El rey llama al "entendimiento y la concordia" en unos Premios Princesa de Asturias marcados por la pandemia

El rey posa junto a su familia y los premiados en la entrega de los Premios Princesa de Asturias 2020

Ante el virus, "esfuerzo nacional, entendimiento y concordia". Ese ha sido el mensaje que el rey Felipe VI ha dejado tras su discurso para cerrar la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2020. Además, ha pedido a las instituciones que estén a la altura de lo que la sociedad española demanda ante la pandemia. 

Breve, austera y marcada por el coronavirus. Así ha sido la gala de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2020. Los reyes, Felipe y Letizia, acompañados de la princesa Leonor y la infanta Sofía, han presidido un acto que ha tenido como sede el Hotel Reconquista de Oviedo, con estrictas medidas de seguridad para evitar el riesgo de contagio. 

"El virus sigue ahí. Tenemos que cuidar y mejorar la sanidad entre todos cada día", ha destacado el doctor José Eugenio Guerrero, en representación de los sanitarios españoles galardonados con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, por su labor durante estos meses de pandemia. "Hubo lágrimas, miedo y cansancio. Pero rendirse no era una opción", ha añadido el director de la UCI del hospital Gregorio Marañón de Madrid.  El rey Felipe VI, ha elogiado el trabajo y sacrificio del colectivo además de su "actitud heroica".

En la gala no ha habido apenas público, tan solo 40 asistentes entre los que se incluía la familia real, la reina Sofía y un reducido número de autoridades. A la entrada del hotel se agrupaban en torno a 200 personas esperando su aparición, pero solo lo haría la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, entre tímidos aplausos y sonoros abucheos y gritos de "fuera". No han faltado los monárquicos, pero sí los anti monárquicos, o al menos no se han manifestado con pancartas como los primeros.

En la ceremonia, uno por uno, los galardonados se han ido levantando para recibir el premio a manos de la princesa Leonor. No ha habido discursos largos, tan solo el del rey (25 minutos) en una gala en la que faltaron algunos de los premiados ante las dificultades de viajar con el coronavirus.

Por vídeo se han visto el discurso de Anne Carson, premio Princesa de Asturias de las Letras, y el de Raúl Padilla, en representación de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), galardonada con el de Comunicación y Humanidades. Se ha mostrado crítico con "los gobiernos populistas que ponen en riesgo la democracia", además de destacar el valor de la cultura como inversión y no como gasto. 

En su intervención, Seth Berkley, presidente de la organización Gavi, the Vaccine Alliance (Premio de Cooperación Internacional), ha recalcado la importancia del desarrollo de una vacuna accesible para todos los países y el piloto de ralis y premio Princesa de Asturias de los Deportes, Carlos Sainz, ha animado a los jóvenes a perseguir sus sueños con "esfuerzo, disciplina y solidaridad". Por su parte, el economista Denis Rodrik (Premio de Ciencias Sociales) ha hablado de la pandemia como ejemplo del sesgo en la globalización económica.

Uno de los momentos más esperados de la ceremonia ha sido la entrega del Premio Princesa de Asturias de las Artes a los compositores John Williams y Ennio Morricone. En nombre del músico italiano, fallecido el 6 de julio, lo recibió su hijo, Andrea Morricone, quien dirigió al conjunto de cuerda que interpretó el emotivo 'Deborah's theme' de 'Érase una vez en América'. Uno de los pocos lujos que se ha permitido la ceremonia.

La entrega de los galardones a cada uno de los quince sanitarios, en representación de los miles que estuvieron en primera línea para contener la COVID-19, ha sido el más emotivo y aplaudido. "Nunca fuimos héroes. Hicimos lo que pudimos", ha destacado el doctor José Eugenio Guerrero Sanz, quien ha recordado a los sanitarios que fallecieron trabajando por la COVID-19 y que este premio es en su memoria. "Nosotros no los olvidaremos", ha concluido.

Antes de que lo hiciera Felipe VI, ha tomado la palabra la princesa de Asturias. Leonor ha destacado "el sentido de responsabilidad" como una lección aprendida en este periodo de pandemia. También ha mencionado "la importancia de la solidaridad", como la de todas las personas que han sido premiadas esta tarde en Oviedo. "Son un ejemplo de cómo enfrentarse a las dificultades", ha añadido. 

El rey Felipe ha puesto el broche final a una ceremonia diferente que tuvo como eco la solidaridad y compromiso social ante la pandemia. Además de alabar "el ejemplo" de cada uno de los premiados, ha dado a su vez un toque de atención a las instituciones y partidos políticos para pedirles que estén a la altura de lo que demanda la sociedad española en su lucha contra la crisis sanitaria, económica y social. El pueblo, ha afirmado, "está dando pruebas inequívocas de resistencia y entereza". Y ha concluido con que su esfuerzo no puede ser estéril ni caer en el olvido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats