eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

20 de noviembre de 1936

Buenaventura Durrurti

Era un tipo grandullón que escupía verdades a los ojos ciegos del mundo. Apareció en Madrid, en días de sangre, cuando los aviones soltaban su carga de bombas y el pueblo en alpargatas se batía al grito de ¡No pasarán! Fue un clamor que venía creciendo en cada combate. Mal armados y peor comidos, los madrileños defendieron su dignidad hasta los últimos fuegos, batiéndose contra la agresión fascista; acosados por tierra y por aire.

A los militares que han organizado la masacre no les faltan apoyos, tampoco armas ni dinero. Han sido engendrados para el crimen y, por lo tanto, carecen de dignidad, al contrario de aquel rompemundos grandullón que ha venido dispuesto a dar la vida en el combate porque sabe que esa es la única manera de no morir nunca del todo. Es un hombre digno que lleva al pueblo en su pecho. Ese es su único medallerío. Guiado por su instinto, tiene la corazonada de que se puede ganar la guerra y va y se pone en marcha con toda su humanidad.

Dueño de nada, trasnocha recostado en las trincheras, repartiendo su alegría y su entusiasmo peleador; un impulso que tiene su origen en las calles de Barcelona, cruzando disparos contra los pistoleros de la patronal. Allí fue donde se decidió su destino junto al de su compañero Juan García Olivert, el Joanet, hombre de acción que ahora se ha puesto de ministro en Madrid para organizar la defensa de un pueblo condenado al avance de las tropas fascistas. En una de esas, cuando va a regañar a unos milicianos que huyen aterrados del frente, el grandullón cae herido.

Seguir leyendo »

Otras elecciones con El Algarrobico en pie

Hotel El Algarrobico, en Carboneras (Almería)

La silueta del hotel ilegal de El Algarrobico, construido en la playa del mismo nombre del municipio almeriense de Carboneras, sigue en pie, insultando al paisaje andaluz y humillando a todos los que lo amamos.

Su oxidado y resquebrajado edificio ha pasado a convertirse en el mayor monumento al pelotazo urbanístico del litoral español. Un absurdo disparate arquitectónico de 20 plantas y 400 habitaciones que, deshabitado y ruinoso, sigueokupando la playa a pie de ola en pleno parque natural del Cabo de Gata-Níjar, para vergüenza de Andalucía, de sus actuales gobernantes y de quienes aspiran a serlo tras las elecciones del próximo domingo.

No hemos escuchado en lo que llevamos de campaña ni a la señora Díaz ni a la señora Rodríguez referirse en lo más mínimo a ese ultraje al patrimonio natural andaluz. Ni al señor Moreno o el señor Marín decir ni pío sobre si acatarán la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que el pasado mes de abril lo declaraba ilegal, obligando en consecuencia a su demolición.

Seguir leyendo »

Madrid Central: el alma de Madrid

Un hombre en patinete eléctrico por las calles de Madrid al lado de un cartel de Madrid Central

Quedan apenas unos días para que entre en vigor Madrid Central, la principal apuesta del gobierno municipal de Manuela Carmena y Ahora Madrid.  Un acontecimiento que merece una reflexión.

Madrid Central es una apuesta, decidida, valiente y arriesgada también, por un modelo de ciudad que en España nos puede parecer nuevo y, sin embargo, en Europa es una realidad constatada y consolidada.

Desde las primeras décadas del siglo XX, con la generalización del automóvil en las ciudades, el principal signo del pujante capitalismo fordista, las ciudades se fueron rediseñando para hacer un lugar a ese nuevo medio de transporte. Afortunadamente, en Europa no sucedió lo que pasó en EEUU, donde las nuevas empresas del automóvil llegaron, en algunas ciudades, a comprar las empresas de autobuses y las llevaron a la quiebra para eliminar cualquier competencia. Eso dio lugar a ciudades-monstruo, como Los Angeles, diseñadas para y por el coche, imposibles de habitar sin tener un automóvil.

Seguir leyendo »

Todos contra todos en el juicio de Bankia

Rodrigo Rato.

Si el caso de las tarjetas black era el paradigma de cómo la clase política expolió las cajas de ahorro en su vergonzante provecho, el de la fusión y salida a Bolsa de Bankia, que comienza este lunes en la Audiencia Nacional, es la causa que refleja más fielmente las intrigas que se desataron en las entrañas del poder económico cuando, inmersos en lo peor de la crisis, el país se encaminaba al rescate bancario  que el Gobierno de Rajoy acabó pidiendo a Europa el 9 de junio de 2012.

El juicio, que se prolongará como mínimo hasta el próximo verano, tendrá que dirimir si los gestores de la entidad en 2011, con Rodrigo Rato al toque de campana, engañaron a sus accionistas al presentarles unas cuentas más vistosas que realistas, con el agujero creado por los activos tóxicos del ladrillo oculto en los balances.

La historia es conocida. Bankia, resultado de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades más pequeñas, salió a Bolsa el 19 de julio de 2011 con unas cuentas que presentaban unos beneficios de 309 millones de euros. Sus continuos problemas de solvencia, que se intentaron restañar con un plan de viabilidad avalado por el Banco de España en abril de 2012 y otro que el Ministerio de Economía rechazó al mes siguiente, provocaron la defenestración de Rato y la reformulación de las cuentas, que pasaron a reflejar pérdidas por valor de 2.979 millones. El rescate, que dejó una factura al Estado de 22.242 millones de euros, vino asociado con el desplome del precio de la acción, lo que provocó que miles de familias sin conocimientos financieros especializados -el 60 por ciento de los compradores frente a un 40 por ciento de inversores institucionales- perdieran sus ahorros. 

Seguir leyendo »

Arrimadas tiene futuro… si hace política (y se deja de activismo)

41 Comentarios

Arrimadas niega que en Cataluña haya normalidad.

Ciudadanos nace en Catalunya en las elecciones de 2006, en pleno tripartito, presentándose como un partido mono-issue que se enfrenta al consenso catalanista que compartían la mayoría de fuerzas políticas del país. Resulta fundamental su rechazo a las políticas lingüísticas desarrolladas a partir de la primera legislatura dónde se apuntalan los fundamentos del autogobierno.

La mayoría de sus integrantes procede del entorno socialista. Una década después, el salto a la arena estatal de Ciudadanos se produce en un contexto diverso: Podemos ha irrumpido en el escenario político y electoral (5 eurodiputados en las elecciones europeas); la crisis económica y su gestión mediante políticas de austeridad ha afectado a las vidas cotidianas de las clases medias y populares, sobre todo en los y las jóvenes; y la corrupción ha embrutecido (y más que lo hará) al Partido Popular.

El escenario catalán ha servido para forjar al líder, Albert Rivera, pero el aterrizaje en la política española se produce con otros acentos: regeneración democrática, lucha contra la corrupción, liberalismo en el ámbito de los valores… un partido moderno, pero de orden. Se autodefine como liberal-progresista (por cierto, las dos etiquetas más escogidas por la ciudadanía según el CIS), y a él acuden también destacadas personalidades del centro-derecha.

Seguir leyendo »

Hombres, mentiras y otras excusas de compañía

39 Comentarios

Varias manifestantes en la marcha del 8M de Madrid / Olmo Calvo

Poco que celebrar. Otro 25 de noviembre en el que hay mucho, muchísimo que hacer. El tiempo pasa sin perder la esperanza, entre otras cosas, de que llegue el día en que haya hombres que, en espacios privados y sin necesidad de focos, repudien a esos que, con nombre y apellidos, acosan y agreden a las mujeres y a las niñas. Confío en que llegará la fecha en la que los hombres que ni golpean ni maltratan ni abusan desterraran de su entorno a los que sí lo hacen. Pero, mientras llega, sigo sin ver que vosotros, esos otros hombres, sin que nadie os lo pida, pongáis en su sitio y señaléis la puerta de salida a vuestros colegas, compañeros, familiares, amigos y vecinos cuando cosifican a las mujeres, adolescentes y niñas usándolas en sus compadreos sexistas, sus desahogos de un mal día, sus postureos ficticios y su barra libre de machismo, agresividad y chulería con el ‘porque yo lo valgo’ o ‘porque tú eres mía’.

No hace falta pensar mucho para saber que quienes agreden, abusan, acosan a mujeres y niñas sienten cierta impunidad y que vuestro silencio como hombres, vuestra indiferencia al mirar a otro lado, vuestro “compañerismo” es para ellos un lavado de conciencia perfecto. Vuestra presencia ausente de reproche y censura también es machismo. Sabéis, igual que yo, que detrás de cada mujer víctima de la violencia machista, de cada niña agredida sexualmente, de cada mártir de las violencias de género hay, al menos, un hombre y, no pocas veces, a ese hombre le conocéis.

No creo que tengáis muchas dudas de que los responsables de esos actos castigados en el Código Penal, si sienten esa impunidad y legitimidad, es porque no han escuchado suficientes veces vuestras voces y las de otros hombres diciéndoles día tras día: “déjala en paz”, “te estás pasando”, “no cuentes conmigo”, “necesitas ayuda”, “eres un machista”, “aléjate de ella”, “lo que haces es de miserables”, “te voy a denunciar”... “he sido yo el que te he denunciado”. ¿Cuántos de vosotros habéis denunciado o delatado a un maltratador o a un acosador? ¿Cuántos os habéis encarado a la violencia patriarcal? Mucho más fácil y cómodo es pensar que son las víctimas, que somos las mujeres, las únicas que tenemos que decir “no es no”. Sin embargo, muchas de las violencias que sufrimos se evitarían si vosotros dejarais de callar y consentir el sexismo y la violencia machista de quienes os rodean. No hace falta que os ‘convirtáis’ al feminismo, ni tampoco que escribáis un libro o participéis en un vídeo viral, bastaría con que fueseis vosotros mismos en la cotidianidad y si, siéndolo, nos siguen acosando, maltratando, humillando y asesinando a vuestro lado, es que sois parte del problema. También sois el problema.

Seguir leyendo »

La Teoría Adolfo Suárez-Manuel Marchena

Marchena

A veces conviene repasar la Historia. Adolfo Suárez fue cuidadosamente seleccionado para traicionar la herencia política de Franco en su calidad de Secretario General del Movimiento. Era un Tiempo de Ciegos y Miopes. Ha pasado a la posteridad Ricardo de la Cierva, que vivía de analizar, por su capacidad de perspectiva en su famosa frase "Qué error, qué inmenso error" pretender que fuese Suárez quien encarrilase una transición. Desde la bancada de la prensa también dio la nota mi queridísimo Cuadernos para el Diálogo que acuñó el título de portada más compartido por la progresía de la época: "El apagón". Para la revista Suárez era el apaga y vámonos a cualquier esperanza de apertura.

Los posibilistas confiaban en que el elegido sería José María de Areilza, a quien el muñidor de la jugada, Torcuato Fernández-Miranda, todavía más ortodoxo que Suárez encarnando al franquismo del Movimiento Nacional, ni siquiera incluyó en la terna de candidatos a la presidencia del Gobierno que le presentó al Rey. Los otros dos nombres, recuérdenlo, eran el ultracristiano no demócrata Federico Silva Muñoz (que luego se hizo prudentemente invisible cuando se investigó la trama civil del golpe del 23-F), y Gregorio López Bravo, opusdeista, algo así como la extrema izquierda de la extrema derecha. Siguiendo con las miopías, a quien más le gustó el primer discurso presidencial de Adolfo Suárez fue al editorialista del diario El Alcázar, que tituló su texto "Lealtad y Continuidad".

Muchos reconocemos ahora, desde la frialdad que proporciona la distancia, que si Areilza hubiese sido el elegido para la presidencia del Gobierno todo habría ido mucho peor. Hay cosas delicadas y difíciles que únicamente pueden hacerlas desde dentro de los lodazales los hombres y mujeres que son madera de la misma cuña de lo que debe cambiarse. Hay maniobras sólo ejecutables por los no sospechosos de poderlas hacer, por quienes no van a ser acusados -y zancadilleados- por los suyos hasta que han cumplido la misión.

Seguir leyendo »

Los límites de la eutanasia: ¿qué nos cuentan los países donde es legal?

22 Comentarios

Foto: laicismo.org

Tras más de año y medio de negociaciones, se vislumbra una próxima ley propuesta por el PSOE que despenalizaría la eutanasia y el suicidio asistido. Tras rechazar el Congreso la enmienda total propuesta por el PP hace casi un mes, la comisión de Justicia se encontraba debatiendo los detalles de esta ley como paso previo a un texto definitivo que saldría a votación. Tras varias enmiendas, el Congreso ha cerrado por consenso el esqueleto fundamental de la futura ley. Así, a principios de 2019, la Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida (más conocida como la Ley de muerte digna) será una realidad.

Esta iniciativa sobre la eutanasia cuenta con el apoyo de un gran porcentaje de la población española. De hecho, según una encuesta de Metroscopia realizada el año pasado sobre muerte digna, ante la pregunta "¿Debería tener derecho un enfermo incurable a que los médicos le proporcionaran algún producto para poner fin a su vida sin dolor?" un 84 % de los españoles respondían afirmativamente. Además, una reciente encuesta realizada por el Colegio de Médicos de Bizkaia reveló que más del 86% de los facultativos encuestados se posicionaba a favor de regular la eutanasia por ley.

A pesar de que se suelen mezclar varios conceptos al hablar de muerte digna, la eutanasia y el suicidio asistido son, en realidad, dos procesos muy diferentes. En el suicidio asistido es la propia persona afectada por una enfermedad incurable la que realiza la acción para terminar con su vida y, para ello, se proporciona ayuda a esta persona para conseguir dicho fin. En la eutanasia activa, la persona que busca el fin de su vida por sufrir una enfermedad incurable solicita a otras que realicen dicho acto.

Seguir leyendo »

Ante una Iglesia franquista

35 Comentarios

La Virgen del Pilar con un manto de Falange

Soy ateo, pero nunca he sido anticlerical. Respeto profundamente el derecho que cada cual tiene a profesar la religión en la que cree. Tanto es así que en esta misma tribuna defendí la necesidad democrática de que la misa de los domingos, al igual que los ritos de otras confesiones religiosas, siguiera emitiéndose en la televisión pública. Sí soy partidario de acabar con los privilegios y las subvenciones millonarias que recibe la Iglesia católica. No es que haya asumido la idea lanzada por un peligroso rojo bolivariano; me he limitado a leer esa Constitución, que está tan de moda, y que define a España como un estado aconfesional. 

Más allá de eso, pienso que el único límite que debe imponerse a las distintas religiones es el del respeto a la legalidad, a los derechos humanos y a los valores democráticos. Si un imán llama a la yihad o anima a maltratar mujeres, debe ser detenido, procesado y encarcelado. Si un testigo de Jehová pone en riesgo la vida de su hijo al negarle una transfusión de sangre, las autoridades tienen que retirarle la custodia. Si el líder de una secta promueve suicidios colectivos… pues eso, al trullo con él. 

El problema es que esa unanimidad a la hora de frenar los excesos cometidos en nombre del Islam o de otras confesiones religiosas se convierten en tolerancia cuando hablamos de la Iglesia católica. Aquí se sigue permitiendo, por mucho que digan, el encubrimiento de la pederastia. A los violadores de niños se les trasladaba de parroquia o se les “juzgaba” en unos tribunales eclesiásticos que funcionaban en la más absoluta alegalidad e ilegalidad. Tribunales que castigaban y castigan con durísimas penas consistentes en retirar temporalmente a los culpables del servicio, rezar unos cuantos padrenuestros y varias avemarías. ¿Digo alguna barbaridad si afirmo que el pederasta debe ir a la cárcel, tenga o no sotana? ¿Soy un “quemaiglesias” si me indigno porque sus encubridores queden impunes… ya sean cardenales, obispos o el mismísimo Papa de Roma? 

Seguir leyendo »

Convertirnos en malas personas

Me avergüenza, sin excusa, la falta de respeto. Y últimamente el respeto cotiza a la baja en la vida pública, desde Estados Unidos hasta nuestro país, pasando por la flemática Gran Bretaña. Hablando de flemas. Ahora te escupen un “fascista” o un “golpista” y se quedan tan anchos, e incluso parece que se puede escupir literalmente, como dice el ministro Borrell, le ha hecho un diputado de Esquerra en el Congreso. Todo muy de patio de colegio. Con el agravante de que en el cole tienes toda la vida por delante para aprender a respetar.

El respeto me parece un mérito intelectual y moral, que no tan solo tiene que ver con las aulas. El respeto se inculcaba en las casas, esos valores que no se compran con dinero, y que te enseñan a ser buena persona. Y aquí quería llegar.

Gritarle a Ortega Lara en un mitin de Vox que vuelva al zulo, aludiendo a esa cruel experiencia de su secuestro por parte de ETA. Pintarle la casa a un juez, o alegrarse por la muerte de un fiscal general del Estado. O alegrarse de que haya personas, en una muy cuestionada, prisión preventiva… Todo eso te hace mala persona. Nada justifica perderse el respeto, y esa frontera se está traspasando cada vez con mayor frivolidad.

Seguir leyendo »