eldiario.es

Menú

Arantza Quiroga, lideresa del PP vasco

La decisión, acordada ayer por el núcleo duro del partido, será sancionada en la reunión de la Junta Directiva del martes.

Alfonso Alonso se mantiene como portavoz en el Congreso e Iñaki Oyarzabal reforzará a Quiroga en la nueva etapa post Basagoiti.

- PUBLICIDAD -
Arantza Quiroga presidirá el PP vasco tras recibir el apoyo de los secretarios provinciales

Arantza Quiroga presidirá el PP vasco tras recibir el apoyo de los secretarios provinciales

La actual vicepresidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, será la persona que lidere el PP vasco tras haber recibido hoy el apoyo unánime de los líderes provinciales Borja Semper (Gipuzkoa), Antón Damborenea (Bizkaia) y Alfonso Alonso (Alava). Iñaki Oyarzabal, actual secretario general, reforzará a la nueva presidenta en la dirección. La Junta Directiva, máximo órgano entre congresos, sancionará el próximo martes un acuerdo que cierra de manera meteórica la sucesión de Antonio Basagoiti.

En la reunión celebrada ayer, en la que también han estado presentes el propio Basagoiti y el secretario general, Iñaki Oyarzabal, el núcleo duro del partido ha considerado que Quiroga y Oyarzabal, integran un tándem que concita el mayor grado de adhesiones y, sobre todo ofrece "mayores garantías de continuidad en la consolidación del proyecto del PP vasco" desarrollado por Basagoiti, según fuentes oficiales de la formación.

El PP vasco anunciaba al medio día su intención de reunir la próxima semana a su Junta Directiva para tratar sobre la sucesión de Antonio Basagoiti al frente del partido, según adelantó ayer este periódico citando fuentes de la dirección popular. La Junta Directiva es el máximo órgano entre congresos y era donde se iba a determinar la hoja de ruta a seguir para la elección de la persona que liderará el partido tras el anuncio de Basagoiti de que abandona la política activa para trabajar en el Banco Santander en México.

Pero los acontecimientos se han precipitado. Y el núcleo duro optó por cocinar la sucesión en una reunión de manera meteórica en la capital alavesa.

En el encuentro del martes, el todavía presidente explicará a los miembros de su dirección las "razones personales" que le han llevado a dar un paso atrás en la política tras mantenerse en la primera línea durante los últimos 18 años de su vida, primero en el Ayuntamiento de Bilbao y, posteriormente, al frente del partido y en el Parlamento. Además, Basagoiti explicará la decisión adoptada hoy por el núcleo duro de la formación, una elección que coloca a Quiroga como lideresa del partido.

La Junta Directiva podría haber optado por convocar un congreso extraordinario para la elección del futuro líder o por aprobar una transición ordenada sin necesidad de convocar un cónclave que reúna a los compromisarios elegidos por los militantes populares. La opción finalmente elegida ha sido la de elegir de manera consensuada entre los tres territorios a la sucesora y llevar la propuesta a las organizaciones provinciales y sancionarla posteriormente en la Junta Directiva del martes. De esta forma, se ha evitado una carrera por la sucesión que podría haber sido mucho más accidentada internamente. Sobre todo cuando hay sectores, minoritarios, que no ven bien un proceso de elección basado en el "dedazo" y que podían reinvindicar un congreso extraordinario para confrontar candidatos.

El proceso de sucesión en el PP vasco se ha precipitado tras la entrevista mantenida a principios de semana en Madrid entre el propio Basagoiti y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. Tres días después, Basagoiti hacía oficial ante los medios su abandono de la política activa en Euskadi y su marcha a la empresa privada en una entidad bancaria en México. Para entonces, el nombre de Arantza Quiroga se perfilaba como candidata de consenso.

Aunque desde entondes la mejor situada era la ex presidenta de la Cámara vasca y actual portavoz popular en el Parlamento, Arantza Quiroga, el sector alavés quería hacer valer su peso. Y aunque parecía muy improbable la vuelta de Alfonso Alonso a la política vasca, el dirigente alavés y portavoz en el Congreso de los Diputados no se había descartado públicamente a la espera de lo que pudieran decir en Génova y el propio presidente del partido, Mariano Rajoy. Finalmente, los dirigentes de la formación popular decidieron ayer que el portavoz de la formación en el Congreso, Alfonso Alonso, continúe con su trabajo en Madrid, y siga engrasando la relación entre Madrid y Vitoria. Y que Oyarzabal refuerce desde la secretaría general a Quiroga.

Todos estos acuerdos adoptados ayer se valorarán el lunes en las lunes a las Juntas territoriales de Bizkaia, Alava y Gipuzkoa, y el martes se desarrollará una Junta Directiva del PP vasco en la que se ratificarán los mismos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha