eldiario.es

Menú

“El desarrollo humano o es para todos, o no sirve”

Mikel Mancisidor, miembro del Comité de Derechos Economicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, asegura que la economía no es el único indicador de desarrollo de un país

- PUBLICIDAD -
Vacunarán a más de 180.000 niñas en África contra el virus del papiloma humano

Camapaña de vacunación en África contra el virus del papiloma humano. EFE

“La definición tradicional de Desarrollo Humano, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se centra en ampliar las opciones que tienen las personas para llevar la vida que valoran, aumentar el conjunto de cosas que las personas pueden ser y hacer en sus vidas”. Para ampliar estas opciones resulta fundamental confluir capacidades humanas, según Mikel Mancisidor, miembro del Comité de Derechos Economicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas.

A partir de esta definición, a diferencia de la forma en la que se evaluaba antes el desarrollo de una sociedad, “no se va a medir exclusivamente la riqueza ya que lo importante del desarrollo humano es qué opciones tenemos para ser libres y  para construir nuestra vida cómo queremos construirla. Para ello, necesitamos unas capacidades, algunas de ellas materiales”, razón por la cual la riqueza importa como medio, ha apuntado Mancisidor durante los cursos de verano de la Universidad del País Vasco.

Anualmente, el PNUD elabora el Informe de Desarrollo Humano, un documento en el que se muestra el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de cada país. El indicador que se utiliza para medir el IDH de un país o región consta de tres variables. En primer lugar, el parámetro de la salud, que tiene que ver con la esperanza de vida al nacer; en segundo lugar, la educación, medida por lo años de duración de la educación obligatoria, el nivel de alfabetización de la población adulta y la tasa de matriculación de la educación primaria, secundaria y obligatoria, Y, en tercer lugar, la riqueza, que se calcula según el PIB per cápita.

Un país puede estar colocado en una de las cuatro grandes categorías establecidas por el PNUD: muy alto, alto, medio o bajo, siendo 1 la máxima puntuación y 0 la mínima. En el informe publicado en el año 2014, Noruega ocupaba la primera posición del ranking con una puntuación de 0,944 mientras que Níger se encontraba en el último lugar de la tabla, el puesto 187, con un 0,337. Cuantas más opciones tiene un individuo en su propio medio para ser o hacer lo que él desea, mayor será el nivel de desarrollo humano.

El país sobre el que más informes se han elaborado ha sido la India, seguido de Rusia. Sobre la Unión Europea existe un informe sobre la Isla de Santa Elena, perteneciente a Gran Bretaña. Los países menos desarrollados, por tanto, son los que más se han estudiado.

Como ocurre en el caso de Euskadi, “cuando el PNUD  no mide el desarrollo humano de un país o región, existen organizaciones privadas que se dedican a hacer este tipo de estudios”. Recientemente, el Eustat  calculó el IDH de Euskadi para el periodo 2010-2014 utilizando la misma metodología que el PNUD. El estudio reveló que la puntuación del País Vasco es de un 0,915, lo que sitúa al País Vasco en la octava posición.

No obstante, a pesar de los buenos resultados, sobre todo si se compara con la posición del Estado español, que ocupa el puesto 26 con un 0,876, llama la atención que Euskadi ha retrocedido 5 puestos respecto al informe del año 2007, cuando ocupaba la tercera posición. Esto se debe, principalmente, a que “en el 2010 hubo modificaciones en la metodología, que antes nos favorecía mucho por las características del país”. Aunque los índices relacionados con la salud y la riqueza son prácticamente idénticos, el indicador que más cambios ha sufrido es el de la educación.

“Hasta el 2010, la educación era una suma de las personas alfabetizadas y las personas con  expectativa de alfabetización, mientras que ahora se da más importancia a los años reales de educación de las personas mayores de 25 años”. Por esta razón, los resultados han variado tanto en Euskadi como en el Estado español, donde el descenso es “más grave” ya que se ha pasado del puesto 14 al 27 por los mismos motivos.

Teorías superadas

Todo esto demuestra que “el desarrollo humano es un concepto vivo” que ha ido evolucionando con el transcurso de los años y al que “de manera natural” se le han ido incorporando nuevos puntos de vista como la perspectiva de género o el medioambiente. “Hasta hace 15 años asociábamos el Desarrollo Humano al ámbito de la Cooperación Internacional. De hecho, para la sociedad no era una herramienta que aportara algo nuevo. Sin embargo, el Desarrollo Humano o es para todos, o no sirve”.

Los últimos informes revelan una mejora de casi todos los países. “Frente a la visión negativa, este tipo de metodología nos permite ver que hay esperanza. Aunque aún hay muchos retos por delante, usando estas políticas se puede avanzar”.

Históricamente, desde la creación de las Naciones Unidas en 1945, han existido dos teorías que se ajustaban al desarrollo de los pueblos. La primera, la Teoría del Alcance, relacionaba la riqueza de una sociedad con la creación de capital. La segunda, la Teoría de la Dependencia,  proveniente de América Latina afirmaban que el desarrollo de unos países se basa en el subdesarrollo de otros. “Ambas han sido ya superadas”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha