eldiario.es

Menú

La Generalitat busca inquilinos que compartan el edificio de Burjassot con À Punt

La administración cierra el contrato con TVE para que la televisión española se ubique en la segunda planta del Centre de Producció de Programes a cambio de una inversión de tres millones de euros y un alquiler

La Asociación de Televisiones Educativas Iberoamericana puede ser la próxima en instalar su sede en las históricas instalaciones

- PUBLICIDAD -
Edificio de Burjassot, en el que estará instalada À Punt y RTVV.

Centre de Producció de Programes de Burjassot, en el que estarán instaladas À Punt y RTVV.

La Generalitat quiere convertir el Centre de Producció de Programes (CPP) de Burjassot (la histórica sede de RTVV) en un centro de comunicaciones de la administración autonómica. El Consell busca inquilinos que compartan con À Punt las instalaciones televisivas con la intención de conseguir sinergias entre los arrendatarios e ingresos para los valencianos. Una especie de "coworking" en el que evidentemente las nuevas radio y televisión públicas serán el polo de atracción y motor.

El primer inquilino será TVE, que tiene firmado utilizar la segunda planta del CPC. A cambio realizará un inversión de tres millones en el edificio y pagará un alquiler. RTVE contará en la nueva ubicación, que ocupará 1.531 metros cuadrados de la segunda planta, una redacción unificada, un estudio de televisión y tres locutorios de radio. Se trasladarán a Burjassot un centenar de trabajadores,  los que conforman las plantillas de RNE y TVE, además de los profesionales que dependen de los servicios de A la carta y Digitalización y que realizan su trabajo en València. La idea es que la televisión nacional atraiga nuevas producciones a estas instalaciones.

En RTVE esperan que pueda iniciarse la emisión desde el CPC en un plazo de entre nueve y doce meses, casi a la par con la nueva À Punt, si se cumplen las previsiones del la directora general, Empar Marco. 

Apertura del archivo de RTVV

TVE compartirá espacio con el archivo de la extinta RTVV, que también es propiedad de la Generalitat. La idea de la administración autonómica es que estos documentos audiovisuales -memoria de la Comunitat Valenciana entre 1989 y 2013- se abran a toda la ciudadanía y se puedan compartir con televisiones municipales y TDT privadas. "¿Por qué una televisión local no puede emitir El Show de Joan Monleón cuando acudieron los vecinos de los municipios a los que da cobertura? Ya nos lo están pidiendo", explicaron fuentes conocedoras de las negociaciones.

Un nuevo inquilino que también puede acudir al CPC es la Asociación de Televisiones Educativas Iberoamericana. El organismo, actualmente con sede en Madrid, está decidiendo su futura ubicación entre la Comunitat Valenciana y otros tres países. El Ministerio de Educación, que aporta bastantes fondos a este organismo interestatal, hará mucha fuerza para que su sede se instale en Burjassot. Fuentes conocedoras de la operación aseguraron que esta asociación podría generar muchas sinergias para productoras valencianas que necesiten trabajar en América Latina.

También se instalará en el CPP de Burjassot la sede de la red de repetidores públicos de la Generalitat, que utilzará À Punt pero que también comparte espacio radioeléctrico con el 112 de Emergencias. 

El edifico de Burjassot, premio nacional de arquitectura, era propiedad de RTVV pero con su extinción pasó a ser patrimonio de la Generalitat. À Punt, aunque el mayor, será un inquilino más que paga arrendamiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha