eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Unidos Podemos pide que Zoido comparezca para aclarar la muerte de siete mujeres en la costa melillense

Los supervivientes aseguran que las víctimas murieron cuando la patera "fue  remolcada por la patrullera marroquí y acabó volcando", después de que la Guardia Civil bloquease su paso 

Cinco cuerpos se encuentran en el Hospital El Hassani de Nador (Marruecos) donde serán identificados por sus familiares este lunes

La Delegación del Gobierno en Melilla asegura que la Guardia Civil participó en el rescate de 13 personas que se lanzaron al mar pero "del resto se hizo cargo Marruecos"

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Cuatro de las mujeres congoleñas que murieron ahogadas ante agentes de la Guardia Civil de España y de la Marina Real de Marruecos.

Cuatro de las mujeres congoleñas que murieron ahogadas ante agentes de la Guardia Civil de España y de la Marina Real de Marruecos.

Los familiares de algunas de las siete mujeres fallecidas este jueves cerca de la costa melillense se preparan para reconocer los cinco cuerpos que reposan en el Hospital El Hassani de Nador (Marruecos). Los supervivientes aseguran que las víctimas murieron cuando la patera "fue arrastrada con una cuerda por la patrullera marroquí y acabó volcando", después de que la Guardia Civil "bloquease" su paso hacia la costa melillense.

Aunque la Guardia Civil participó en el rescate de algunas de las personas que se lanzaron al agua antes de que, según los testimonios, la embarcación fuese remolcada por las autoridades marroquíes, el Gobierno asegura que no le consta la muerte de ninguno de los ocupantes. 

Unidos Podemos ha solicitado la comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para aclarar las circunstancias de la muerte de estas siete mujeres (cinco congoleñas y dos guineanas) en aguas fronterizas. El grupo  parlamentario también ha solicitado que que se decreten "tres días de luto oficial, igual que en los atentados de Barcelona" porque, apuntan, "todas las vidas valen lo mismo". Por su parte,  la ONG Médicos del Mundo ha exigido al Gobierno que emprenda "una investigación exhaustiva e independiente  para aclarar responsabilidades".

Ni la Guardia Civil, ni el Ministerio del Interior, ni la Delegación del Gobierno en Melilla han contestado a las preguntas de eldiario.es sobre las circunstancias que rodearon al operativo desplegado el pasado jueves por las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes en la costa melillense. 

Lo que se sabe

La tragedia se produjo cuando una patera con cerca de 45 personas a bordo se encontraba, según ha informado la Delegación del Gobierno en Melilla, en "la zona de Aguadú". Se trata del punto fronterizo entre la ciudad autónoma y Marruecos situado en el extremo norte de la costa. El Ejecutivo rechaza dar a este medio información acerca de la jurisdicción de las aguas donde se encontraba la embarcación, es decir, si la patera estaba en aguas españolas o marroquíes. 

Extremo norte de la costa de Melilla junto a la frontera con Marruecos. Forma parte del lugar de importancia comunitaria 'Zona marítimo terrestre de los acantilados de Aguadú'. Foto: Lord_SKY/Flickr

Extremo norte de la costa de Melilla junto a la frontera con Marruecos. Foto: Lord_SKY/Flickr

Los supervivientes relatan que, cuando se estaban acercando a la costa melillense, una embarcación de la Guardia Civil "bloqueó" su paso, por lo que 27 personas se lanzaron al agua ya que, relatan, se encontraban cerca de la playa de Melilla y temían ser devueltos a Marruecos. Entonces, describen los supervivientes, algunos de ellos fueron rescatados por los agentes españoles y otros por la Marina Marroquí.

Aunque no detalla lo ocurrido en los momentos anteriores a que estas 27 personas se lanzasen al mar, la Delegación del Gobierno en Melilla confirma que la Guardia Civil rescató a 13 migrantes cuando estas se lanzaron al mar huyendo de las autoridades españolas y marroquíes. 

Estas personas fueron trasladadas al puerto de la ciudad autónoma y se encuentran internadas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). El Ejecutivo asegura que intervino para "rescatar" a los migrantes en peligro, pero no avisó a Salvamento Marítimo, según ha confirmado a eldiario.es el organismo de rescate dependiente del Ministerio de Fomento. 

Después de que la Guardia Civil rescatase a una parte de las personas que trataron de llegar a la orilla a nado, las autoridades marroquíes "se hicieron cargo" del resto de personas que se tiraron al agua y de las mujeres que permanecieron en la inestable patera. Los testimonios recopilados por la ONG Caminando Fronteras aseguran que "la  Marina marroquí ató precariamente la patera con una cuerda para llevársela y  la barca volcó". En ese momento, indican, "se ahogaron siete de las ocho mujeres".

Desde la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), han lanzado un comunicado para "desmentir categóricamente que se produzcan “devoluciones o deportaciones” de ningún tipo en el mar y denunciamos que este tipo de expresiones no hacen más que generar confusión".

En este sentido, la asociación sostiene que "la versión que se ha contado es muy diferente a como han ocurrido los hechos en realidad" y, en este sentido, ha solicitado a la Dirección General de la Guardia Civil "que explique lo que sucedió realmente y desmienta categóricamente las graves acusaciones vertidas contra" los agentes.

El Gobierno, que había participado en el operativo en coordinación con las fuerzas auxiliares marroquíes, no da ninguna información al respecto, alegando que "se trataría de una actuación de Marruecos". 

"Esto ocurre al lado de la costa española. Las fuerzas de seguridad españolas participan en el rescate de una patera y entregan una patera en riesgo, con ocho mujeres refugiadas, a Marruecos. A las horas siete mujeres estaban en un morgue del país vecino. Hay que explicarlo",  enfatiza Helena Maleno, portavoz de la ONG Caminando Fronteras. 

El riesgo de bloquear pateras en alta mar

La ONG denuncia la realización de operativos en los que "se impone el control de fronteras sobre la salvaguarda de la vida de las personas migrantes". Los bloqueos de embarcaciones en alta mar para que las autoridades marroquíes "se hagan cargo" de estas personas, aunque se encuentren sobre una inestable embarcación, es una práctica habitual en la zona fronteriza de Ceuta y Melilla.

A raíz de un informe en el que Caminando Fronteras alertaba sobre el riesgo intrínseco en el bloqueo de pateras en alta mar para entregarlas a las autoridades marroquíes,  la senadora de Podemos Maribel Mora preguntó al Gobierno si "es práctica de las patrulleras de la Guardia Civil en Ceuta interceptar a los efectos de detener su tránsito, pateras en aguas territoriales o internacionales hasta que son recogidas por la Marina marroquí".

El Ejecutivo respondió de forma afirmativa, argumentando que su misión es "detener su tránsito [el de la patera] y salvaguardar las vidas de los inmigrantes". Según desarrolla su respuesta, "las patrulleras de la Guardia Civil van a rescatar a las personas en riesgo con independencia de la soberanía de las aguas en las que se encuentren". En el caso de ser localizadas en aguas españolas, apuntan, son trasladadas a Ceuta donde son puestas a disposición de la Policía Nacional. Pero si son interceptadas en "aguas marroquíes", el Instituto Armado las retiene hasta la llegada de la Marina marroquí, concreta el escrito fechado a 5 de mayo. 

Por su parte, la APROGC asegura que "en el caso de Melilla la responsabilidad SAR (salvamento marítico) recae sobre Marruecos y son ellos los que deben decidir en qué puerto y de qué manera se debe producir el traslado de las personas que han sido rescatadas".  

Los deficientes medios de rescate marroquíes

Estas operaciones conforman el "principal riesgo" de la ruta migratoria realizada por la vía marítima a través de Ceuta y Melilla, según documentó el informe anual de Caminando Fronteras. Las comunidades migrantes que han tratado de seguir esta ruta describen como una de las causas "evitables" de estas muertes es el "bloqueo" de las pateras detectadas por la Guardia Civil española con el objetivo de frenar su camino hacia Ceuta. De esta forma, el Instituto Armado español espera la llegada de la Marina marroquí para que puedan ser devueltas a la costa alauí, según los testimonios de las personas migrantes que dicen haber visto morir a sus compañeros en este tipo de operaciones. 

La Defensora del Pueblo que, en reiteradas ocasiones, ha exigido a las autoridades españolas "garantizar que los extranjeros puedan formalizar solicitudes de protección internacional cuando sean interceptados por funcionarios españoles", aunque la actuación se produzca "fuera o dentro de las aguas territoriales españolas". En este caso, cinco de las siete mujeres fallecidas procedían de República Democrática del Congo, por lo que eran potenciales refugiadas. 

El riesgo de estas operaciones también tiene que ver con los deficientes medios de rescate de las autoridades marroquíes. Según las comunidades de migrantes, "los medios de rescate de Marruecos no están preparados, son embarcaciones militares de escasa experiencia en salvamento" por lo que "cuando hay dificultades o caen al agua, no tienen mecanismos para salvarles la vida", recoge el informe de Caminando Fronteras. De esta forma,  cuando las autoridades españolas esperan que las autoridades marroquíes para que se encarguen del rescate, recuerda la ONG, aumenta las posibilidades de que acabe en tragedia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha