eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA: Victoria Rosell, exdiputada de Podemos

"Me voy por compromiso ético, a pesar de que la investigación contra mí es tramposa"

"Es evidente que el exministro Soria ha estado detrás de esa manipulación y ha presentado pruebas amañadas", asegura la exdiputada de Podemos en esta entrevista, tras anunciar que no repetirá como candidata

"El Tribunal Supremo ha sido víctima de un engaño. Ahora sabemos que quien me estaba acusando a mí de retrasar el caso para dar un trato de favor, el juez Alba, estaba negociando con el imputado archivar su causa"

"El PP debería plantearse cuáles han sido las maneras de Soria para quitarse de encima a una rival electoral"

50 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La magistrada Victoria Rosell, excabeza de lista por Las Palmas de Podemos

La magistrada Victoria Rosell, exdiputada de Podemos por Las Palmas.

"Una querella tramposa me impide seguir, por coherencia".  Victoria Rosell anunció este sábado que no repetirá como candidata al Congreso en las listas de Podemos. Su decisión llega en un momento en el que la querella que el exministro José Manuel Soria presentó contra la exdiputada como acusación popular ha perdido gran parte de su impacto. La grabación publicada hace diez días por eldiario.es demuestra que el informe del juez Alba contra Rosell –la principal prueba en su contra– estaba amañado. El juez Alba se había comprometido a archivar la causa a un imputado mientras le indicaba qué tenía que decir en su declaración contra la entonces diputada de Podemos.  La Fiscalía cree que Alba pudo cometer “al menos” un delito de negociaciones prohibidas a funcionarios.

A pesar de estas nuevas evidencias, y de que varios de los dirigentes de Podemos han pedido a Rosell que repita en las listas, la magistrada ha decidido no seguir y reincorporarse a la carrera judicial. La entrevista fue realizada telefónicamente este domingo, un día después de que ella misma confirmase que no será candidata.

¿Por qué deja la política?

Por un compromiso ético que impide ir en la lista en caso de que haya pendiente una investigación. En mi caso, creo que es una investigación tramposa que además no es ni judicial ni de la Fiscalía, que ha pedido el archivo. Es una investigación propiciada solo por el exministro José Manuel Soria. Pero prefiero ser coherente con esa norma y cumplirla antes que pedir una excepción.

¿Se plantea regresar a política en el supuesto de que la querella de Soria se archive definitivamente?

No puedo contestar directamente porque ya soy juez en activo en la carrera judicial y está prohibido a los jueces hacer manifestaciones de tipo político. A mí me honra que cuenten conmigo y lo que sí creo es que el PP debería plantearse cuáles han sido las maneras de Soria para quitarse de encima a una rival electoral. En vez de disputar el escaño en campaña, lo hicieron en los tribunales con una querella tramposa.

¿Se ha sentido respaldada por Pablo Iglesias en estas últimas semanas?

Sí, tanto por parte de Pablo Iglesias como por todo el grupo parlamentario.

¿Le pidieron que siguiese incluso estando imputada?

Me dijeron que podría seguir porque mi situación parecía evidentemente injusta a ojos de la opinión pública. Hay gente que no ha compartido mi decisión, aunque la respalda. La querella tiene tan poca credibilidad como Soria o el juez Alba. Pero las normas son claras y me acusan de delitos de corrupción, con lo cual yo prefiero cumplir con el compromiso ético en su sentido más amplio y honesto, a pesar del respaldo de la gente de Podemos.

La querella que presentó el ministro Soria como acusación popular no fue respaldada por la Fiscalía, que no vio caso. Sin embargo, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo decidió admitir esa querella, con el voto unánime de cinco magistrados, incluyendo el de una magistrada progresista, de Jueces para la Democracia. ¿Por qué cree que el Supremo actuó con esa unanimidad contra usted?

Porque hay un engaño al tribunal. José Manuel Soria, a través de su abogado, el exfiscal general del Estado Eligio Hernández –que sigue usando ese título, a pesar de que su nombramiento fue nulo– pide como prueba un informe del juez Salvador Alba. No es prueba documental, porque es un informe que se elabora después de presentada la querella. El Supremo es víctima de un engaño porque acepta pedir esa prueba que entiendo y presumo que ya estaba amañada, porque la conversación que ha publicado eldiario.es y donde se ve cómo fabrican ese informe contra mí es anterior a que el Tribunal Supremo admita esa prueba. El Supremo es víctima de una manipulación.

El juez Alba negoció entonces con el empresario imputado fabricar esa prueba antes que el Supremo pidiese el informe. ¿Está detrás del juez Alba la mano del exministro José Manuel Soria?

No quiero hacer especulaciones, pero otro de los datos objetivos es que en la querella ya hay un copia y pega burdo de otro informe reservado del juez Alba. De alguna manera, con un origen evidentemente ilícito, lo que escribe el abogado de Soria está copiado de un informe anterior del juez Alba. Un informe que a su vez va en un expediente reservado de la Fiscalía: una investigación contra mí que los tribunales consideran ilegal. Hay una conexión evidente entre Soria y este magistrado.

Además de este corta y pega, vemos cómo la prueba principal que el abogado de Soria solicita es precisamente un nuevo informe del juez Alba. El Tribunal Supremo no sabe que la propia querella está sacada de otro informe de ese mismo juez. Cuando ya sale a la luz la grabación donde ese juez fabrica las pruebas contra mí, el círculo se cierra y al fin lo entiendo todo. Es evidente que Soria ha estado detrás de esa manipulación y sobre todo que ha presentado pruebas amañadas y pruebas ilícitas en una causa que ahora me impide presentarme como candidata de Las Palmas.

¿Va a presentar una querella contra el exministro Soria o contra el juez Alba?

Las querellas jurídicas, a diferencia de las políticas, no se anuncian, se interponen. Sí me considero perjudicada en el caso contra el juez Alba que ya se ha enviado al Tribunal Superior de Justicia de Canarias. A diferencia de mí, donde ni la Fiscalía ni ningún juez de instrucción veían delito, en el caso de Alba sí lo ven. El daño de Alba contra mí ha sido evidente. Con toda probabilidad me personaré como perjudicada. Respecto a Soria, ya presenté en su momento una querella que no anuncié pero, al dejar de ser ministro, el Tribunal Supremo me dijo que se tenía que presentar de nuevo en Las Palmas y evidentemente así lo haré. Quiero que se sepa la verdad de todo este asunto.

¿Su pareja, el periodista Carlos Sosa –director de Canarias Ahora, un medio asociado a eldiario.es–, negoció un acuerdo de alquiler con opción de compra de una emisora de radio con el empresario Miguel Angel Ramírez cuando estaba imputado en su juzgado?

No. Se le ofreció ese contrato después de haberme ido yo del juzgado para entrar en política. Se negoció cuando yo ya había pedido la excedencia. Además, es un contrato con una contraprestación, no una entrega de dinero a cambio de nada. No tiene nada que ver con un delito de cohecho.

¿Retrasó usted la investigación para favorecer a este empresario imputado, como asegura la querella del ministro Soria?

Es completamente falso, es mentira. Hasta el último momento antes de irme estuvimos investigando dos jueces. Entre septiembre y octubre de 2015, justo antes de entrar en política, recibimos informes técnicos de Hacienda y de Seguridad Social que eran esenciales para seguir y tomamos declaración a otros veinte testigos. Los informes de Alba son falsos, como ya se ha demostrado. Lo paradójico es que ahora sabemos que quien me estaba acusando a mí de retrasar el caso para dar un trato de favor, el juez Alba, estaba negociando con el imputado archivar su causa.

¿Cree usted que la decisión que tomó el Tribunal Supremo de mandar otra vez su caso al Tribunal Superior de Justicia de Canarias es consecuencia de que se haya difundido esa grabación del juez Alba?

Creo que sí. No quiero ni puedo criticar lo que ha hecho el Tribunal Supremo, pero los hechos son que el día 10 de mayo ordenan que la Junta Electoral de las Palmas comunique si yo vuelvo a ser candidata en las nuevas elecciones. Eso pregunta no se podía responder hasta pasado el 23 de mayo, hasta que estén cerradas las listas, a pesar de que ser candidata no implica ser aforada. Sin embargo, tres días después de conocerse la grabación, el Supremo decide que lo manda a Canarias, sin esperar a la respuesta de la Junta Electoral.

Para ser ministro de Justicia no hace falta ser diputado. ¿Cree que Pablo Iglesias insistirá en proponerle ese ministerio si las urnas se lo permiten tras las elecciones?

No lo sé, a mí me honra la propuesta, pero debo ser muy cautelosa al volver al servicio activo en la carrera judicial. Para mí siempre será un honor trabajar desde el lado de la Justicia, aunque para eso hace falta primero que haya un gobierno progresista.

¿Se arrepiente de haberse presentado como candidata de Podemos?

No me arrepiento en absoluto. Estoy muy orgullosa del trabajo que hemos hecho y del grupo parlamentario al que he pertenecido. Lo que me ha hecho mucho daño, y ha sido salvaje, no ha dependido del grupo parlamentario o de Podemos sino de esta gente que ha puesto en marcha esta “maquinaria”, en palabras del propio Alba.

¿Se habría puesto en marcha esta maquinaria si no hubiese entrado en política?

No, en absoluto. No habría sucedido nada de esto porque Soria no habría tenido este interés por acabar conmigo si yo no salgo a la luz pública como una candidata que creo que representaba más o menos lo contrario a lo que él representa para la ciudadanía canaria.

Tras pasar por el Congreso de los Diputados, ¿qué hará en su juzgado cuando llegue un caso que afecte a la política?

La ley lo dice claro: hay que abstenerse y ser especialmente escrupulosa con este tipo de asuntos. Hay que apartarse porque la confianza de los ciudadanos en la justicia no hay que exigirla, hay que merecerla. No descarto tampoco pedir otro tipo de juzgado menos comprometido que uno de instrucción: para que me dejen tranquila y para que los ciudadanos también estén tranquilos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha