eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Bilbao “oculta pero no retira” la simbología franquista de la villa

La asociación memorialista ‘Lau Haizetara Gogoan’ recrimina que el Consistorio “ha cubierto con cemento pero no ha quitado” varios símbolos de origen franquista de edificios y calles de Bilbao.

Una sentencia obliga al Ayuntamiento de Bilbao a eliminar del callejero municipal el paseo con el nombre del falangista Sánchez Mazas, a lo que el anterior alcalde, Iñaki Azkuna, había mostrado su negativa.

- PUBLICIDAD -
La asociación memorialista 'Lau Haizetara Gogoan' valora la sentencia favorable a la retirada de la simbología franquista.

La asociación memorialista 'Lau Haizetara Gogoan' valora la sentencia favorable a la retirada de la simbología franquista.

Defensores de la Ley de la Memoria Histórica han valorado la sentencia que obliga al Ayuntamiento de Bilbao a eliminar los restos de simbología fascista que aún perduran en edificios y calles de la capital vizcaína. Tras la denuncia interpuesta por la asociación memorialista Lau Haizetara Gogoan, el Consistorio bilbaíno tiene la obligación de retirar del callejero municipal la vía denominada Paseo Rafael Sánchez Mazas, miembro fundador de la falange y ministro del segundo gobierno franquista, por  tratarse de “objetos que exaltan la sublevación militar, la Guerra Civil y la represión de la Dictadura”.

En una rueda de prensa convocada por la asociación, sus miembros Antxon Gómez e Iñaki Astoreka, han declarado que acudieron a la vía judicial debido a la “no aplicación reiterada” de la Ley de la Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Bilbao, que se negó a recibirles. Entre las demandas de la asociación estaban la retirada de varios símbolos de contenido fascista en lugares como la Plaza de Toros, la Escuela de Música de la calle Sorkunde de Bilbao, el Cementerio de Derio o el citado Paseo Sánchez Mazas en el parque de Doña Casilda.  “A excepción de los azulejos con el nombre de Franco de la Plaza de Toros que sí se han retirado, los otros no se han quitado, se han cubierto con cemento. Pero lo que pasa es que ocultar no es retirar. Yo mañana mismo me voy con una espátula o el instrumento que sea y lo puedo poner otra vez a vista de público”, ha declarado Astoreka, quien recrimina el procedimiento llevado a cabo por el Consistorio, que únicamente comenzó a hacer “estas pequeñas cosas” una vez presentada la demanda en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 1 de Bilbao por parte de su asociación.

Los miembros de Lau Haizetara Gogoan también han hecho referencia a la eliminación de una serie de placas del Instituto Nacional de Vivienda, procedentes de la época de la dictadura, que todavía cuelgan en las fachadas de barrios como San Inazio, Santutxu o Rekalde. En este caso, la sentencia exime al Ayuntamiento de la labor de retirada puesto que ya no son edificios municipales públicos.  Por ello, desde la asociación hacen un llamamiento a los vecinos y vecinas para que “retiren esas placas que son signo de la opresión vivida durante tantos años”. Lau Haizetara Gogoan quiere dejar claro que se trata de una llamada informativa, que no tiene intenciones de presionar o coaccionar al vecindario de estos edificios. “        Lo que queremos es que, de propia voluntad, los vecinos se animen a retirar esas placas”, ha dicho Astoreka sobre lo que consideran una labor de concienciación porque “la Ley de Memoria Histórica recalca claramente que la no retirada de símbolos en edificios privados significaría la no concesión de ningún tipo de subvención”.

En este sentido exigen al Ayuntamiento, “como han acordado otros Consistorios en plenos, que han destinado partidas presupuestarias para que no quede ninguna señal,” que den su apoyo para que la Ley de Memoria pueda cumplirse “en sus mínimos” echando una mano a las asociaciones memorialistas. “Tenemos la vía judicial nuevamente como última instancia a la que no vamos a renunciar si otra serie de caminos no conducen al cumplimiento total de la Ley que, si ya de por si es bastante limitada, le sumamos la reticencia del Ayuntamiento. Recurriremos a ella si las vías de la mediación y el consenso no son atendidas”, ha señalado Borja Irizar, abogado encargado de la causa.

Negativa de Iñaki Azkuna

Por su parte, desde la organización también han indicado que no comprenden “la actitud de un partido como el PNV que ha puesto tantos cortapisas para retirar lo que a juicio de nosotros y de la judicatura no tenía ninguna razón de ser”. Así, han asegurado que no entendían la “obcecación” del anterior alcalde Iñaki Azkuna, fallecido el pasado mes de marzo, en no retirar la placa del nomenclátor de la villa del paseo Sánchez Mazas porque “es el alcalde quien tiene potestad para poner las calles, plazas y retirarlas”. La demanda que fue presentado un año y medio antes de su fallecimiento y que ha sido favorable a las peticiones de la asociación obliga ahora su retirada, por lo que el Consistorio tendrá que buscar una nueva denominación para esta vía. “Esperemos que a buen criterio busquen el nombre de una persona  que nos haga pasear con libertad por el paseo y más cuando casi enfrente, en el monte Artxanda, hay una escultura dedicada a los hombres y mujeres que lucharon por la libertad”, han concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha