Vox intenta boicotear el 25N: Ortega Smith desprecia a las víctimas y el partido ataca a la Ley de Violencia de Género

Manifestación del 25N organizada por la Plataforma contra la Violencia a las Mujeres en 2012.

Vox ha remarcado este lunes 25 de noviembre, Día contra la violencia de género, su línea ofensiva contra la violencia machista y el feminismo. La principal consecuencia se ha materializado en varios parlamentos y plenos municipales que no han podido realizar una declaración institucional para condenar esta lacra social por la presencia institucional de la formación ultra. Su irrupción va acompañada de un discurso machista, negacionista y misógino de esta realidad. 

Se acaba así con catorce años de declaraciones por el 25N y un consenso logrado desde la aprobación de la Ley de Violencia de Género en 2004 por el gobierno socialista de José Luís Rodríguez Zapatero. Por primera vez en años muchos ciudadanos han presenciado cómo sus instituciones no condenan esta violencia.

En este sentido, el veto del partido de extrema derecha ha hecho que el Parlamento de Andalucía se haya desmarcado de una condena a la violencia machista y haya roto el consenso sobre este asunto. Para que la asamblea autonómica se posicione es necesario el apoyo de todos los grupos representados. Por otra parte, el resto de los grupos de la cámara autonómica coinciden en denunciar la violencia de género y promover políticas públicas para prevenir y  paliar esta lacra. Lo mismo ha ocurrido en los ayuntamientos de Sevilla, Córdoba, Granada o Huelva. 

En el Ayuntamiento de Madrid, Vox ha empleado el acto institucional contra la violencia de género celebrado en el pleno municipal para subrayar su discurso negacionista. El momento ha sido protagonizado por el portavoz municipal de la formación extremista, Javier Ortega Smith, donde decenas de mujeres se han levantado del salón de actos abandonando el recinto. 

Al finalizar, una superviviente de la violencia de género ha espetado al concejal que "con la violencia contra las mujeres no se hace política". Smith ha girado la cabeza con gesto de desprecio y se ha mantenido en silencio ante la protesta de Nadia Otmani, presidenta de la asociación de mujeres Al Amal y víctima de violencia de género.

Lo mismo en otras cámaras autonómicas y consistorios

En esta línea, el Parlamento de Cantabria no ha aprobado este año la declaración institucional contra la violencia de género. Es la primera vez que en el seno del Parlamento cántabro no hay unanimidad institucional sobre la violencia contra la mujer. En el Ayuntamiento de Santander la formación ultra llevará al Pleno de este próximo jueves una moción para demandar se convoque un minuto de silencio "cuando el asesinado por 'violencia intrafamiliar' sea un hombre, niño o persona mayor perteneciente al círculo doméstico". 

En la cámara autonómica de Castilla-La Mancha la posición de Vox ha generado igualmente rechazo al resto de formaciones políticas. En este sentido, el presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha criticado a la formación de extrema derecha por su posición negacionista. "Como si el problema de este tipo de violencia fuera menor", ha subrayado durante su intervención en el acto institucional. "El que apuesta por la violencia no puede hacerlo de manera selectiva. El que empieza siendo violento con un negro o contra alguien que piensa de otra manera, no penséis que no lo va a hacer con una mujer".

Asimismo, el Parlament de Illes Balears por primera vez en al menos diez años el pleno no se ha pronunciado en conjunto por el bloqueo de la ultraderecha. La diputada socialista Silvia Cano, quien coordinaba este asunto, ha recibido esta mañana la postura de Vox con su texto alternativo y ha puesto en relieve que "la llegada del fascismo a las instituciones tiene implicaciones serias, esto no es ningún juego". "Se trata de una lacra social ante la cual no se puede permanecer impasible, en silencio y con los ojos cerrados, sino todo lo contrario", ha afirmado en declaraciones a los medios. 

Cabe destacar cómo el ayuntamiento de El Espinar (Segovia), en manos de PP, Ciudadanos y Vox,  las tres derechas se han unido y han presentado una moción para instar a la derogación de la Ley de Violencia de Género. Finalmente tras haberse hecho público, esta ha sido retirada. "La Violencia contra la Mujer no se combate regando de dinero público asociaciones privadas de marcado contenido ideológico ni con campañas propagandísticas que criminalicen al varón", subrayaba el texto. En este consistorio la Concejalía de Igualdad está en manos de Vox.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2019 - 15:07 h

Descubre nuestras apps

stats