eldiario.es

Menú

Ximo Puig no renuncia al pacto con Podemos pese al veto de Pedro Sánchez: "No soy cobarde"

El presidente valenciano defiende la candidatura conjunta al Senado pese a la resistencia de las "elites centralistas" y la reacción contraria de su partido en Madrid

- PUBLICIDAD -
Puig: No plantear mi posición sería cobardía, y no he venido a ser cobarde

Ximo Puig, en las Corts Valencianes. EFE

El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, no renuncia a integrarse con Compromís y Podemos en una candidatura conjunta al Senado por la Comunidad Valenciana en las proximas elecciones generales pese al veto de Pedro Sánchez. El secretario general del PSPV-PSOE ha insistido en que su partido peleará hasta el final con ese objetivo. Otra cosa "sería cobardía, y no he venido aquí a ser cobarde, ni en esto ni en nada", ha asegurado este jueves en Valencia.

Puig ya consiguió el apoyo unánime de su ejecutiva por la coalición al senado. También, en otra demostración de fuerza, de la inmensa mayoría de los alcaldes del PSPV. Sánchez, sin embargo, se ha enrocado en el no. El presidente de la Generalitat no quiere azuzar el enfrentamiento con Madrid ni abordar el asunto "como un problema político interno", sino como un intento de plantear a nivel estatal y buscar soluciones para el problema valenciano.

En ese cometido, quiere hacer "pedagogía" en el resto de España pese a la "resistencia de las élites centralistas", descontentas con el "desarrollo del modelo autonómico". El presidente de la Generalitat ha alertado de la posibilidad de que el PSPV se quede sin representación en el senado si se queda fuera del pacto al que pueden llegar Compromís y Podemos.

Además, cree que el senado es fundamental, como cámara territorial, para impulsar su proyecto federal para España y para impedir una mayoria del PP en el Senado que pueda vetar los cambios que un eventual congreso con mayoría de izquierdas podría proponer. Además, alllí se podría visualizar el problema valenciano: una Generalitat inviable por la mala financiación, el peso de la deuda histórica y la falta de inversiones del estado.

De hecho, Puig, más allá de insistir en que esto "no es un pulso" con Sánchez ni el PSOE, no renuncia al pacto. Respetará la posición de la ejecutiva federal de Madrid -legitimada para decidir- pero explorará todas las vías para evitar quedarse sin senadores socialistas valencianos. Incluso una que evitaría la coalición: un  mero acuerdo de apoyo mutuo entre candidatos de las diversas fuerzas.

Compromís apoyaría las alternativas a la coalición

La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra,  ha manifestado además que Puig, tiene el "apoyo total" de Compromís para, en caso de que se frustre la coalición -el plazo para presentar la candidatura finaliza el viernes- se opte por otras posibilidades que "preserven la autonomía de cada partido, pero que igualmente lleven al mismo resultado". En otras palabras, el aludido acuerdo de apoyo mutuo.

Todos los partidos defienden el sexto senador

Todos los partidos con representación en Las Corts Valencianes (PP, PSPV, Compromís, Ciudadanos y Podemos han apoyado este mismo jueves una proposición no de ley de tramitación inmediata contra la intención de la comisión permanente del Senado de recortar un senador a la Comunidad Valenciana (de seis pasaría a cinco)  por un lígero descenso de la población.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha