eldiario.es

Menú

La crisis territorial de Podemos se extiende con la destitución de la número dos en Valencia

Antonio Montiel atribuye a un error haber comunicado involuntariamente por Telegram las razones de su destitución a Sandra Mínguez sin haber hablado con ella

"Hemos de dejar de ser una organización tan férrea, una vez pasadas las elecciones, y bajar más al territorio", argumenta el secretario general en la Comunidad Valenciana

49 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Antonio Montiel, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Sandra Mínguez, en Valencia.

Antonio Montiel, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Sandra Mínguez, en un acto en Valencia.

Si en marzo Pablo Iglesias fulminó como secretario de Organización estatal de Podemos a Sergio Pascual para sustituirlo por Pablo Echenique por razones de urgencia electoral, ahora el líder valenciano de la formación, Antonio Montiel, ha hecho lo mismo con su secretaria de Organización, la diputada autonómica Sandra Mínguez, por todo lo contrario, para pasar del "modo electoral" al "modo político".

Y además, tal como explica el mismo Montiel a eldiario.es, la destitución ha resultado especialmente traumática por un "error" del que pide disculpas, dado que le envió el viernes mediante un mensaje de Telegram las razones para relevarla sin llegar a hablar con ella antes del Consejo Ciudadano autonómico en el que se acabó haciendo público.

La propia Mínguez, una de las dirigentes fundacionales de Podemos en el País Valenciano, junto a Àngela Ballester (son las dos representantes valencianas en el Consejo Ciudadano estatal), explicó su perplejidad: "Me he enterado a través de un mensaje de Telegram justo tres minutos después de que empezase el Consejo Ciudadano".

"Sin darme cuenta", afirma Montiel, "le envié un informe con las razones de una decisión que ya llevaba tiempo en mi cabeza sin haber llegado a hablar con ella". El dirigente de Podemos lo califica de "error imperdonable" que ha causado una "imagen que no quería". "Había optado por no plantear el asunto en el Consejo Ciudadano porque no lo había hablado, pero Sandra lo reenvió al recibirlo y fue ella la que acabó haciendo público el tema y todo se precipitó"

Mínguez, una de las dirigentes procedentes del movimiento del 15-M, todavía acudió este sábado a una reunión de responsables de organización de Podemos en Zaragoza con Echenique, con quien Montiel asegura que ha estado en contacto. "No hay ruptura alguna", añade, para explicar que a finales de mes presentará al Consejo Ciudadano autonómico la propuesta de nuevo responsable de organización y su programa de trabajo.

"Las razones de esta decisisón tienen que ver con el cambio de ciclo", comenta Montiel. "Estamos pasando a un tiempo más pausado. Hemos hecho funcionar la maquinaria electoral sin pulmón, sin financiación de bancos y sin asesores. Nuestra gente ha sufrido mucho. Y ha llegado el momento de dejar una organización tan férrea para escuchar más, bajar más al territorio y atender más a la gente. Un cambio de estilo y de personas vendría muy bien".

Montiel asegura que durante este periodo marcado por convocatorias electorales "el trabajo de organización ha sido una tarea titánica. Ahora se abre un nuevo tiempo y es bueno incorporar a nuevas personas". El dirigente valenciano insiste en que "se ha acabado un ciclo y empieza un nuevo tiempo político en el que hay que dar juego a los círculos territoriales y sectoriales" para fortalecer la estructura de un partido de base "muy participativa".

Fuentes de la dirección de Podemos consultadas por eldiario.es coinciden en ese diagnóstico. Y añaden que Montiel ya hacía tiempo que quería relevar a Mínguez para "repensar la organización". Añaden también que la crisis abierta nada tiene que ver con la intención reiterada por el secretario general estos últimos días de incorporar a Podemos al gobierno valenciano que encabezan el socialista Ximo Puig y la líder de Compromís Mónica Oltra, en la que podría ser la primera entrada de la formación morada en un Ejecutivo autonómico.

El propio Montiel, que el miércoles pasado llegó a declarar que su partido "se siente preparado" para entrar en el gobienro, así lo corrobora: "No es una cuestión prioritaria". En primer lugar, mientras se resuelve quién asume la responsabilidad de llevar la secretaría de Organización en "un tiempo más lento, en el que sean más importantes los debates internos y se refuercen las estructuras", Podemos planteará a los otros dos socios del Pacte del Botànic sobre el que se sostiene el actual Consell de la Generalitat, el PSPV-PSOE y Compromís, un documento de "refundación del acuerdo". Después vendrá el debate parlamentario y la negociación de los Presupuestos de 2017, en los que Podemos quiere influir. Y la Asamblea Ciudadana que el partido prepara a nivel estatal para final de este año o inicios del próximo.

"Tendremos que hacer un debate político interno y una consulta a nuestra gente", apunta Montiel sobre la decisión de pedir formalmente la entrada en el gobierno valenciano. Eso diluye bastante las expectativas creadas estas últimas semanas sobre lo inminente de la maniobra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha