eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La universidad española no funciona así

77 Comentarios

Captura que revela que se cambiaron las notas de Cifuentes

En todas las universidades europeas se producen errores administrativos, mecánicos y humanos, en las universidades españolas también. En todas las universidades europeas existen procedimientos reglados para corregir tales, en las universidades españolas también. Procedimientos reglados para proteger los intereses de los alumnos, que requieren el control de un tercer órgano y que obligan al profesor a justificar expresamente su cambio de criterio. Si en una universidad española se produce un error en un expediente académico, la corrección debe hacerse mediante una diligencia formal, donde debe constar de manera expresa la causa de la corrección y quién se hace responsable.

En la universidad española las actas cerradas y depositadas ya bajo custodia de la secretaría no se corrigen de palabra, tampoco por teléfono. Igualmente la corrección debe hacerla el funcionario habilitado por la secretaría a tal efecto, no cualquier funcionario. Si las  dos notas cambiadas a Cristina Cifuentes son fruto de una corrección de errores, la universidad debe tener las correspondientes diligencias explicando y habilitando tal corrección; basta con que las acredite para zanjar el asunto sin rozar siquiera la famosa ley de protección de datos.

En la universidad española el acta de los exámenes de cada asignatura, como es el caso de “financiación de las comunidades autónomas”, se formaliza en un documento colectivo, donde se graban en un único documento las notas de todos los alumnos presentados y matriculados y, a veces, se producen efectivamente errores; especialmente en asignaturas con cientos de alumnos. Sin embargo, el acta del trabajo de fin de máster es un acta individual, un documento específico para cada alumno que han de firmar todos los profesores que evalúan el trabajo; no hay otros alumnos con quien confundirse y el documento, con un único alumno y una única nota, pasa por el control de al menos tres profesores y un funcionario, la posibilidad de error resulta prácticamente nula, por no decir imposible.

Seguir leyendo »

Ruth Ortiz no quiere que manipulen el crimen de sus hijos

Ruth Ortiz cree "indignante y patético" que PP "se aproveche" de víctimas

Asesinó José Bretón a los dos hijos de Ruth Ortiz en noviembre de 2011. Es posible que el nombre de la madre no les suene de nada, es probable que conozcan más a José Bretón, hoy encarcelado, padre de las dos criaturas, marido durante un tiempo de Ruth Ortiz, y que decidió asesinar a sus dos hijos cuando su mujer le dijo que se quería separar de él.

Aquel fue un crimen machista, una violencia transferida: hacer el máximo daño posible a tu ex mujer asesinando a sus hijos; a los hijos que piensas que son sólo de ella, para el criminal convertidos en un mero objeto arrojadizo cuando su mujer dice que no aguanta más. Se llama violencia vicaria: asesinar a terceras personas, y es una variante de la violencia machista.

No solemos emplear este sintagma en los medios. Deberíamos hacerlo, para visibilizarlas, para saber que existen: mujeres a las que sus ex maridos han querido hacer el mayor daño posible asesinando a sus hijos.

Seguir leyendo »

Adoctrinamiento: Nuevas técnicas para viejos fines

31 Comentarios

La Mnisitra de Defensa, María Dolores de Cospedal, pasa revista a las tropas

La manipulación para adoctrinar ha entrado de lleno en nuestras vidas. Operaba ya desde hace tiempo, pero ahora se ha hecho oficial. El escándalo de Cambridge Analytica, la empresa británica que ha utilizado los datos de 50 millones de usuarios de Facebook para influir en sus conductas políticas, nos lleva a otra dimensión. La campaña de Trump en EEUU y el Brexit inglés habrían estado seriamente afectados por esta injerencia. No eran bots rusos: en la génesis estaba la extrema derecha pura y dura. Detrás de Cambridge Analytica se encuentran -entre otros- Breitbart News y Stephen Bannon, que fuera asesor esencial de Trump.

El mecanismo es simple: bastan una docena de likes para definirte y ser usado. Aquí lo explican de forma muy didáctica. Luego, empresas como Cambridge Analytics recogen y venden los registros. El modus operandi, sucio y sensacionalista, lo muestra Íñigo Sáenz de Ugarte a través de un reportaje de Channel 4, cuarto canal de la TV británica. La empresa acredita su experiencia en muchos más países que EEUU y GB que no eran ninguna minucia. Se trata de cambiar la mente de las personas, no tanto por la persuasión como por el dominio de la información, dicen los propios autores.

España es capaz de ir con mantilla a las procesiones de Semana Santa y utilizar los más avanzados instrumentos tecnológicos para  los más viejos fines. Y aquí entra la ministra Cospedal. En los ratos libres que le deja la compra masiva de armamento –para el que sí hay dinero-, está poniendo en práctica el diseño de país que promueve el propio Rajoy al frente de todo el PP.  El dominio de la información es básico en esta estrategia, pero ni siquiera esconden la voluntad de influir en la opinión pública en aspectos con claro trasfondo ideológico.

Seguir leyendo »

Zuckerberg tampoco sabía nada

Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook

Un supuesto investigador de la Universidad de Cambridge, un psicólogo ruso americano, Alexander Kogan, obtiene permiso para acceder a los datos de centenares de miles de usuarios de Facebook para una “investigación académica”, de cuyo objeto, veracidad o naturaleza tampoco sabemos nada. A través de este adorable investigador, una empresa oportunamente llamada “Cambridge Analytica” accede a esos datos de manera irregular. Con semejante arsenal de información, Cambridge Analytica participó en la campaña proBrexit y facilitó al equipo de Donald Trump acceder, se estima, a más de cincuenta millones de votantes sabiéndolo casi todo sobre ellos, quiénes son, dónde viven, qué les gusta, qué les preocupa…

Cambridge Analytica fue fundada por Steve Bannon, el ideólogo de Trump hasta que le mandó a hacerse con el control del Partido Republicano, y otros personajes del núcleo duro Trump, como el millonario Robert Mercer. Aunque desde el mismo nombre del garito todo apesta a tinglado montado exclusivamente para acceder de manera ilegal a eses datos, a Facebook, la empresa que si cuelgas una foto de una teta te cierra la página en cinco minutos, le ha llevado tres años enterarse, detectar el flujo de datos robados y finalmente desactivar las cuentas.

El escándalo ha alcanzado tales proporciones que, agobiados por la espectacular caída en Bolsa, en Facebook acaban de entregar la cabeza del jefe de seguridad; para que haga de cortafuegos y las llamas no lleguen a Mark Zuckerberg, el máximo exponente de esa nueva generación de multimillonarios corporativos que actúan como si llevar zapatillas deportivas, jugar al ping-pong en la oficina y no ponerse corbata les eximiera de dar explicaciones, cumplir la ley o pagar por sus delitos.

Seguir leyendo »

Por mucho que lo oculten, las elecciones están a la vista

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones

Los portavoces oficiales y los medios afines al gobierno se esfuerzan en estos últimos días en trasmitir hasta el aburrimiento el mensaje oficial de que habrá presupuestos y, por tanto, no habrá que adelantar las elecciones. Tanta insistencia, que no haría falta si se hubiera alcanzado un acuerdo al respecto, hace pensar que la cosa no está ni mucho menos hecha. Que los socios que necesita Rajoy para aprobar sus cuentas aún no han dicho que sí. Y que, al final, pueden decir que no.

Es cierto que las últimas noticias que llegan de Catalunya apuntan a que está cada vez más cerca el fin del bloqueo político catalán y que en breve puede haber nuevo gobierno de la Generalitat. Se dice que los partidos independentistas ya se han puesto de acuerdo sobre el nombre del futuro presidente, que debería ser Jordi Turull. Pero hasta que no sea elegido persistirán las dudas sobre el cómo y el porqué. Es decir, sobre las concesiones que el PDeCAT y Esquerra habrán tenido que hacer a la CUP para que ésta acepte esa solución. Sobre el papel que se habrá reservado a Puigdemont. Y sobre la posición que el nuevo Govern tomará respecto de los encarcelados y exiliados.

Esas dudas ponen en cuestión el silogismo que nos atorran los corifeos de la Moncloa para asegurarnos que el presupuesto será aprobado. Si hay nuevo gobierno en Catalunya, dicen, se retirará el artículo 155, y en consecuencia, desaparecerá el impedimento que el PNV había puesto para votar a favor de las cuentas públicas que presentará Mariano Rajoy, que Ciudadanos ya está por la labor. Dicho así suena bien, sobre todo en televisión y en pocos segundos.

Seguir leyendo »

Antes varón negro que mujer blanca

33 Comentarios

Hillary Clinton en una imagen de archivo

“Los prejuicios culturales pueden tener mucha más fuerza y capacidad de resistencia que las normas jurídicas”, escribe Annette Gordon-Reed, Professor of American Legal History at Harvard Law School, en un ensayo publicado en la New York Review of Books (febrero 8-21, 2018), sobre el libro de Hillary Rodham Clinton, What Happened, que lleva por título Female Trouble.

Ilustra esta afirmación con dos ejemplos extraídos del momento fundacional de los Estados Unidos, que todavía siguen gravitando sobre el sistema político y el ordenamiento constitucional del país. Dos prejuicios culturales relativos a la definición de los requisitos para poder ser presidente de los Estados Unidos.

Los requisitos establecidos en la Constitución son tres: haber nacido como ciudadano de los Estados Unidos, tener al menos 35 años y haber residido en los Estados Unidos durante catorce años.

Seguir leyendo »

Cuando el silencio es violencia

102 Comentarios

"Es que tú no lo conoces", dice Carmen cada vez. A veces necesita desahogarse con alguien, pero siempre que lo hace encuentra caras extrañadas, ojos juiciosos, frases de alerta. Y cada una de las veces, se promete a sí misma que ya no lo contará más, porque siempre se arrepiente. No merece la pena, por dos minutos de desahogo, preocupar a la gente como si pasara algo grave. O peor aún, como si su pareja fuera un monstruo.

"Deja a ese tío", le dijo su compañera de trabajo hace dos semanas. Fue la última a la que intentó contarle cómo era él, por si ella le daba pistas o consejos sobre cómo manejar la situación. Tampoco lo había entendido. 

"Es muy bueno, sólo que a veces no está bien, yo sólo necesito saber cómo lidiar con sus momentos malos", le había contestado Carmen. Su compañera se había encogido de hombros: "él también es todos esos momentos malos, no sólo los buenos".

Seguir leyendo »

Toma todos tus bulos

22 Comentarios

Una de las escenas vividas el pasado jueves en Lavapies

He visto a un hombre negro perseguido en una plaza, tumbado, enmarrocado, bajo una bota, que llevaba una manta como se lleva la vida, aferrada.

Me he fijado tantas veces en la cuerdas de las mantas que hacen que sea posible envolver y levantar los perfumes, las zapatillas fucsias y verde fosforito en pocos segundos, y salir huyendo con la vida al hombro. La tecnología para la supervivencia, la estrategia para la huída permanente, el aroma a falso lujo, a vida falsificada, a imitación barata de la existencia, que deja atrás, al pasar cerca de ti, la pobreza y el miedo.

He andado de Sol a Lavapiés y he soñado que veía a Rajoy perseguido por la policía municipal. Corrían a mi lado casi rozándome y ni siquiera me alegraba, me era completamente indiferente, rutinario, como una mosca volando. En ese sueño todos los días había redadas pero solo en el edificio de Génova.

Seguir leyendo »

Ya no te creen, Mariano

64 Comentarios

Imagen de archivo del presidente del Gobierno Mariano Rajoy

El presidente Rajoy se fue a Marbella, a un acto de partido, a repetir la línea argumental ya expuesta en el Congreso en el debate sobre pensiones: no se pueden subir más, ya me gustaría subirlas más y mientras sea presidente se subirán todo lo que se pueda. Por fortuna esta vez nos ahorró la ensalada de datos, medias verdades y medias mentiras que adornaron su discurso parlamentario y que la oposición no fue capaz de desmontar porque a estos debates hay que ir con el tema sabido y las cifras en la cabeza, no con los comentarios recogidos en la última tertulia.

Miles y miles de pensionistas le han dejado claro en la calle que ya no le creen. Vas a tener que meterte en esto, Mariano. Ya no les asustan los tenebrosos powerpoints llenos de tablas y gráficos que nadie sabe de dónde han salido o quién los firma, pero que siempre anuncian el Armagedón de las pensiones para dentro de un par de décadas. Parece que prefieren creer a J.M Keynes: “en el largo plazo, todos muertos”.

Ya no les asustan las terroríficas previsiones demográficas que pronostican que cada trabajador tendrá que pagar a tres, cuatro o incuso cinco pensionistas y que, para cumplirse, necesitan que la población española se reduzca, la natalidad siga cayendo, no vengan migrantes a buscar su oportunidad y nuestros jóvenes se sigan marchando para no volver. Muchos incluso empiezan a formular en voz alta la pregunta que nadie parece atreverse a platear: ¿Acaso es justo que los padres y abuelos que ya pagaron la educación la sanidad y las oportunidades de sus hijos paguen ahora también su decisión, voluntaria o no, de tener menos hijos?

Seguir leyendo »

Represión del derecho fundamental a la libertad de expresión

Manifestación contra la Ley Mordaza convocada por las Marchas por la Dignidad.

Según el informe de 2017 de la ong Reporteros Sin Fronteras, España ocupa el lugar número 29 de 180 países evaluados sobre su libertad de prensa. El Gobierno y las derechas españolistas insisten en que somos un país libre, aunque las conclusiones de ese informe lo desmientan. Antes han querido que nos creyéramos libres para reprimir después nuestra libertad. Como  señala María Dolores Masana Argüelles, ex presidenta y actual vocal de la Junta de Reporteros Sin Fronteras, “hay tantas sociedades sometidas al despotismo, a la arbitrariedad del poder en el mundo que aquella en que la norma es democráticamente aceptada parece que la libertad de expresión esté asegurada. No hay nada tan pernicioso como el pretexto de la comparación con un escenario peor, como en el caso de las dictaduras, para hacer pasar de contrabando el visto bueno a la autocomplacencia de muchos de estos demócratas”.

Esto en lo que se refiere a la prensa. Pero en un contexto de presunta democracia se viene produciendo en España un goteo de atentados judiciales contra la libertad de expresión de toda la ciudadanía, un goteo que ha arreciado en los últimos tiempos hasta llegar a casos que ya solo nos permiten preocupación. Debemos preguntaros por qué en democracia se está produciendo este ataque a esas libertades que hacen que un país libre lo sea, por qué la vida social se está queriendo judicalizar, como si fuera una respuesta a la inevitable judicalización a la que la corrupción, endémica en un PP que ha gobernado y gobierna desde comunidades autónomas hasta la propia nación, ha abocado a la vida política.

Hasta tal punto se está reprimiendo la libertad de expresión que se diría una ofensiva planificada desde las instancias del poder gubernamental y orquestada (un juez allí, una jueza allá) desde las instancias del poder judicial, que no parece así todo lo independiente que debiera. Gobierno y Justicia estarían al servicio de los intereses espurios de un Estado que necesitaría conculcar nuestros derechos fundamentales para poder controlarnos mejor. A fin de cuentas, se avecinan tiempos duros para el statu quo, hay aspiraciones de cambios sistémicos, las viejas estructuras están siendo forzadas a ceder por los movimientos sociales, los movimientos migratorios no pueden obviarse, el empobrecimiento de la población es un hecho que se manifiesta de manera sangrante en las pensiones de nuestros jubilados, se alerta de una no muy lejana nueva crisis económica que afectará de una manera aún más grave, extensa y profunda a una sociedad que habría de reaccionar con protesta, organización y denuncia, y que constituye un peligro para el poder establecido. Como un adelanto a la que seguramente será una represión muy violenta, se produce una fuerte resistencia por parte de quienes tienen el poder o ejercen de herramienta para defender los intereses y privilegios de los poderes económicos, políticos y fácticos.

Seguir leyendo »