eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La libertad de expresión y el juego de la cuerda

42 Comentarios

Los raperos Valtonyc y Pablo Hasel

Estaba yo el otro día en un bar junto a la Audiencia Nacional, cuando entraron un fiscal y un ministro cuyas identidades no desvelaré. Se acodaron en la barra, pidieron dos botellines y se pusieron a hablar relajadamente. Pegué la oreja, y esto es lo que escuché:

-MINISTRO: Hoy pagas tú las cervezas.

-FISCAL: ¿Y eso?

Seguir leyendo »

Puigdemont le complica de nuevo la legislatura a Rajoy

25 Comentarios

Carles Puigdemont, Quim Torra y Elsa Artadi en una reunión.

Seis meses y medio después de su rocambolesca fuga de Girona a Bruselas, Carles Puigdemont está más vivo políticamente que entonces, el procès menos en retirada de lo que en aquellos momentos se preveía, la causa judicial contra los independentistas más enrevesada e incluso bajada de intensidad por el propio instructor y la crisis catalana más laberíntica y de imprevisible y complicado final. La investidura este lunes, casi cinco meses después de las elecciones catalanas, de Quim Torra, un president autoproclamado provisional y vicario de su antecesor, no deja de ser un nuevo tanto político que Puigdemont se apunta.

La fuga de Puigdemont quizás fue el segundo mayor error concreto del Gobierno en todo conflicto catalán. El primero, la controvertida actuación de las fuerzas de seguridad el 1 de octubre, durante el referéndum. El anterior y general e imperdonable, por encima de todos los concretos y como causante de buena parte de ellos, la torpeza y falta de visión del Ejecutivo de Rajoy al afrontar desde 2012 como un problema de orden público o judicial una crisis que es en su esencia de naturaleza estrictamente política: dos millones de catalanes, más o menos, quieren irse, independizarse, constituir su propio Estado, y el Gobierno del Estado que ahora tenemos apenas ha hecho nada para que cambien de opinión y vuelvan a formar parte de un proyecto común con el resto de españoles. Quizás porque Rajoy no tiene ese proyecto.

Cuando el domingo 29 de octubre de 2017 Puigdemont se fuga, él parecía un político amortizado, su PDeCat resquebrajado ante la pujanza de ERC, el procés liquidado o en trance de serlo y la causa judicial contra sus impulsores sólidamente encauzada. Parecía también que, sin apenas despeinarse, Rajoy se apuntaba el triunfo final de un largo pulso de varios años con la activación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de unas elecciones catalanas en las que se daba por hecho que el independentismo se desplomaría tras sus nulos apoyos internacionales, el procesamiento y la presión de sus principales dirigentes, la fuga de empresas y las tensiones económicas aparejadas y la activación pública de la población catalana no independentista. Quien echó esos cálculos parece evidente que se equivocó. Desde Bruselas, y luego en sus viajes a Suiza, Dinamarca o Finlandia y su residencia forzada en Berlín, Puigdemont ha conseguido objetivos que parecían inalcanzables, Ha logrado ridiculizar al Estado español, complicar la legislatura a Rajoy -véanse las concesiones de este al PNV en los Presupuestos-, generar cierto interés internacional en su causa, cambiarle el paso al Tribunal Supremo y cuestionarlo en otras instancias judiciales, puentear y someter a su propio partido -el PDeCat- lanzando Junts Per Catalunya, rodearse de un grupo de fieles que no responden a otras disciplinas y mandatos que las que el expresident ordene, imponerse con claridad a ERC en la pugna electoral interna en las elecciones del 21 de diciembre, convertirse en el principal referente del independentismo y ser quien realmente decide qué se hace y cuándo se hace en la Asamblea de Electos, en el Parlament, en la la Generalitat ahora...

Seguir leyendo »

'Aprovechategui' y el arte del insulto

La semana pasada, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy llamaba ‘aprovechategui’ a Albert Rivera en sede parlamentaria. En apenas unas horas, la palabra se hacía hueco en titulares, recomendaciones, tuits y  hasta en la crónica que publicó el New York Times sobre el asunto.

Rajoy ha llamado aprovechategui a Rivera.

Es una voz alavesa que significa: Vividor y aprovechado.

Otros sinónimos: afrentacasas, aguamansa,alicán, alipendi, arrapasarri, balarrasa, baldao, barrulas, chorroborro, desgarramantas, fanfarrias, guitarro, pierdecasas, robaperas

Seguir leyendo »

Así no hay manera

49 Comentarios

Debate de investidura de Quim Torra

El balance de la primera vuelta de la investidura del candidato Quim Torra resulta fácil. Todos, absolutamente todos, se han comportado como si nada hubiera pasado y el tiempo les hubiera dado la razón, cuando ha sucedido exactamente lo contrario. Nadie sale de su zona de confort, nadie mira hacia delante y así no hay manera, resulta casi imposible hacer política.

El candidato Quim Torra se dirigió al Parlament como si estuviéramos en octubre de 2017, Carles Puigdemont continuase siendo president y él estuviera haciéndole unos recados. El propio Puigdemont actúa como si no se encontrara a la espera de lo que decida la justicia alemana y su vicepresidente, Oriol Junqueras, estuviera de baja y no en prisión. Los dos saben que no es así pero se comportan como si lo fuera. De hecho son tan conscientes que, desde que designó a Torra con su dedo, Puigdemont ha sentido la imperiosa necesidad de recordarnos expresamente que quién manda es él. La gente que manda de verdad no se pasa el día proclamándolo en público, solo sienten la urgencia de dejarlo claro aquellos que intuyen que no lo está.

Los dos socios, PDeCAT y ERC, callan y otorgan porque nadie quiere ser quien asuma el siempre expuesto papel de decirle al emperador que va desnudo. Solo la CUP se atreve a decírselo pero sin pasar de la abstención. Demócratas y republicanos saben y han aceptado que son capaces de ganar las elecciones pero ni consiguen, ni van conseguir, ganar con la mayoría suficiente los plebiscitos en que han pretendido convertirlas. Aunque mientras no lo admitan en público y actúen en consecuencia sirve de poco saberlo.

Seguir leyendo »

El perro Euro y la escuela pública

28 Comentarios

Masiva protesta de la Marea Verde en Baleares

Euro. Así se llama el perro de los niños Nico y Carol, protagonistas de Mi primer libro de economía, ahorro e inversión, que  ha llegado a las bibliotecas de los colegios públicos de Castilla y León gracias a un convenio firmado entre la Consejería de Educación y la Fundación María Jesús Soto, dedicada a la “educación financiera básica”. El libro insta a los estudiantes de Primaria a trabajar de manera remunerada desde la infancia y a ahorrar para “poder tener dinero para estudiar en un buen colegio o universidad”. Se dice a los niños y niñas que invirtiendo bien su dinero podrían llegar a ser dueños de “Apple, Coca Cola o Disney”. La Fundación hace gala en su web del apoyo explícito de la Casa Real, del Papa, del ex presidente del Banco Popular o de Jorge Moragas, ex jefe de Gabinete de Rajoy y director de la campaña del PP para las elecciones de 2015, que ahora disfruta de un destino dorado en Nueva York. Están todos: la corona, la iglesia, la banca y el poder neoliberal. El capital. El perro Euro.

Con tal doctrina, que llega convenientemente ilustrada a las manos de las niñas y niños, la escuela pública es una vez más víctima directa de los intereses espurios de unos gobiernos que se han esforzado por hacer desaparecer un sistema educativo laico, igualitario y transversal, en beneficio de una enseñanza privada concebida como negocio y como espacio de ideologización religiosa y política. Un planteamiento que conculca un derecho fundamental y universal, que explica que los recortes en gasto educativo hayan alcanzado los 7.000 millones desde 2009 y que alcanza su más triste y vergonzosa expresión en el hecho de que el pacto educativo haya fracasado una vez más y siga siendo la gran asignatura pendiente del Estado.

Pero por detrás del desastre de la Lomce o de los graves problemas relacionados con la financiación, hay una cuestión troncal, que encabezaba el decálogo que la Plataforma Estatal por la Escuela Pública propuso en febrero cuando comenzaron las fracasadas negociaciones políticas por el Pacto de la Educación. El primer punto de los 10 que componían el documento ‘La educación que queremos’ decía así: “La educación básica debe entender como finalidades que los alumnos sean capaces de ser críticos”. Un alumnado crítico sería el objetivo principal de una educación democrática: niños y niñas capaces de analizar e interpretar la sociedad en la que viven y de convertirse en ciudadanos responsables y activos.

Seguir leyendo »

Señalar con nombre y apellidos, ¿es ese el camino?

39 Comentarios

No creo que las redes sociales sean el medio para hacer justicia, conocer la verdad y para que las víctimas tengan una reparación efectiva. Sin embargo, las redes están teniendo una función clave a la hora de dar a conocer aquello que hasta ahora se ha venido callando y reprimiendo: las violencias sexuales contra las mujeres. Las redes sociales, no solo en España, se han convertido en el espacio donde las mujeres –negada y atacada nuestra libertad sexual por quienes deben protegerla– hemos encontrado la libertad para contar y la sororidad de hacerlo sin miedo. A través de Twitter, Facebook e Instagram se ha logrado que se deje de ningunear un problema que pone al descubierto que ante los próceres de la sociedad patriarcal ser mujer es sinónimo de dominación, abuso y castigo.

A pesar de todo esto, o precisamente por todo esto, no puedo celebrar los señalamientos que han tenido lugar esta última semana a hombres, con nombre y apellidos. Miro con cautela, que no con desconfianza, la denuncia pública que han protagonizado multitud de mujeres anónimas. Era de esperar que pasara algo así al constatar con  el #Cuéntalo (por si quedaban dudas) el abanico de violencias que sufrimos las mujeres. Acoso, abusos, agresiones, humillaciones y maltrato son experiencias demasiado frecuentes, y la hartura, indignación e impotencia que provocan necesitan canales por los que aflorar. Pero, a mi juicio, no es una buena noticia que uno sea a través de señalamientos cómo los que han tenido lugar estos días.

Hay puertas que solo deben traspasarse cuando es posible abrir otras que aporten información suficiente del contexto y de los hechos como para que nadie confunda lo que es Justicia con lo que es una cacería. Esa fue una de las lecciones que nos dejó el #MeToo. El poder de las redes sociales para probar que detrás de cada agresión hay un hombre perfectamente identificable no es producto de la arbitrariedad sino de una investigación más profunda. En  el #MeToo fue un trabajo periodístico que no solo reforzó la veracidad de la cascada de denuncias contra el productor Harvey Weinstein, sino que abrió la puerta a la justicia y reparación tomando con ello distancia de lo que podía haberse convertido en un pasajero escarnio público.

Seguir leyendo »

Debate de investidura o el fracaso del 155

45 Comentarios

El candidato a president de la Generalitat, Quim Torra.

El primer acto del debate de investidura que se vivió en el día de ayer, evidenció que el nacionalismo catalán está muy sólidamente instalado en una actitud de resistencia frente al Gobierno de la Nación. No hay la menor señal de debilidad, a pesar de que los protagonistas de dicha resistencia son muy conscientes de que los riesgos que corren son altos. Y que dichos riesgos no va a ir a menos, sino previsiblemente a más. La persecución penal de los dirigentes nacionalistas no ha hecho más que empezar y, en consecuencia, el número de dirigentes que vayan a ir sintiendo el peso de la acción de los tribunales de justicia irá en aumento. No hubo nada, sin embargo, ni en las palabras de los que intervinieron en el pleno ni en el lenguaje corporal de los demás parlamentarios, que hiciera pensar que el nacionalismo se siente débil y en disposición de aceptar que ha sido derrotado. El desequilibrio de fuerzas es enorme, pero no se contempla la rendición. 

También se evidenció que la resistencia en el bloque anti independentista frente a la estrategia nacionalista no es menos sólida. A pesar de que en el interior del bloque antindependentista hay un buen número de diputados que están en desacuerdo con las decisiones judiciales privativas de libertad que se han adoptado tras la aplicación del artículo 155 CE, no por ello dejan de tener todos ellos una oposición sin fisuras a la independencia de Catalunya. Les podrá desagradar profundamente a muchos de ellos ver que hay políticos catalanes en el exilio o en prisión. Pero de ahí no se deriva  la más mínima comprensión de la política independentista. Tanto si se ha apoyado la aplicación del artículo 155 CE como si no.

Seguir leyendo »

Crecimiento por cercamiento: otra vuelta de tuerca de la economía colaborativa

Un repartidor de Deliveroo

Ya tenemos bastantes datos que ponen en cuestión que las pujantes plataformas de economía colaborativa nos vayan a llevar a la tierra prometida. Más bien tiene pinta que, de seguir así, el tiempo en el desierto va a ser largo y duro.

La charla que dio Juliet Schor en diciembre sobre el lado oscuro de la economía colaborativa nos dejó el corazón en un puño. En la charla presentó las principales conclusiones del proyecto de investigación que ha dirigido durante siete años, estudiando diferentes plataformas y modelos de economía colaborativa. En dos líneas dijo que la promesa de más eficacia, más sostenibilidad, más lazos sociales y más prosperidad y oportunidades para los que están siendo excluidos del mercado convencional está muy lejos de realizarse. Y peor: esa promesa les está dando un capital moral a las plataformas sobre el que construyen una legitimidad social (y de forma preocupante, política) que las evidencias no sostienen.

Aunque habló de muchas cosas, voy a sintetizar aquí una que me preocupó especialmente. Ya se ha discutido cómo plataformas tipo Uber o Deliveroo estaban acreciendo el precariado, esa clase re-emergente que se mata a trabajar para no poder salir de la pobreza. Pero es que estas plataformas están creando otras dinámicas que sólo contribuyen a aumentar la desigualdad; no la abismal que ya hay entre el top y el bottom 20, sino la que empieza a crecer en el medio del sándwich.

Seguir leyendo »

De los bosques y los nabos

29 Comentarios

Tribunal Supremo.

Me temo que otra vez nos la están colando. A las feministas en general y a todos en particular. Ya han conseguido engañarnos con los árboles. He oído respiros de alivio por la negativa de algunas catedráticas a integrarse en la Comisión de Codificación para un ratito y he visto que algunos hombres les han secundado para conseguir una comisión paritaria. Lo aplaudo, pero son los árboles. ¿Qué coño nos importa la Comisión de Codificación para todo lo que hemos reivindicado las mujeres en la calle y en los medios? Nada. Son los árboles. Los árboles con los que intentan tapar aprisa y corriendo el verdadero bosque, el bosque de nabos del poder. La Comisión de Codificación es una filfa. Una cosa inventada por el Ministerio que da prestigio a 20 cátedros, varones por supuesto, y que no ha sido llamada en un cuarto de siglo para consultarle nada. Todas las leyes penales hechas en veinticinco años se han hecho sin ni siquiera consultarles. Poder, cero.

No, que no nos tapen el verdadero bosque de nabos, el que concentra el poder y es origen y fuente de toda la jurisprudencia sobre los delitos sexuales que a la mayoría nos inquieta o nos escandaliza. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, ese es el sancta sanctorum en el que la alquimia del patriarcado dirime nuestra libertad sexual. Quince nabos como quince soles durante toda la vida de Dios, hasta que hace muy poco llegó una única mujer. Eso es lo que hay que cambiar. Ese es el objetivo y no la Comisión fantasma que sólo existe tras el dedo poco inocente de Catalá (¡que le cesen de una vez, por favor!).

Sucede que ahora mismo todas los flujos magnéticos del poder se dirigen hacia la cobertura de las tres plazas que han quedado vacantes en esa Sala. Las influencias, la política y los manejos bullen y no precisamente para nombrar a tres mujeres que palien, al menos de forma parcial, la enorme injusticia que en su propia conformación lleva tal sala. Necesitan renovarlas rápido, así se lo ha hecho saber el presidente de la Sala, Manuel Marchena, al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes. Las hachas están en alto y no es ajeno a todo ello el conflicto de Catalunya y el procedimiento por el procès. Hay quienes dicen que Marchena es el alma jurídica inspiradora de muchas cosas y que en su pecho español late, como es común a la raza, la ambición de llegar a la cima. Marchena inspirando la respuesta jurídica, como alma y apoyo de los magistrados de su Sala. Lesmes en la soledad del que termina su mandato en noviembre con una silla que se mueve y de compleja renovación. Catalá ya no es su amigo. Eso dicen. Catalá es más de Marchena y de Cospedal y de la cáscara amarga.

Seguir leyendo »

Conducta en los velorios

No es novedad el ocultamiento de la muerte al punto de convertirla con la incineración generalizada de los cuerpos y el esparcimiento de las cenizas en una volatilidad total. La posmodernidad también ha impuesto entre otras levedades una religión vital –¿un fake mood?– frente a la exactitud de la muerte que proclamaba Ciorán. 

Como entre los gestos de la negación se suma el silencio cómplice en las ceremonias fúnebres, minimalistas, y el de los obituarios –también desaparecen las esquelas en la prensa–, es destacable una de las decisiones que ha tomado el exsenador John McCain quien, afectado por un cáncer terminal, ha hecho público a través de sus deudos que Donald Trump no estará entre los invitados a la ceremonia de su funeral en la Catedral Nacional de Washington.

McCain, es preciso recordar, no es fundamentalista, populista ni radical, solo es un republicano liberal que apoyó el Obamacare y se ha enfrentado desde distintas tribunas a Trump quien, por su parte, no dejó de responder a estas posiciones desde las redes tal y como acostumbra con todo aquello que le incomoda.

Seguir leyendo »