eldiario.es

Menú

Cerca de la mitad de las mujeres presas está en régimen de semilibertad

"No es delincuencia conflictiva. Las tres cuartras partes de las mujeres que acaban en prisión es por haber cometido hurtos, robos o delitos contra la salud pública", declara Ruth Alonso, juez de vigilancia penitenciaria de Bilbao

De los 1.314 presos de las tres cárceles vascas, 129 son mujeres, el 10% de la población reclusa

- PUBLICIDAD -
Retrato de una de las mujeres privadas de libertad que ha participado en los talleres de fotografía de la cárcel de Zaballa.

Retrato de una mujer privadas de libertad participante de los talleres de fotografía de la cárcel de Zaballa.

Solo el 10% de la población reclusa que hay en las tres cárceles vascas son mujeres. Son 129 ellas, frente a los 1.185 hombres, según las cifras ofrecidas por la magistrada juez de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao, Ruth Alonso, que ha participado en la jornada 'Las mujeres en prisión, dificultades añadidas' organizada por el Ararteko y el Parlamento vasco en el día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres.

La magistrada ha desgranado los datos de un estudio realizado por ella misma recientemente en los tres centros penitenciarios de Euskadi, Martutene, Basauri y Nanclares. El informe revela que de entre las 129 mujeres, 49 de ellas, casi un 40% no permanece en prisión. Estas reclusas están en sección abierta de semilibertad o en sus casas, bajo vigilancia mediante controles telemáticos o controles presenciales, un dato significativo que ha querido destacar la jueza Alonso. "Tenemos que sentirnos orgullosos de cómo funciona aquí el sistema penitenciario. La situación es privilegiada en el País Vasco con respecto al resto de España", ha resaltado.

Por centros penitenciarios, en Basauri, la única cárcel de Euskadi que no dispone de departamento destinado a mujeres, conviven 308 internos, 41 preventivos, 102 penados en régimen interno y 165 en régimen abierto. Aquí son 16 las mujeres presas pero que ninguna permanece en las instalaciones penitenciarias sino que viven en sus casas y se someten a controles presenciales o bien están bajo seguimiento mediante pulseras telemáticas.

Entre 19 y 67 años

En Martutene hay 306 internos, 139 en interior y 132 en sección abierta. Son 24 las mujeres recluidas en este centro, la mitad en régimen abierto.

En la cárcel de Nanclares hay 704 internos, 615 hombres y 89 mujeres, 20 de ellas en régimen abierto. Del resto, 31 están en el llamado módulo de respeto, 35 en el módulo ordinario y el resto en enfermería. Sus edades oscilan entre 19 y 67 años.

Alonso ha hecho hincapié en que la delincuencia ejercida por mujeres, en su mayoría, "no es delincuencia conflictiva. Las tres cuartas partes de las mujeres que acaban en prisión es por haber cometido hurtos, robos o delitos contra la salud pública",  ha declarado Ruth Alonso. "En la medida en que más estudios tienes, el delito que cometes es más organizado, más reflexionado, como puede ser falsificación documental o estafa", ha explicado. La jueza ha dedicado más tiempo ha estudiar los perfiles de las mujeres privadas de libertad que hay ingresadas en Nanclares. Entre esa población reclusa, solo una de ellas dispone de cualificación superior, "una doctora"; cualificación media, ESO y Bachiller, el 25% ; cualificación básica, un 51% y analfabetas o sin estudios básicos terminados, un 22%.

De la franja estudiada, no tiene hijos el 27% , tiene hijos mayores de edad el 23% y tienen hijos menores de edad el 50%. "De ellas hay 29 casos en que los hijos están con la familia y no acogidos en en Diputación. Esto es significativo. Demuestra que las cosas están cambiando a nivel institucional y social. No es tan necesario que se haga cargo la institución sino que el entorno familiar responde", ha aclarado Alonso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha