eldiario.es

Menú

Agreden a una persona en Vitoria por defender los derechos de los inmigrantes

La oposición achaca el incidente al dircurso "racista y xenófobo" del alcalde de la ciudad, Javier Maroto.

- PUBLICIDAD -

Un vitoriano ha sido atendido en el hospital de Txagorrixu tras ser agredido físicamente por otra persona a la que recriminó los insultos que estaba profiriendo contras unos inmigrantes. La víctima de la agresión no reviste lesiones de gravedad, pero el incidente ha disparado todas las alarmas en la ciudad. "El discurso racista y xenófobo de Javier Maroto se acaba de cobrar su primera víctima física". Así de contundente se expresa la oposición tras conocer el incidente, que es el primero conocido que acaba a golpes.  Las declaraciones del alcalde, Javier Maroto, el pasado mes de julio acusando a los magrebíes de no integrarse y de vivir de las ayudas sociales ha enrarecido el ambiente en la ciudad. Desde julio, el alcalde ha seguido alimentando la polémica. Pero hasta ahora la espiral no había pasado de los reproches verbales de algunos vitorianos hacia el colectivo extranjero.

El incidente se produjo cuando varias personas estaban esperando en el punto de información del centro cívico El Pilar a ser atendidas. En ese momento, un ciudadano que estaba en la cola comenzó a insultar a los inmigrantes que también guardaban la fila y a gritar, entre otras cosas, que sin los extranjeros no habría tantos problemas en la ciudad, según la Cadena Ser. Otro ciudadano de Vitoria que esperaba en la fila le recriminó sus insultos y entonces el primero la emprendió a golpes con él.

El temor de la oposición es que la escalada no termine en esta bronca. El PNV culpa a Maroto de legitimar estas agresiones y de "enfrentar a los vitorianos entre si", mientras que el portavoz del PSE en el Ayuntamiento y exalcalde de la ciudad, Patxi Lazcoz, exige al alcalde que cambie el discurso. "Ha falseado los datos, se ha nutrido de leyendas urbanas y ahora empezamos a pagar las consecuencias. Lo único que tiene que hacer Maroto es rectificar y devolver la tranquilidad a los vitorianos". Desde EH Bildu, su portavoz, Kike Fernández de Pinedo, ha solicitado la creación de un protocolo para poder "reaccionar de forma unánime" cuando se produzcan agresiones racistas.

Por su parte, el alcalde ha calificado de “demagógicas e irresponsables” las declaraciones de la oposición municipal, por acusarle de crear un clima de alteración social que fomenta la xenofobia. Maroto condena este acto de violencia “como he condenado cualquier otro". "Ya me gustaría que los grupos de la oposición hubieran sido tan contundentes con otros casos de agresiones", ha agregado.

Tras las críticas de la oposición, Maroto se pregunta: "¿Quién está crispando a la sociedad, el que pide que se mejore el sistema o el que, reconociendo que el sistema falla, se niega sistemáticamente a cambiarlo?".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha