eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La memoria de un gol

Teófilo Cubillas

Teófilo Cubillas desembarcó en Oporto con una pregunta: ¿Alguien me regala las imágenes de mis goles? El futbolista peruano quizás tenía nostalgia, quizás tenía curiosidad: quería observar lo que había sido. Lo que habían sido sus compañeros. Pero no. Nada. No había nada para él.

Era marzo de 2012 y Cubillas, un futbolista peruano que en los años setenta se había convertido un ídolo en esa ciudad portuguesa, llegaba para un homenaje que le hacía el Porto F.C. a su antiguo goleador. Pero también estaba en busca de una memoria. De la oportunidad de mirar con distancia al ídolo que fue.

Los estudiosos de la memoria ya nos han advertido que no tenemos recuerdos infantiles: tenemos remembranzas de las fotos y de los filmes de nuestra infancia que durante años visitamos una y otra vez, acompañados de parientes que nos contaron cómo había sido aquel día. La memoria ya no es sólo del hecho, es del registro. Quizás Cubillas quería cotejar hechos e imágenes en su cabeza. Explorar, después de tantos años, la diferencia entre lo que imaginaba que había ocurrido mientras driblaba a sus oponentes y cómo había sucedido, según la cámara que lo perseguía en campo. O rastrear un vínculo entre el pasado y el presente. Cómo eran los Eusebios y los Cubillas. Cómo son los Ronaldos y los Messis.

Seguir leyendo »

Medicina a contra reloj

Cinco minutos o menos. Ese es el tiempo medio del que disponen los médicos de Atención Primaria en la mayor parte del mundo para atender a cada uno de sus pacientes. Este resultado, y otros muchos, los arrojaba el estudio científico más riguroso y completo realizado hasta la fecha sobre este asunto a nivel internacional. Se publicó el año pasado en la revista British Medical Journal. Los autores revisaron sistemáticamente los tiempos de asistencia médica en 67 países a partir de otros estudios realizados anteriormente. Uno de los hallazgos clave de esta revisión fueron las diferencias extremas de tiempo por paciente que existen entre ciertos países. Así, mientras un médico de familia de Bangladesh dispone de tan sólo 48 segundos por paciente, en Suecia un médico de la misma especialidad cuenta con 22.5 minutos.

¿Cuál es la situación en España? La revisión citada anteriormente recogía las cifras de 6 estudios publicados años antes en las consultas de Atención Primaria españolas. Sin embargo, los números variaban considerablemente: desde los 2-5 minutos por paciente de un estudio de 1990 hasta los 13.4 minutos por paciente de otro estudio de 2009. ¿Cuál es la cifra real actual en España? Se desconoce. Aunque sería sencillo para las Administraciones Sanitarias recoger el número final de pacientes que atienden los médicos de familia cada día, lo cierto es que no se disponen de estadísticas públicas y fiables.

Sin embargo, sabemos, por las reclamaciones públicas de diferentes organizaciones de médicos de Atención primaria en múltiples puntos de la geografía española, que los facultativos no suelen llegar a tener ni 10 minutos, de media, por paciente. Es el tiempo mínimo que exigía recientemente el Sindicato Médico de Málaga o la  Sociedad Canaria de Medicina Familiar y Comunitaria. Además, según la comunidad autónoma o la temporada, los tiempos por paciente pueden ser muy variables. Así, mientras en Madrid la media hace unos años era de 6 minutos por paciente en Andalucía la media se encuentra entre los 4 y 6 minutos. Por otro lado, en el País Vasco la situación es más favorable:  alrededor de 10 minutos por paciente.

Seguir leyendo »

La carta de Carlos Lesmes

49 Comentarios

El presidente del Supremo, Carlos Lesmes

El Español publicó el pasado domingo  la carta dirigida el viernes 2 de noviembre por el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, al juez de instrucción titular del juzgado nº 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, que falleció este lunes.

En dicha carta, Carlos Lesmes recordaba que Ramírez Sunyer fue ingeniero antes que juez y que fue con 44 años cuando decidió dar un cambio a su vida y transitar del ejercicio de la ingeniería al de la función jurisdiccional, teniendo que realizar el enorme esfuerzo personal que tal tránsito comporta. A continuación añadía: “Pero tú decidiste cambiar el rumbo de tu propia historia y, al hacerlo, cambiaste el de la Historia (la mayúscula está en la carta) de nuestro país”.

Me imagino que el presidente del Consejo General del Poder Judicial pretendía elogiar con esa frase la trayectoria personal y profesional del juez Ramírez Sunyer. Pero, en mi opinión, ha conseguido todo lo contrario.

Seguir leyendo »

Pesadilla judicial

42 Comentarios

La fiscal general del Estado, María José Segarra

La fiscal general del Estado, María José Segarra, tenía un trabajo principal durante esta legislatura. Devolver la racionalidad jurídica, la tipicidad penal y la proporcionalidad punitiva al llamado juicio al ‘procés’. Para seguir al frente de la jauría política, mediática y jurídica que persigue a los presos, al Gobierno, a Pablo Iglesias y a Pedro Sánchez al grito de “golpistas” y “cómplices” ya teníamos a los fiscales del Supremo y al anterior fiscal general, Sánchez Melgar. Cumplir esa misión es la única causa que puede justificar tanto su nombramiento como el relevo de su antecesor. Alguien debió explicárselo cuando fue designada y alguien debió advertirle que iba a exigirle enormes dosis de coraje jurídico y cívico. Si no se lo explicaron, ella debería saberlo. No tiene excusa.

La función del escrito de acusación no consiste en demostrar su independencia frente al gobierno de turno, ante un jurado popular formado por tertulianos y lideres de la oposición que calificaran de traición todo cuanto no sea darles la razón. Su función principal reside en cumplir con la misión de “promover la acción de la Justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley…(articulo 1. Ley del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal). El trabajo de la fiscalía no es construir una acusación, es defender la ley.

El momento para hacerlo era ahora. En el escrito provisional de acusación se hallaba la oportunidad para presentar una acusación razonada y razonable por desordenes y desobediencia, lejos de esta hipérbole penal de la rebelión o la sedición. La fiscal general no solo no ha cumplido con su tarea, sino que, exhibiendo dosis asombrosas de cobardía jurídica y cívica, ha firmado un escrito que convierte el juicio al ‘procés’ en una pesadilla jurídica que se llevará por delante la credibilidad del Tribunal Supremo y la imagen internacional de España.

Seguir leyendo »

Alsasua como ensayo del nuevo frente nacional

47 Comentarios

La derecha española es muy ultra. Mientras la familia Franco sigue su pulso con el Gobierno para llevar la momia del dictador al centro de Madrid, Ciudadanos, Vox y el PP se marcan una cita en Alsasua. La convocatoria es una provocación en toda regla, por lo que deja en evidencia su intencionalidad a la hora de buscar nuevos escenarios emblemáticos para viejísimas ideas.

La derecha española, que es ultra, ha acostumbrado a tildar de guerracivilismo a sus oponentes políticos, principalmente si aspiran a una justa memoria histórica, pero ahora está aplicando la más guerracivilista estrategia: escenificar la confrontación en una localidad muy sensibilizada con las manipulaciones del caso de los chicos de Alsasua, para quienes la Fiscalía de la Audiencia Nacional llegó a pedir hasta 50 años de cárcel, acusados de terrorismo por una pelea de bar con miembros de la Guardia Civil que no ha sido debidamente esclarecida. Se encuentran en prisión cumpliendo condenas de entre 2 y 13 años por delitos de atentado a los agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. A los acusados de agredir a los guardias les buscaron vinculaciones con ETA que no fueron capaces de demostrar, y el delito de terrorismo, para decepción de la Fiscalía, que también es muy ultra, quedó descartado.

Como era de esperar, el provocador desembarco de Rivera ha generado reacciones en una buena parte de la población de Alsasua, que ha recibido al inestable líder de manera que quedara patente su rechazo. Nada mejor para abrir titulares sobre la violencia y la intolerancia local. Solo que al montaje se le han visto mucho las costuras. Han ido a poner una pica en Alsasua para convertirla, en palabras del naranjito, en lugar de defensa del constitucionalismo. Y como Alsasua es lo menos parecido al lugar adecuado para tal cosa, pues hasta el propio alcalde lo ha llamado, por ceñirse estrictamente a los hechos, provocación. Las campanas del pueblo sonaban para contrarrestar el ruido de los provocadores.

Seguir leyendo »

La ficción patriótica va en negrita

44 Comentarios

Felipe VI durante el discurso del 3 de octubre / Notas de los días de la DUI

Tras la tempestad, tras las prisas, no sé si han reparado con extrañeza en que en el escrito de acusación de la Fiscalía algún duende de la imprenta, o de la toga, ha decido resaltar con negritas algunos párrafos determinados. Es una práctica poco común, más allá de los encabezamientos y los subtítulos de los documentos judiciales. Los fiscales y los jueces no tienen que vender sus argumentos y saben que cuentan con la total atención de los que les leen. Sílaba a sílaba a veces, por ver dónde es atacable la construcción o dónde cabe un recurso. Así que, me dije, puede que tenga un significado esotérico. Probé a leer sólo lo subrayado por los fiscales. Hice bien. Es como si hubieran decidido remarcar la parte más ficcional del documento, aquella que construye en sí misma un relato que es necesario para apoyar sus intenciones pero que se despega del resto. Aún hice otra cosa más. Busqué la moleskine con mis apuntes de aquellos días en directo. La maratón informativa me llevó de Antena 3 a La Sexta de La Sexta a Telemadrid o a Onda Cero. Fueron días intensos informativamente. En mis notas aparecen discursos de los protagonistas, notas sobre los reporteros que estaban en directo, comentarios de mis compañeros de la banda contraria de la tertulia para ser refutados. Comparé ambos textos. No hay duda. La ficción se escribe con negritas. La realidad construida por la Fiscalía en su acusación se convierte en una construcción ajena al tiempo y al espacio. La Fiscalía vivió aquellos hechos en otra dimensión. Los fiscales acusadores, y el difunto Maza a la cabeza, vivieron aquellos momentos desde otra perspectiva extracorpórea, puesto que vieron lo que nadie vio, vivieron lo que nadie vivió, temieron lo que nadie temió.

Vayan a las hemerotecas. Busquen las transmisiones, los comentarios, los debates acalorados. Traigan al preclaro periodista o político o gobernante o monarca que vio la rebelión violenta mientras sucedía. ¡Oigan, ni Cristo se dio cuenta! ¿Saben lo único que se discutía entonces? Lo único que se discutía era si los acontecimientos que se estaban produciendo eran suficientes para activar un artículo de la Constitución, que se consideraba de extremada gravedad usar, y que estaba pensado para responder a casos como este de vulneración de la legalidad. Nadie hablaba de una acción penal. Nadie. No he encontrado ni un sólo momento en el que tuviera que hablar ni discutir ni rebatir a nadie que me hablara de un golpe de Estado. En absoluto.

Así que nadie se dio cuenta de la rebelión violenta. No la vieron los periodistas ni los políticos de la oposición, pero, sobre todo, no la vio el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ni su gobierno. En aquel momento de lo que se hablaba mucho era de la “coacción estatal”, el principio del ordenamiento jurídico alemán del que está copiado el artículo 155 de la Constitución. No es hasta el día 21 de octubre en que se comienza a hablar por parte de la Fiscalía General del Estado de una posible acusación por rebelión “si Puigdemont lleva a cabo la declaración unilateral de independencia”, que se agita como un espantajo para que no pase algo que no ha pasado aún, según parece. De facto el 155 se aplicó y no se produjo ni el más mínimo altercado. El golpe.

Seguir leyendo »

La suerte está echada

39 Comentarios

Un centenar de manifestantes pide la "libertad para los presos políticos" en Valencia

Desde que la Fiscalía confirmó ayer viernes como delito de rebelión la calificación que de la conducta de Oriol Junqueras y otros querellados hizo a finales de 2017 el Fiscal General del Estado José Manuel Maza y que hicieron suyas tanto los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo como las Salas de ambos Tribunales que ha resuelto los recursos contra los autos de los jueces instructores, la suerte está echada.

Estoy completamente de acuerdo con el artículo que publica hoy, 3 de noviembre, en AGENDA PÚBLICA, Jordi Nieva-Fenoll con el título “¿Desescalando la tensión?”. Comparto todas las preguntas que formula y que, en su opinión, tendrían que ser respondidas por el Tribunal Supremo, a fin de que quedara certificado por encima de toda sospecha que realmente se cometieron los delitos de rebelión o sedición. También comparto su conclusión de que, si no es posible despejar las dudas razonables sobre la respuesta incriminatoria a las preguntas por él formuladas, la Fiscalía debería pedir la absolución y los jueces deberían absolver a los acusados, porque así lo exige la presunción de inocencia. Discrepo, sin embargo, en que esto vaya a ocurrir.  Voy a intentar explicar por qué.

Las decisiones que han tomado los distintos fiscales, que han sido hechas suyas por los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo y que han sido confirmadas por los órganos colegiados en la resolución de los recursos interpuestos contra ellas, no permiten albergar la más mínima esperanza de que la sentencia que se acabe dictando tras la celebración del juicio vaya a apartarse de lo que ya se ha decidido en la fase de instrucción. La sentencia ya está dictada.

Seguir leyendo »

Viva España, viva el rey, viva el orden y la ley

22 Comentarios

La ex secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal

Cuando Pablo Casado despertó del “golpe de Estado”, los escándalos de corrupción del PP seguían ahí. La regeneración seguía pendiente, con Cospedal en la Ejecutiva, como diputada y con el sobresalto de los “trabajos puntuales” de Villarejo. Tanta “España de los balcones” y Casado se había olvidado de ventilar la casa. Quién lo iba a imaginar, si Dolores Cospedal nunca conoció al “López Hierro” de los papeles de Bárcenas, negó la caja B que “no existió en el partido” y había “mucha chicha”, pero “no puede trascender”.

Que tanta bandera no oculte las conspiraciones de Villarejo con Cospedal y su esposo, López del Hierro. Hablaban de una clara obstrucción a la justicia y a las fuerzas de seguridad del Estado. El comisario corrupto se jactaba del “retraso” de informes, la “limpieza de papeles” antes de los registros, “boicotear mil cosas”, “descafeinar” investigaciones para que diera tiempo a “exonerar” a presuntos culpables, “romper el puto pendrive” de Gürtel… En otro país, esto sería un escándalo de primer nivel y habría, como poco, dimisiones. Se les tendría que llamar a declarar. Aquí, seguimos con la banderita.

¿Fueron Cospedal y López del Hierro a denunciar al comisario de las cloacas? No, le encargaron “trabajos puntuales”. Se compincharon. La secretaria general del PP le advertía: “No puede trascender. Yo soy la primera que también se me vendría abajo”. El marido le prometía pagarle. Villarejo: “¿Al partido cómo le voy a cobrar?” López del Hierro: “Naturalmente, pasa lo que tengas que pasar”. Cospedal: “Pero claro, para él”. Mientras esto ocurría, la dirigente popular afirmaba públicamente que su partido era víctima de un “Estado policial”.

Seguir leyendo »

La performance de Tenreiro

El artista ha pintado una paloma de la paz sobre la tumba del dictador.

El otro día asistimos a una muestra escénica sobre la tumba de Franco. Lo hicimos desde la comodidad de nuestros hogares, gracias a la grabación de Pedro Armestre, que fue el cámara que acompañó al artista gallego Enrique Tenreiro, un provocador que hasta ahora no había traspasado las dulces fronteras locales y que, con esta acción, se ha dado a conocer para el gran público.

Si hacemos un poco de historia y nos situamos en el periodo de entreguerras, los nombres de Tristan Tzara, Duchamp o Picabia, resaltan entre los escombros de la vanguardia europea que vendría a asegurar la tensión entre política y arte. Hasta entonces, el pensamiento andaba distanciado de la acción y para aproximarse, nada mejor que transformarlo en imaginación. De esta manera, con imaginación, se llevarían a cabo las acciones de raíz política en nombre del  arte.

Tras la Segunda Guerra Mundial y con la guerra fría, la imaginación se vería de nuevo reducida a pensamiento y la acción perdería su raíz política. Por eso es importante tener en cuenta la performance que el otro día montó Enrique Tenreiro sobre la tumba de Franco. Imaginación y acción volvieron a acercarse.

Seguir leyendo »

La peor especie invasora somos nosotros

Entre los diferentes procesos de deterioro medioambiental que sufre nuestro planeta hay uno, el de la pérdida de biodiversidad, que avanza a un ritmo escalofriante.

El número de los otros, del resto de seres vivos con los que compartimos existencia, está cayendo en picado a todos los niveles. Una extinción masiva que no obedece a ningún proceso natural, sino a la actividad de una de las especies invasoras más agresivas que se conocen: nosotros.

Si el ser humano no figura en el catálogo de las especies invasoras más peligrosas del planeta es simplemente porque la lista la hacemos nosotros. Basta con atender a los datos que nos ofrece la organización conservacionista WWF en su Informe Planeta Vivo 2018 para comprobar hasta qué punto eso es así.      

Seguir leyendo »