron y acordaron convocar una reunión de asesores de seguridad y una declaración conjunta poco habitual.

La India y Pakistán iban a hablar de terrorismo, una de las mayores preocupaciones de Nueva Delhi, y tomarían medidas para las constantes violaciones del alto el fuego en la Línea de Control (LoC, frontera de facto).

El acuerdo también preveía el tratamiento de otros "asuntos pendientes", pero por ningún lado aparecía la palabra "Cachemira", el territorio dividido entre ambos países y por el que han librado dos guerras.

Fuentes gubernamentales paquistaníes aseguraron a periodistas, también bajo condición de anonimato, que fue una "muestra de enorme flexibilidad" por su parte para "acomodar" las preocupaciones indias, aunque era evidente, aclararon, que la principal cuestión pendiente entre ambos países es Cachemira.

A partir de ahí todo se complicó. Las violaciones del alto el fuego se incrementaron en la LoC (Pakistán asegura que más de 80 veces por parte de su vecino y Nueva Delhi acusa de lo mismo a Islamabad) y la India sufrió dos atentados en las siguientes semanas de los que responsabilizó a Pakistán.

A una semana del encuentro, el asesor paquistaní Sartaj Aziz dijo que iba a Delhi para hablar de todos los temas, incluido Cachemira, y que se reuniría con líderes del separatista movimiento cachemir Hurriyat.

Un encuentro similar ya había llevado a la India el año pasado a suspender una cita parecida.

Las autoridades indias detuvieron a varios líderes de Hurriyat y el Ministerio de Exteriores indio respondió desaprobando el encuentro, al considerar que "no sería apropiado".

Con la crispación dialéctica ya en todos los medios de comunicación y los diplomáticos respondiéndose en ruedas de prensa, la reunión quedó vista para sentencia.

Pakistán suspendió la reunión, tras recibir un ultimátum de la India para que asumiera que el encuentro era solo sobre terrorismo y que no podía entrevistarse con Hurriyat.

Curiosamente los dos coinciden en el diagnóstico del fracaso: ambos se acusan de haber hecho diplomacia en los medios de comunicación, en vez de hacerlo por los canales internos, y de haber sucumbido a presiones internas.

En la India insinúan que el Ejército paquistaní no dio el visto bueno a la reunión, en Pakistán dicen que Nueva Delhi maneja el asunto con un cálculo de coste político interno.

"Definitivamente ambos países necesitan mucho menos alboroto", indicó a Efe Smruti Pattanaik, del Instituto para los Estudios y Análisis de Defensa (ISAD) de la India, al considerar que ambos perdieron con la suspensión de la reunión por igual.

El analista de la Observer Research Foundation de Delhi C. Raja Mohan considera que lo que sí necesitan es una agenda.

"No hay consenso ni en la India ni Pakistán ni en los términos de sus contactos ni en las contrapartidas que deben formar parte de cualquier esfuerzo serio para encontrar un nueva política entre los dos países", escribió Mohan en un artículo en el diario "Indian Express".

Nazir Hussain, profesor de la Universidad Quaid e Azam de Islamabad, afirmó a Efe que ambos países tienen "una gran debilidad a la hora de sacar sus posturas adelante basados en la presión interna de la otra parte".

En su opinión, detrás de toda esta situación hay un problema de debilidad de ambas partes a la hora de resistir las presiones internas.

"Tienen que tomar decisiones como hizo (el presidente de Estados Unidos, Barack) Obama con Cuba. Si Obama hubiera esperado a tener el respaldo público y del Congreso, habrían pasado años para resolver el problema", manifestó.

Por José Luis Paniagua

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats