eldiario.es

Menú

Se aprueba el último presupuesto de Urkullu antes de la pugna electoral vasca

PNV y el PSE aprueban los Presupuestos vascos con el rechazo de EH Bildu, PP y UPyD

El resto de formaciones critican el acuerdo "político y clientelar" alcanzado entre 'jeltzales' y socialistas

- PUBLICIDAD -

El acuerdo presupuestario entre el PNV y el PSE-EE ha permitido la aprobación de los Presupuestos de Euskadi para el año 2016, que han recibido el rechazo EH Bildu, el PP y UPyD, quienes han criticado el acuerdo "político y clientelar" alcanzado por ambas formaciones para aprobar unas Cuentas que ascienden a 10.933 millones de euros y que "dejan de lado las necesidades de la sociedad vasca, profundizando en los recortes".

Los Presupuestos han salido adelante con 33 votos a favor --los 27 del PNV y seis del PSE-EE--, 12 abstenciones --del resto de parlamentarios socialistas--, y los 32 votos en contra de EH Bildu, PP y UPyD. La aprobación definitiva de los Presupuestos vascos ha estado acompañada de la protesta de numerosos colectivos sociales, la coordinadora de personas en paro y sindicatos que se han concentrado en el exterior de la Cámara para denunciar que las Cuentas "mantienen los recortes" aplicados en los últimos años en las principales prestaciones sociales y demandar unos presupuestos "más justos y solidarios".

El PNV alcanzó el pasado mes de noviembre un acuerdo con los socialistas para aprobar las cuentas del Ejecutivo vasco de 2016, que ascienden a 10.933 millones de euros. Como el año pasado, el proyecto de presupuestos ha recibido el apoyo de seis de los 16 parlamentarios socialistas lo que ha permitido sacar adelante las Cuentas que han recibido el voto en contra de EH Bildu, PP y UPyD. Estas formaciones solicitaron la devolución de los presupuestos presentando enmiendas de totalidad que fueron rechazadas el pasado 3 de diciembre después de que PNV y PSE sumaran sus votos.

En 2013 el Gobierno de Urkullu no consiguió apoyos y tuvo que retirar su primer proyecto económico y aprobar la prórroga del presupuesto del Gobierno anterior de Patxi López. Un año después, la abstención de socialistas y populares permitió sacar adelante las cuentas de 2014, y en el último ejercicio el PNV recibió los mismos apoyos que este miércoles, con el voto a favor de seis parlamentarios socialistas mientras que los diez restantes han expresado su abstención.

La parlamentaria de EH Bildu Leire Pinedo ha criticado que la "prioridad" de este Proyecto de Presupuestos es el "déficit y deuda pública" y ha denunciado que las políticas de "austeridad" están en la base del presupuesto, a pesar de que es una receta que "ya ha fracasado" porque ha demostrado que "agrava consecuencias de la crisis a quienes peor están". "Si la austeridad no sirve como han defendido durante la campaña, ¿por qué la aplican en los presupuestos?", ha preguntado.

Asimismo, ha afirmado que estos presupuestos "pagan la deuda y cumplen con los límites impuestos desde Madrid, sin rechistar, sin acuerdos" y ha criticado el acuerdo entre PNV y PSE afirmando que los socialistas "se han enmendado a sí mismos, optando por un maquillaje superficial y por repartir como Olentzero entre ayuntamientos donde gobierna, fundaciones afines y asociaciones varias" mientras la partida de las AES se ha agotado en todos los ayuntamientos."Con este presupuesto dejan de lado las necesidades de la sociedad vasca, profundizando en la línea de recortes", ha reprochado antes de acusar al PNV de dar "alpiste" al PSE para conseguir su apoyo a las Cuentas.

El parlamentario del PP Antón Damborenea ha recordado que su formación ha presentado "más de 580 enmiendas, de las que no se han aprobado ninguna y no ha habido ningún intento para hacerlo, lo que responde al pacto entre PNV y PSE que no conocemos nadie". "Es un pacto político, no presupuestario, excluyente y sectario por las partidas que hemos conocido", ha criticado.

Damborenea ha criticado que estas Cuentas "consolidan los recortes sociales" como la bajada del 7 por ciento en las ayudas para familias con hijos y a la conciliación o el incremento de las AES. Asimismo, ha criticado las enmiendas de los socialistas que incluyen partidas para clubes de petanca, de bicicleta, fútbol, coros o triatlón, "todas ellas de un mismo pueblo", lo que demuestra cuál es la "prioridad" del PSE en los presupuestos.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha defendido en que este "no es el proyecto de presupuestos que necesita la ciudadanía vasca" y ha asegurado que "había una alternativa a la propuesta del PNV" con medidas para "garantizar" el sostenimiento del Estado de Bienestar, la realización de inversiones productivas y la creación de empleo "estable, digno y de calidad". Además, ha criticado las enmiendas socialistas que se han incluido en las Cuentas, ya que "de los 35 millones de sus enmiendas 14,5 millones se destinan directamente a los únicos nueve municipios gobernados por los socialistas", hecho que ha calificado de "clientelismo" y de "amiguismo" porque tienen como objetivo "beneficiar a los suyos".

Frente a las críticas de estas formaciones, la parlamentaria del PNV Josune Gorospe ha rechazado que haya un pacto "sectario", sino que cree que el acuerdo alcanzado entre PNV y PSE es "plural" porque se ha alcanzado entre "dos formaciones políticas que cuentan con un amplio respaldo social". Por tercer año consecutivo, PNV y PSE han cerrado un acuerdo presupuestario por el que se han incorporado enmiendas socialistas por valor de 35 millones de euros. El portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, ha utilizado el turno de explicación de voto para defender que han  "facilitado" la aprobación de los presupuesto "por responsabilidad" y porque creen que "si se dan unas condiciones mínimas, es mejor para la ciudadanía que haya presupuestos aprobadas que no disponer de ningún presupuesto". "Hacer oposición es algo más que oponerse al gobierno", ha defendido.

Pastor ha explicado que "por coherencia y responsabilidad" han cedido el voto positivo de seis parlamentarios porque quieren que la mejora de la recaudación tributaria originada por la reforma fiscal, se traduzca  en el afianzamiento de las servicios públicos y en el fomento de la inversión en conocimiento y empleo." "Es cierto que no se hace con la intensidad que nos hubiera gustado", ha reconocido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha