eldiario.es

9

Hacia una sociedad "descarbonizada": así fue el debate sobre qué pueden hacer gobierno, empresas y ciudadanos

eldiario.es organizó un debate en colaboración con Acciona para conversar sobre qué medidas legislativas tienen más impacto y qué pueden hacer los gobiernos centrales y locales 

La próxima década es crucial para paliar los efectos de la emergencia climática que afecta de manera especial a España

Durante el debate, 'Hacía una economía descarbonizada'

Durante el debate, 'Hacía una economía descarbonizada' Marian León

Una de las víctimas del bloqueo del Gobierno y el Parlamento en España es la ley de cambio climático y transición energética justo a las puertas de una década clave para paliar los efectos de las emisiones de efecto invernadero.

En este contexto, eldiario.es organizó en colaboración con Acciona el debate ‘Hacia una economía descarbonizada’ el pasado 11 de septiembre en Madrid. En una conversación con puntos de vista variados, conversaron José López-Tafall, director de regulación de Acciona, Sergio de Otto, director de la consultora SdeO Comunicación y patrón de la Fundación Renovables, Alicia Torrego, directora general de la fundación Conama, Ricardo Pedraz González, coordinador del grupo de trabajo sobre finanzas sostenibles de la consultora Afi, y Cecilia Carballo, directora de programas de Greenpeace.

Pese a los matices sobre cómo conseguir una economía sin emisiones de carbono, los ponentes coincidieron en que no hay otra alternativa y que España, en particular por su posición más vulnerable ante el calentamiento global, tiene que acelerar su transformación para consumir menos y de manera más limpia. Y una parte esencial es el empujón legislativo con el máximo consenso posible de los partidos políticos, en particular con la ley de cambio climático. 

“Lo importante para el punto de vista de la empresa es que haya una ley con el máximo consenso posible”, dijo López-Tafall. Si nada más firmar la ley un partido en la oposición dice que la derogará cuando gobierne, su efectos están en peligro. “No es un problema de que no haya dinero, hay dinero para invertir. El dinero no lo movilizas si te cambian las reglas del juego”. 

De Otto también coincidió en que uno de los puntos más importantes es que los partidos más reticentes, como el Partido Popular, apoyen la nueva ley en España para adaptarse a los requisitos de la UE. “Lo que está claro es que de nada serviría una ley de cambio climático si los del banco de enfrente no la votan”, dijo. Según De Otto, hay algunas señales de que el PP se está alejando de “la línea retrógrada” del pasado y podría apoyar una ley “no perfecta, pero acordada”.

La Fundación Renovables de la que es patrón De Otto propone de hecho un “pacto de Estado de la Energía”. Algo que le parece bien a Lopez-Tafall. “Si esto no merece una política de Estado, pocas más lo merecen. Necesitamos certidumbre”, dijo.

También recordó un vídeo que Acciona lanzó hace unos meses para pedir a todos los partidos políticos que se pusieran de acuerdo. Se difundió con la etiqueta #leydecambioclimáticoya y fue especialmente popular entre los adolescentes movilizados por la emergencia climática. 

Mientras el ejecutivo y legislativo centrales siguen bloqueados, Torrego recordó la responsabilidad de los ayuntamientos y los gobiernos de comunidades autónomas recién formados. 

“Las ciudades son un punto clave por su peso en emisiones, su capacidad de reacción, y las tecnologías para trabajar en edificación y movilidad urbana”, explicó Torrego, que puso Vitoria como ejemplo de buen modelo para ciudades medianas o barrios de ciudades grandes. Vitoria lleva 25 años planeando un cambio de modelo y ha conseguido por ejemplo ahorros para la ciudad y las empresas de su polígono industrial construyendo un anillo verde que ahora absorbe las inundaciones. La ciudad también ha logrado el cambio en la manera de moverse por el centro para se camine más y se conduzca menos con restricciones de tráfico.

Para Pedraz, aumentar la información y la obligación de transparencia a las empresas es clave, pero “no todo es legislación”.

Un ejemplo para él es Madrid Central porque tiene dos consecuencias “relevantes”: “Una es que pone el tema encima de la mesa, no hay escapatoria. Y otra es que tiene ciertos incentivos en la transformación de compras”. Aunque la compra de vehículos eléctricos e híbridos es todavía muy pequeña, Pedraz destaca que en los primeros meses de vigencia de la norma se notó el aumento de compras de este tipo de vehículos limpios. “No siempre es un tema de gastos y legislación, sino de cambiar dinámicas”, dijo. 

Los ponentes también insistieron en los criterios de la compra pública para que tanto las administraciones locales como la central premien a las empresas que demuestren que están reduciendo las emisiones, sin depender del ciclo económico. 

“Estamos a las puertas de la segunda recesión. Entre todos, tenemos que verlo como una oportunidad y desde ahí ir tomando medidas… Dentro de lo malo, desde Greenpeace vemos la oportunidad para incentivar la economía y cambiar el modelo productivo”, dijo Carballo. Algunos sectores, como los ligados a los combustibles fósiles, tendrán que “desaparecer”, pero se pueden crear “nuevos nichos de empleo”. 

Si se repiten las elecciones generales, nuevamente está en manos de los ciudadanos exigir a los políticos más acción y más interés por estas medidas. 

“La sociedad lo escucha, pero no hemos reaccionado”, lamentó De Otto. “No nos lo estamos tomando en serio. Los ciudadanos no votamos pensando en el cambio climático, no votamos pensando que el cambio climático es la mayor amenaza para nuestra manera de vivir”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha