eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de Cifuentes no frena la censura en IFEMA y se desentiende ahora de la retirada de la obra 'Presos políticos'

Seis miembros del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid tienen un puesto en la Junta Gestora, el "órgano de gobierno superior" de IFEMA. El Comité Ejecutivo avaló la decisión del presidente tras la polémica 

Cifuentes y su consejera de Economía –presidenta de turno de la junta– han argumentado que todo fue un acuerdo entre la dirección del recinto y la galerista y que defienden la libertad de expresión

IFEMA ha sido una estación final para políticos que salían de la primera línea: vicepresidentes, alcaldes, vicealcaldes y diputados pasaron de puestos en el PP a la dirección de la institución

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El PDeCAT pregunta al Gobierno si ha tenido algo que ver con la retirada de la obra de ARCO 'Presos Políticos'

A pesar de haberse desentendido de la censura de la obra plástica Presos políticos en la feria de ARCO, el Gobierno de la Comunidad de Madrid (PP) no ha frenado la postura del presidente ejecutivo de IFEMA (el recinto ferial que acoge las exposiciones), Clemente González Soler, de no exponer la pieza aunque tiene amplia representación en la Junta Gestora, el "órgano de gobierno superior". El Comité Ejecutivo del recinto  (donde también tienen puesto tres miembros del gabinete de Cristina Cifuentes) no revocó la decisión en una sesión extraordinaria convocada tras el incendio de la retirada de la obra de Santiago Sierra. 

Aunque IFEMA  modificó su organización para rebajar el grado de politización de sus estamentos, este órgano superior está compuesto, básicamente, por designados políticos del Ayuntamiento de Madrid y del Ejecutivo regional además de la Cámara de Comercio (la fundación MonteMadrid tiene una pequeña representación). Así, mientras en la sesión que revisó la censura no se vio ningún problema, las figuras políticas del PP han hablado públicamente como si no tuvieran ningún papel ni capacidad de influencia.

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes (PP), ha justificado este jueves que la decisión "fue de mutuo acuerdo y de forma voluntaria. Respetamos lo que los propios interesados han dicho". Acto seguido ha expresado que cree "firmemente en la libertad de expresión". Para Cifuentes, la cosa ha sido un pacto entre IFEMA y la galería que llevaba la creación.

Su consejera de Economía y presidenta de la Junta de IFEMA por turno, ha respondido que la retirada de la obra fue un "acuerdo absolutamente consensuado" entre la galería de arte y el presidente ejecutivo de la feria. "No hay presos políticos en España", ha apostillado.

Cuando hubo la posibilidad de revocar la postura sobre la obra de Sierra, como pidieron los representantes del Ayuntamiento ("detrás hay intereses políticos", ha asegurado la portavoz municipal, Rita Maestre), la decisión fue mantenerla. 

González Soler mantuvo su postura

El responsable ejecutivo de la orden,  Clemente González Soler, ha pedido este jueves perdón por la idea: "No había mala intención". No había ánimo de "ejercer ninguna censura a la creación", según recogía un comunicado de la institución. La pared donde tenía que ir la obra sigue vacía.

Pero, en la reunión con los representantes políticos mantuvo su postura hasta, incluso, asegurar que se marcharía si le corregían, según ha contado El Independiente. "Que venga IFEMA y la cuelgue si quiere", ha declarado la responsable de la galería, Helga de Alvear, quien, según el argumentario exhibido por el Ejecutivo del PP, había coparticipado "de mutuo acuerdo" en hacer desaparecer la obra.

En la Junta Gestora tienen asiento, además de la consejera de Economía, el titular de Presidencia, Ángel Garrido, el consejero de Cultura,  Jaime Miguel de los Santos González, el viceconsejero de Economía y Competitividad, Javier Ruiz Santiago y la directora general de Turismo, Marta Blanco Quesada. El Ayuntamiento tiene cinco puestos y la Cámara de Comercio otros cinco. En el Comité Ejecutivo repiten el consejero Ángel Garrido, la consejera Hidalgo y su viceconsejero Javier Ruiz, según el organigrama de IFEMA.

Clemente González Soler es el primer presidente ejecutivo de la feria desde que se estrenó el nuevo modelo de organización. Fue elegido por unanimidad por la Junta. IFEMA, como consorcio cuya mayoría procede de instituciones públicas, ha sido un destino para políticos que salían de la primera línea. Ha existido una ruta directa entre el Ejecutivo regional o el Ayuntamiento y la feria.

De la política a la feria

Así, el anterior primer ejecutivo fue Luis Eduardo Cortés, que ejerció de diputado regional del PP, vicepresidente y consejero de los Gobiernos de Madrid presididos por Alberto Ruiz-Gallardón. Lo designó quien tenía la potestad según los anteriores estatutos: la Cámara de Comercio. Su predecesor en el puesto fue Gerardo Díaz Ferrán. El exalcalde de la capital, José María Álvarez del Manzano (PP), presidió la institución durante más de dos décadas. También desde el Ayuntamiento, el exvicealcalde y mano derecha de Ruiz-Gallardón, Manuel Cobo, fue directo a la dirección de IFEMA. El anterior director general del recinto –que ejerció durante 18 años el cargo hasta julio de 2016– fue Fermín Lucas Giménez, diputado por el PP en la Asamblea de Madrid en dos legislaturas y tesorero del partido en Madrid.

En la edición de ARCO de 2017, Santiago Sierra sí pudo exponer una obra que exhibía esvásticas a modo de reflexión sobre la evolución del significado de los símbolos. Pero, además, el año anterior, Núria Güell mostró su montaje sobre cómo tratar de independizarse de España. La artista expuso sus intentos legales y los restos documentales que dejó su proceso de renuncia a la nacionalidad española. Eran otros tiempos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha