El vecino de Granada agredido por tener una bandera republicana en el balcón denuncia delito de odio: "He sobrevivido de milagro"

La víctima sufrió la luxación de varios dedos

Cuando Javier colgó en el balcón de la vivienda que comparte con sus padres una bandera republicana en honor a Julio Anguita, histórico líder de Izquierda Unida recientemente fallecido, no se imaginaba que días después tendría que enfrentarse a una paliza por ello. Al menos eso es lo que denuncia este vecino y músico de Granada de 44 años. Según su testimonio, cuatro hombres llegaron a entrar en el domicilio, en el que está viviendo durante este estado de alarma, para golpearle y provocarle varias contusiones y heridas que le obligaron a pasar por el hospital. Y todo porque uno de ellos orinó bajo el balcón en el que está ubicada la enseña tricolor.

Según la denuncia, en la que Javier pide que los agresores sean investigados por un presunto delito de odio y a la que ha tenido acceso eldiario.es Andalucía, los hechos se produjeron el pasado sábado 23 de mayo en el barrio granadino de Fígares, muy próximo al centro histórico de Granada capital. Sobre las diez menos cuarto de la noche, Javier escuchó gritos de su padre, su madre y su hermana en la puerta de la vivienda. Sobresaltado, acudió a ver qué sucedía cuando comprobó que había cuatro hombres que habían entrado en la casa, pero que ya estaban marchándose.

Sin embargo, Javier le pidió explicaciones a uno de ellos que se había quedado rezagado. Lo hizo gritándole y pidiéndole que se identificara y que le dijera qué estaba ocurriendo. En ese momento, el individuo se giró hacia Javier y trató de darle un puñetazo que este pudo esquivar. Tras el intento de agresión, "le pedí que se marchara del domicilio, pero de forma sorpresiva se abalanzaron sobre mí los otros tres", explica la víctima.

Así fue como empezaron a propinarle golpes en forma de puñetazos y patadas. Todo ello ante la presencia y la impotencia de sus padres y hermana que solo pudieron gritar al observar lo que estaba sucediendo. Sin embargo, la reacción de estos hizo que los agresores se marchasen huyendo a la carrera y que Javier pudiese acudir al hospital para ver al alcance de sus lesiones. Según el parte médico, al que ha tenido acceso este medio, la víctima sufrió la luxación de los cinco dedos de su mano derecha, un hematoma en el ojo derecho y una fuerte contusión en su brazo izquierdo.

Orinando en la bandera republicana

En la denuncia, Javier, que dice estar "vivo de milagro", no se atreve a asegurar que la agresión se produjera por un motivo político, pero tiene pocas dudas al respecto. "Mi sobrino había visto a uno de los agresores orinando en la puerta de casa, debajo de la bandera republicana", explica. Su sobrino le llamó la atención y provocó que el individuo actuara con violencia junto con otros tres hombres que estaban con él.

"Después de la paliza también supe que los agresores habían entrado en la casa tras romper la puerta principal", asegura Javier. Este granadino relata que su sobrino trató de amedrentar al hombre que estaba orinando haciendo el amago de lanzarle un cubo de agua si no paraba. Un hecho que provocó que él y sus tres compañeros se quedaran en la calle esperando al sobrino de Javier. "Tuvo miedo y se escondió en una habitación, pero estos hombres también rompieron la puerta de ese cuarto", relata.

Pero lo ocurrido también ha provocado una ola de solidaridad y apoyos para Javier. Desde que el pasado lunes denunció la paliza tanto en los juzgados como en las redes sociales, las muestras de afecto y de ánimo se han multiplicado. Algo que Javier recibe con felicidad, aunque confiesa estar "abrumado". "He sobrevivido de milagro", añade. Y a todos los que le apoyan les manda un mensaje: "Que la paz, la cordura, la fraternidad, la humildad y el no odio se impongan en una sociedad de democracia como debe ser la nuestra".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats