eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La presión interna fuerza a Rajoy a abrir la puerta a cambios en el Gobierno y el PP

Después de descartar cualquier modificación, el presidente hace un giro en su discurso ante la desbandada en el PP

"Iremos poco a poco tomando las decisiones que creamos más oportunas", anuncia en los pasillos del Congreso

- PUBLICIDAD -
Margallo defiende la continuidad de Cospedal y Rajoy, que es "el mejor presidente" que se podría tener

José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores, y mariano Rajoy, en la sesión de control al Gobierno.

El lunes descartó expresamente hacer ningún tipo de cambio en el Gobierno y en el PP. Pero ante la desbandada producida entre los barones y algunos alcaldes de su partido 24 horas más tarde, Mariano Rajoy se ha visto obligado a desdecirse. Este miércoles, tras la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el jefe del Ejecutivo ha dejado la puerta abierta a hacer modificaciones para intentar atajar la sangría entre sus propias filas tras el batacazo sufrido el 24M. 

Los periodistas abordaron a Rajoy con la pregunta de si le preocupa la desbandada que este martes empezó a producirse en el PP con las bajas anunciadas de Alberto Fabra, José Ramón Bauzá, Luisa Fernanda Rudi y el amago de otro importante barón, el presidente en funciones de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Su respuesta ha consistido en dejar la puerta abierta: "Los cambios, sean en el partido o en el Gobierno, se anuncian una vez que se han producido, como es perfectamente entendible. En cualquier caso, el lunes ya he fijado posiciones en una rueda de prensa."

El jefe del Ejecutivo confirmó que en el PP se van a producir modificaciones en su estructura, aunque no parece haber prisa. "En cuanto al partido, iremos poco a poco tomando las decisiones que creamos más oportunas y convenientes para presentarnos a las elecciones y pedir a los españoles su confianza", ha declarado en los pasillos de la Cámara. 

Sin mencionar expresamente a ninguno de los presidentes regionales que han decidido tirar la toalla y convocar un congreso para elegir al relevo, Rajoy se ha visto obligado a reconocer el varapalo sufrido en las urnas el pasado domingo y el malestar que ha producido entre sus dirigentes territoriales. "Hay efectivamente algunas personas en el partido, algunos candidatos, que han dicho que efectivamente no se presentarán a próximos congresos que tendrán lugar más adelante. Siguen en sus responsabilidades, pero han dicho tras un resultado que no han considerado satisfactorio, que no van a presentarse más", ha admitido sin querer hacer más comentarios.

A pesar del mal resultado y la pérdida de votos, Rajoy ha recordado el apoyo al PP de "más de 6 millones de españoles" y ha prometido que su formación "estará a la altura de las circunstancias". 

El ministro de Asuntos Exteriores y amigo del presidente, José Manuel García Margallo, ha defendido el liderazgo de Rajoy y lo ha definido como "el mejor presidente que se puede tener". Margallo ha admitido que el PP no ha tenido el resultado que esperaba en estas elecciones y entiende que algunos barones como Bauzá o Rudi hayan considerado conveniente proceder a una renovación "en el puente de mando". "Son cosas que ocurren. Hay cambios en el puente de mando pero el barco sigue".

El titular de Exteriores ha negado que esos cambios deban afectar a la cúpula del partido ya que ha defendido la continuidad de María Dolores de Cospedal como secretaria general: "Es una magnífica secretaria general y Mariano Rajoy es el mejor presidente que podríamos tener y que ha demostrado tener pulso, determinación y coraje en una singladura más que complicada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha