Una “peregrinación literaria” por las calles de Sevilla en formato radiofónico

Almudena Molina, Javier Berger y David Montero en la plaza Santa Isabel

Sara Rojas


0

Cargados con sillas plegables, una mesa de camping y tres micrófonos, David Montero y Javier Berger (Berger&Montero Asociados) instalan su “chiringuito” radiofónico en la plaza de Santa Isabel de Sevilla, la primera parada de la “peregrinación literaria” que están a punto de emprender. Normalmente, graban su podcast Drama o qué desde casa, pero en esta ocasión “nos han echado a la calle”, bromean.

Vídeos | Bibliotecas: una ventana abierta al futuro

Frente a ellos, aguardan expectantes Antonio y Teresa, sentados en la fuente de mármol que preside este oasis escondido en el barrio de San Marcos. Cuentan que han llegado hasta allí porque algo habían leído al respecto: entrevistas, en la calle, a escritores sevillanos, un podcast... A esta vecina de Sevilla de origen cordobés no le supieron “explicar muy bien en qué consistía la actividad”, pero se la recomendaron cuando visitó la Biblioteca Julia Uceda para preguntar por un club de lectura.

Precisamente allí es donde culmina este itinerario, que discurre a lo largo de poco más de un kilómetro por la zona norte del casco antiguo. Un podcast itinerante con tres paradas. En cada una de ellas, una cita con la literatura y una oportunidad para poner voz y rostro a escritores que viven y escriben desde Sevilla. El experimento está promovido por la Red Municipal de Bibliotecas y nace de la voluntad de convertirlas “en espacios culturales de proximidad”, como explica a este periódico la directora general de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Isabel Ojeda.

Además, es una forma de demostrar “que las bibliotecas son una fuente inagotable de redes” y pueden “generar conexiones improbables con otras disciplinas”. De ahí que hayan contado con la colaboración de los actores David Montero y Javier Berger, que llevan cuatro temporadas al frente de un podcast especializado en literatura dramática y artes escénicas, presente en las principales plataformas (iVoox, iTunes, Spotify) desde donde se puede escuchar esta primera edición de encuentros callejeros con escritores.

Escritores a pie de calle

Quienes se suman a esta “procesión” disfrutan de un paseo cargado de poesía, narrativa, algo de teatro, muchas risas, confesiones y algún que otro imprevisto surgido del azar y la “magia” del directo. Pero todo empieza en en la plaza “más bonita de Sevilla”, como apunta certero Antonio. El pórtico del convento, la sombra de los naranjos y el sonido que brota de la fuente de mármol componen el escenario de la primera parada de esta ruta literaria a través del audio. La primera invitada es la escritora y guionista Almudena López Molina, finalista del Premio Nadal 2022 con su última novela y autora del primer y único manual para escribir audioguías. Reconoce que nunca le han hecho una entrevista en esas condiciones. “Me ha parecido muy divertido”, asegura a elDiario.es Andalucía al término del encuentro.

Después de conversar con Almudena, los conductores del podcast recogen sus bártulos y se dirigen al siguiente punto: la plaza Santa Marina. Allí se encuentran con el periodista y dramaturgo Borja de Diego. Hablan de su obra, de su etapa de estudiante, de series de televisión. Confiesa que ha desayunado muchas veces en el bar de la esquina de esa plaza, mientras los vecinos que pasan por allí se acercan a la mesa de camping que han colocado delante de la iglesia, curiosos y sorprendidos. Para este escritor, todo lo que se haga en la calle suena a “atentado cultural urbano”. “Pasan cosas, es algo vivo y al final la cultura se hace así”, de manera espontánea, señala el dramaturgo. “Al final lo que da vida a la ciudad es la conexión entre los edificios”, como el recorrido que ha ido trazando este peregrinaje hasta la biblioteca en el distrito Macarena.

La calle “al servicio de la cultura”

Ahora sí, la procesión pone rumbo a la última parada: la Biblioteca Julia Uceda. Allí esperan al último invitado de estas “Escritor-citas”: Juan Antonio Bermúdez. Si tarda en llegar es porque viene, como confiesa él mismo, “por la calle lenta”. Durante la conversación, telefonean a la escritora que da nombre a este lugar de culto a la lectura. A sus 96 años, la ganadora del Premio Nacional de Poesía 2003 y Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes atiende amablemente la llamada. Con su singular ironía y afable sentido del humor, cuenta que ella también fue bibliotecaria durante un tiempo y señala que dentro de unos meses volverá a Sevilla y visitará la biblioteca que lleva su nombre. “Espero que me siga gustando”, ríe antes de agradecer el cariño que le transmiten los asistentes desde el otro lado del teléfono.

A modo de cierre, los escritores invitados rinden homenaje a la poeta sevillana recitando algunos de sus poemas. Para David esta actividad ha sido una oportunidad de rescatar y releer a Julia Uceda, una “poeta magnífica”. El actor y presentador del podcast está convencido de que van a “instaurar” este tipo de peregrinaciones dentro de la programación semanal de Drama o qué. Almudena también celebra que se realicen iniciativas originales como esta, pues asegura que los artistas necesitan que “se hagan más cosas así”. “Los escritores estamos bastantes desconectados, sobre todo después de la pandemia, y tenemos que volver a encontrarnos”. Borja opina que para ello, lo mejor es hacerlo a través de la ciudad y no siempre encerrados de puertas para dentro en centros culturales.

De hecho, esa es la línea de trabajo que se han marcado desde el Ayuntamiento, de acuerdo con el planteamiento que expone Isabel Ojeda. “Hay que superar ese prejuicio de que las bibliotecas son solo espacios donde se va a estudiar o a consultar libros, más que un espacio físico es un concepto, una manera de relacionarnos con la lectura”, defiende la directora general de Cultura del Consistorio hispalense.

En definitiva, se trata de llevar la cultura a las calles y poner la calle “al servicio de la cultura”, como sugiere Borja. De ahí que desde el Ayuntamiento se valore la actividad como una experiencia muy interesante, que si bien a priori “genera cierta extrañeza”, es en realidad, “una manera de reivindicar los espacios públicos como espacios culturales”. Y para ello no hay mejor lugar que la calle, pues ya lo cantó la comparsa de Juan Carlos Aragón: “Tiene historias para regalar, las que no caben en cien libros”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats