eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Ibex 35 pide a Susana Díaz que medie con Cataluña

La presidenta de la Junta de Andalucía negocia contrapartidas para la comunidad autónoma con convenios con el Santander y Telefónica, y próximamente con Iberdrola para la 'economía azul'.

El próximo 3 de febrero tiene prevista una entrevista con Artur Mas en la que habrá ocasión de probar si puede hacer la demostración de fuerza que se espera de ella.

En cualquier caso, las multinacionales no quieren dejar pasar la oportunidad de hacer negocio en un territorio que, por tamaño y población, equivale a muchos países de la UE.

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz acuerda con Botín la apertura de una línea de crédito  por valor de hasta 500 millones

Banco Santander, Telefónica... y próximamente, Iberdrola. El desfile del Ibex 35 por San Telmo -que en menos de una semana se ha saldado con dos importantes convenios para la comunidad autónoma- va más allá del compromiso de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, para impulsar "un nuevo modelo productivo". Tiene mucho que ver con la petición que, conscientes de su peso en el PSOE, le han hecho las empresas para que medie en el conflicto catalán, dado que les preocupa, y mucho, una ruptura que perjudicaría seriamente a sus negocios.

la presidenta andaluza mediará pero, a cambio, quiere contrapartidas para Andalucía, que de momento se han plasmado en sendos convenios. Y les seguirán más, porque está en negociaciones -cada uno de los pactos firmados hasta ahora ha implicado varias reuniones- con Iberdrola, y también con Caixabank y Endesa, entre otras, según confirman fuentes del Gobierno de Andalucía. En el horizonte está la reunión que el 3 de febrero mantendrá con el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, donde tendrá ocasión de hacer su primera demostración de fuerza.

En este contexto, Susana Díaz obtiene dos cosas: la oportunidad de que Andalucía esté en la primera línea del debate sobre el modelo territorial, y convenios que suponen inversiones y potencial empleo, especialmente entre los jóvenes, porque esta es una de sus "obsesiones", según fuentes cercanas. Por eso estos pactos -como el que se quiere rubricar con Iberdrola en torno a la economía relacionada con el mar (la azul)- incluyen becas para formación y para prácticas.

Por su parte, las grandes empresas sacan también dos beneficios: la garantía de una mediadora que en poco tiempo se ha posicionado como uno de los nombres más relevantes la política de este país y una comunidad autónoma que, en términos geográficos, demográficos y socioeconómicos, goza de una dimensión que no puede ser pasada por alto a la hora de plantear una estrategia de posicionamiento corporativo e institucional por parte de multinacionales como las del Ibex 35. Lo dicen los datos del Eurostat: Andalucía tiene más territorio que países como Austria o la República Checa, casi la misma población que Suecia y un peso económico similar al de Portugal.

En cualquier caso, otra cosa es el poder real de Susana Díaz ante Artur Mas y ante las direcciones del PSOE y del PSC. "Andalucía puede y debe jugar ese papel de estabilizador nacional, pero una cosa es el escaparate y otra la trastienda, mucho más corta de lo que parece", dicen en este sentido fuentes conocedoras de las negociaciones. De momento, sí ha convencido a algunos de los principales empresarios del país. Estos aguardarán expectantes a ver cómo les sale una apuesta con una importante inversión y con la que, de todas maneras, saben que no van a perder.

Con el Santander

El convenio con Emilio Botín supone 500 millones de euros de préstamo para Andalucía, a un interés por debajo del 5%, junto a una inversión de 1,6 millones de euros. Pero implica mucho más. Es un cambio de tendencia: ha sido el primer crédito de esta envergadura firmado los últimos años directamente por una comunidad autónoma, después de que con la crisis se impusiera el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), en el que todo pasaba por la Administración General del Estado con los correspondientes intereses extra. Todo hay que decirlo: que Andalucía sea de las comunidades autónomas menos endeudadas parece que ha ayudado para que el primer banco del país haya decidido hacerlo.

Hay quien incluso ve aquí un mensaje de los empresarios a Mariano Rajoy: "Ha puesto en evidencia al ministro Cristóbal Montoro", decía la pasada semana el diputado por Sevilla y secretario general del PCE, José Luis Centella, en referencia a que la banca sí consideraba a Andalucía una tierra "solvente, fiable y atractiva para la inversión".

Con Telefónica

Mientras, el pacto con Telefónica firmado este lunes, supone el mayor convenio de colaboración público privado en materia de emprendimiento firmado hasta la fecha en España, y el estreno en Andalucía de un proyecto que la multinacional quiere poner en marcha en todas las comunidades autónomas. La puesta en escena ha sido importante: casi 200 invitados en el Salón de los Espejos del palacio de San Telmo, incluido el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, en una aparición que ha sido su despedida del cargo.

Se firma, además, con una empresa con la que este primer trimestre del año se resolverá una de las mayores sanciones impuestas por la Junta de Andalucía hasta la fecha: 920.000 euros por tres infracciones muy graves de la Ley de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios. Expediente que, por cierto, ha salido de la Dirección General de Consumo, en manos de IU, cuyo coordinador regional, Antonio Maíllo, respondía crítico al convenio con los "usureros", en relación al pactado con el Santander. Bien es cierto que, también por IU, el vicepresidente de Andalucía, Diego Valderas, alababa las bondades del crédito con el Santander.

La valoración del PP

De hecho, con esta estrategia, consigue también amortiguar el recurso de la oposición de hablar permanentemente de la "radicalidad" de un Gobierno de Andalucía "controlado por los comunistas". Los principales empresarios del país no han dudado en confiar en el negocio que puede ser Andalucía, igual que la izquierda sabe que de la crisis no se sale sin las empresas. De hecho, a una valoración del convenio con el Santander por el presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, en el que acusaba a Susana Díaz de hacerse "la foto" con Emilio Botín y "apoyar las expropiaciones" -en referencia a la Ley de la Función Social de la Vivienda- le ha seguido este lunes una reflexión más cauta de la vicesecretaria general de Organización, Ana Corredera, quien ha calificado estos proyectos como "positivos, si sirven para generar empleo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha