Apple iguala el PIB de Grecia y Google triplica beneficios: los gigantes digitales se disparan con la pandemia

Un hombre utiliza un ordenador en su casa

Normalización del teletrabajo, digitalización acelerada, comercio online, necesidades de ocio volcadas en las pantallas, ciudadanos conectados constantemente, a veces por encima de sus posibilidades. La vida que deja la pandemia es el paraíso de los gigantes tecnológicos: todos han disparado sus beneficios en los primeros meses de 2021 respecto a las ya excelentes cifras que consiguieron en 2020. Sirva de referencia que Microsoft y el aumento del 35% en su beneficio interanual representan la cifra más contenida.

No hay chips para todos: la digitalización pandémica amenaza la producción (y precio) de coches, aspiradoras o neveras

No hay chips para todos: la digitalización pandémica amenaza la producción (y precio) de coches, aspiradoras o neveras

A partir de ahí los números se desbocan. La demanda de dispositivos Apple ha escalado las ganancias de Apple al 56% y su volumen de facturación anual ya rivaliza con el PIB de países como Grecia, aunque las mayores subidas se han dado en los dos dominadores de la publicidad online: de enero a marzo de 2021 Facebook ha duplicado sus beneficios respecto al mismo período del año anterior, mientras que el otro capo de los anuncios, Alphabet (matriz de Google y Youtube, entre otras), los ha triplicado. Amazon, una de las más beneficiadas por el contexto pandémico, también ha anunciado que sus beneficios se han triplicado en los tres primeros meses de este 2021.

Según sus previsiones, estas cifras ni siquiera representan un pico puntual. "Tras más de un año de pandemia, la tendencia de adopción digital no se está ralentizando. Al contrario, se acelera, y esto es solo el principio", aseguró el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, tras presentar las cuentas de su compañía.

El círculo del comercio y anuncios online

Aquellos que no compraban por Internet, seguramente hayan tenido que comenzar a hacerlo por el coronavirus. Los que ya lo practicaban, ahora tienen más razones para ello. Eso ha convertido a Amazon, la líder del sector, en una de las compañías que más se han lucrado a lo largo del año de pandemia. Su ventaja frente a las tiendas físicas que se han visto obligadas a cerrar o reducir su capacidad ha multiplicado sus beneficios: 8.107 millones de dólares de enero a marzo, más del triple que los 2.535 millones logrados en el mismo período de 2020. Sus accionistas ganaron 16,09 dólares por título, frente a los 5,09 de hace un año.

Pero la explosión del comercio online ha tenido un efecto en cadena en otros sectores. La demanda de anuncios online que lleven a los consumidores hasta esos productos y servicios que se venden por Internet ha crecido de forma casi paralela. Eso se ha notado (y mucho) en las cifras de ganancias de sus dos grandes dominadores de la publicidad digital, Alphabet y Facebook.

Ninguna de las dos se ha visto afectada ni por los escándalos políticos o las denuncias de monopolio. La red social de Mark Zuckerberg afrontó durante todo el año duras críticas al verse en el centro de un debate internacional sobre Donald Trump, con sus llamamientos a la violencia y sus teorías de la conspiración difundidas en parte gracias a su plataforma. El bloqueo de la página del expresidente de EEUU también le granjeó una acusación de "censura" por parte de partidos de extrema derecha de todo el mundo. A eso hay se sumó una desconfianza cada vez mayor sobre su respecto a la privacidad y la de las otras redes que gestiona, Instagram y WhatsApp, con llamamientos masivos a abandonarlas.

No obstante, nada de eso afectó a su negocio publicitario, de donde Facebook saca el 97% de sus ganancias. Tampoco a su número de usuarios, que creció otro 10% hasta los 2.850 millones. En total los beneficios del grupo alcanzaron los 9.497 millones de dólares en estos tres primeros meses de 2021, frente a los 4.902 millones que comunicó en marzo de 2020. Sus inversores ganaron 3,3 dólares por acción por los 1,7 del año pasado.

"Tras más de un año de pandemia, la tendencia de adopción digital no se está ralentizando. Al contrario, se acelera"

Satya Nadella. — Consejero delegado de Microsoft

Los accionistas de Alphabet por su parte ganaron 26,29 dólares por título, 15 más que en el primer trimestre de 2020. Fue en gran parte gracias a Google, que pese a la decidida apuesta de su empresa matriz por reinvertir sus ganancias en diversificar su negocio, sigue siendo el gran motor económico de la compañía. La facturación del buscador fue de 31.879 millones en el primer trimestre de 2021, frente a los 24.502 del período anterior. Es más de la mitad de lo que ingresa la compañía Alphabet completa, que facturó 55.314 millones de dólares (41.159 millones el año pasado).

Una de las inversiones que sí se ha consolidado como ganadora para la compañía, tras muchos años de dudas acerca de su monetización, es YouTube. Impulsada por la pandemia, la plataforma de vídeo fue la red social que más usuarios ganó este 2020. Sus beneficios fueron de 6.005 millones, una subida del 50% respecto al año anterior, que fue el primero en el que Alphabet presentó públicamente las cuentas de esta plataforma.

El gran dominio que tanto Facebook como Alphabet tienen con la publicidad digital provocó a finales de 2020 las primeras acciones legales en su país de origen. El Departamento de Justicia de EEUU y fiscales generales de varios de sus estados presentaron denuncias por monopolio y prácticas abusivas para anular la competencia contra ambas compañías. Las autoridades del país les han exigido información sobre sus métodos, un proceso en el que Google envío por error los detalles de un sistema hasta ese momento secreto y potencialmente ilegal para manipular las pujas automáticas de los anuncios online, como desveló The Wall Street Journal.

En la presentación de sus cuentas, Zuckerberg tampoco pareció comprometer los próximos movimientos de su compañía a la denuncia por monopolio. "Tuvimos un trimestre fuerte en el que ayudamos a la gente a permanecer conectada y a los negocios a crecer. Seguiremos invirtiendo de forma agresiva para ofrecer experiencias nuevas y cargadas de valor en los próximos años, incluyendo nuevas áreas como las realidades virtual y aumentada, el comercio y la economía de creadores", afirmó.

Apple domina pese a la crisis de los microchips

En cifras totales, la tecnológica que más dinero ganó fue Apple. Logró 52.385 millones de dólares de beneficios en la primera mitad de su año fiscal, que en el caso de la compañía de Tim Cook comienza en octubre. La alta demanda de dispositivos impulsó a la tecnológica, la firma más valiosa del mundo según Forbes, hasta los 201.023 millones dólares de facturación. Es un dato que sitúa ya su volumen de negocio en cifras cercanas al PIB de Grecia (209.466 millones de dólares en 2021, recoge el FMI), que es la economía número 49 del mundo según este baremo.

La cifra supone un 34% más que en 2019, cuando Apple ingresó unos 150.000 millones de dólares y rivalizaba ya con países como Ucrania o Argelia. La compañía ha sido capaz de lograr este volumen a pesar de la crisis de los microchips, que ha paralizado muchas paralizado muchas cadenas de producción en todo el mundo debido a la escasez de los superconductores necesarios para fabricarlos. En España, por ejemplo, casi todas los fabricantes de automóviles han tenido que parar o negociar medidas de flexibilidad.

El motivo es la gran dependencia que todas las empresas tecnológicas tienen de la Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), que no pudo asimilar la gigantesca demanda mundial y avisa de que el suministro normal no se restablecerá hasta 2022. A pesar de que sus productos han estado muy afectados, Apple ha conseguido aumentar un 34% las ventas de iPhone en todo el mundo, un 57% las de Mac y otro 57% las de iPad. Su oferta de servicios también sigue creciendo (25%) pero no ha podido rivalizar con la desbocada demanda de dispositivos. Sus accionistas ganaron 3,11 dólares por título, frente a los 1,91 de hace un año.

Otra de las afectadas por la crisis de los microchips es Microsoft, que ha sufrido retrasos en las entregas de la nueva versión de su videoconsola Xbox. El bache no ha sido menor para la compañía, que ha convertido la división de videojuegos en uno de sus pilares más importantes. Sus inversiones en este área y el ocio en casa forzado por el coronavirus han aumentado los ingresos de esta división un 34%.

Azure, la rama de computación en la nube de la compañía fundada por Bill Gates, fue la que logró una mayor subida de la facturación, hasta el 50%. En total Microsoft ingresó 121.936 millones en los nueve primeros meses de su año fiscal, que en su caso arranca en julio. Pese a la subida, es el gigante que ha presentado cifras más contenidas. Sus inversores ganaron 5,93 dólares por acción, mientras que el año pasado fueron 4,34.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats