La portada de mañana
Acceder
El rey emérito protagoniza un regreso vergonzante que solo aplaude la derecha
Opinión - 'Blanquear al rey emérito', por Ignacio Escolar
España ante la ola de calor más temprana de la historia

Sindicatos policiales: “No se actuó contra la marcha, sino contra los violentos”

Imagen de la concentración en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, en Sevilla.

Agentes de las unidades de intervención policial (UIP) se están concentrando estos días posteriores a las Marchas por la Dignidad del 22 de marzo en “apoyo” a los policías heridos en los enfrentamientos al término de la movilización. Estuvieron el lunes en Málaga y este miércoles en Sevilla, ante la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, en Granada y en Huelva. “No se actuó contra la marcha, actuamos contra los violentos”, dice Pablo Cambronero, portavoz de la Unión Federal de Policía. Desde Frente Cívico, la “criminalización” de la movilización era “previsible”. “Es cierto que la gente respondió pero la provocación vino de la Policía”, apunta Mari Ángeles Campos, una de las portavoces de la columna andaluza.

Concentración de 200 policías en Málaga para apoyar a los antidisturbios de Madrid

Concentración de 200 policías en Málaga para apoyar a los antidisturbios de Madrid

Son dos testimonios del 22M, presentes en Madrid el sábado, pero con visiones diferentes. La Policía mantiene que los agentes estaban “desconcertados” ante las órdenes superiores de “aguantar contra los violentos”. “No hubiera pasado nada, pero a la cola de la marcha un grupo de unas mi personas empezaron a liarla y la UIP tuvo que intervenir”, señala Cambronero, que pide “responsabilidades” por la situación generada así como el cese del comisario general de seguridad ciudadana y del responsable del operativo que se dispuso el 22M.

El pasado lunes se concentraban en Málaga por “la avalancha de lesionados y agresiones”, según el secretario general del Sindicato Unificado de la Policía (SUP) en Andalucía, Manuel Expósito. Tres grupos de la UIP, compuesto por 50 agentes cada uno, viajaron desde Andalucía el sábado. Según Cambronero, presente en el 22M, las órdenes eran de aguantar, proteger las sedes oficiales “y no entrar en la provocación de los violentos”. “Los masacraron”, señala, por lo que solicita que los mandos “asuman responsabilidades” tras las “lesiones sufridas por los compañeros”.

Estos coordinadores “abandonaron” a los agentes que actuaban “para impedir los desórdenes públicos sin prestarles el apoyo y auxilio que hubiesen necesitado y sin que hasta el momento se hayan aclarado estos hechos por parte del Ministerio del Interior”, añade en una nota el secretario general del SUP en Sevilla, César de Jesús Moreno. También se ha unido a estas concentraciones el Sindicato Profesional de Policía (SPP).

A juicio de una de las portavoces de Andalucía de la columna que marchó en la capital de España, Mari Ángeles Campos, del Frente Cívico Somos Mayoría, la “criminalización” de las Marchas por la Dignidad era “previsible” después de oír al presidente de la Comunidad de Madrid comparar la movilización con los neonazis griegos. “Estaba cantado que el Telediario iba a abrir a las 21h con imágenes de enfrentamientos”, “pretendían criminalizar las marchas y no dar pie a que volvamos a salir, pero la gente tiene menos miedo y menos que perder”.

Según esta portavoz, “quieren asustar a la opinión pública y preparar la 'ley mordaza', pero las pruebas que han presentado ya están desmontadas”. Campos concide con la versión policial en que el ambiente estaba tranquilo hasta aproximadamente las 20.30h del sábado, “hasta que la Policía invadió el espacio de la marcha”. “Tenían previsto generar la confrontación”, concluye. En cuanto a las concentraciones de apoyo a los policías actuantes en Madrid no se pronuncia pero apunta a una “manipulación clarísima” de los agentes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats