Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP emite señales de hartazgo con Ayuso, por Esther Palomera
Yolanda Díaz: “Ahora toca activar el Gobierno y transformar”
OPINIÓN | 'Una guerra de casi 30 años', por Enric González

Adiós a la “joya naranja”: la inquina entre los candidatos de PP y Ciudadanos da al PSOE la alcaldía de Mijas

El alcalde saliente, Juan Carlos Maldonado (Ciudadanos) vota ante Ángel Nozal (PP) | N.C.

Néstor Cenizo

0

El PSOE se ha hecho con la alcaldía de Mijas en un Pleno menos bronco de lo esperado, quizá porque el candidato vencedor, el socialista José Antonio González, no despierta la animadversión declarada que se profesan los otros dos candidatos, Ángel Nozal (Partido Popular) y Juan Carlos Maldonado (Ciudadanos). PP y Ciudadanos negociaron hasta anoche, pero la inquina personal de sus líderes hizo imposible el acuerdo, de modo que los del partido naranja acabaron votando a González.

“Tenía preparado un discurso de no investidura”, ha dicho el nuevo regidor para explicar, ya bastón en mano, por qué no iba a decir mucho. “Incluso les pedí a mis padres que no vinieran por el resultado que esperábamos”.

A González le votaron los ocho concejales socialistas (incluido él) y los seis de Ciudadanos (incluido el exalcalde saliente, Maldonado), y Nozal se quedó con los nueve votos populares, y los gritos a favor de la claque que no suele faltar a estos eventos. “¡Te ha votado el pueblo!”, le gritaron. Ciertamente, Nozal ganó las elecciones, pero no es alcalde porque nada de lo que sucede en Mijas se entiende sin conocer el profundo disgusto que Maldonado y Nozal sienten el uno hacia el otro.

Mijas ha sido el último municipio en elegir regidor porque los juzgados han tenido que resolver a quién correspondía una de las actas, si a Vox o a su candidato Carlos Rivero, que primero se presentó, luego amagó con retirarse y al final se quedó, ya por su cuenta. Hoy enfatizó que no estaba allí, “por supuesto, por interés propio”, sino para servir a los mijeños. José Enrique Lara, presidente provincial de Vox, explica que intentan hablar con él, “pero no se deja”.

El derrotado Ángel Nozal: “El odio se ha impuesto”

El caso es que este plazo extra por los líos de Vox ha dado un margen de dos semanas más a las negociaciones, que han acabado en fracaso y dando la alcaldía a quien no participó de ellas. Las organizaciones de Ciudadanos y PP a nivel regional marcaron la línea a seguir: debía buscarse un acuerdo de dos años de alcaldía para cada uno. Pero en el pueblo fueron por otro lado. En Mijas, que tiene 65.000 habitantes más una numerosa población flotante, y maneja 100 millones de presupuesto, el PP obtuvo el 30,41% de los votos y Ciudadanos el 21,26%.

Nozal ya lo advirtió hace tres días en su cuenta de Facebook: “Ni Maldonado ni nadie de Ciudadanos será alcalde de Mijas con los votos del PP, ni ahora, ni dentro de dos años, ni nunca. Lo diga quien lo diga o lo escriba quien lo escriba. No, nunca, jamás”.

Tampoco en la agrupación local de Ciudadanos parecían muy contentos de devolver a Nozal a la alcaldía, de donde le sacaron hace cuatro años. Nozal está investigado en diversos procedimientos, y si la dirección provincial del PP lo ha mantenido hasta ahora es porque retirarlo acarrea un enorme riesgo de acabar con el partido hecho trizas. Nada más terminar el Pleno, el PP ha anunciado que ha abierto expediente a Nozal y los demás concejales por “obviar la directriz” del partido “a nivel nacional, regional y provincial”. El PP valora incluso la expulsión.

Al término del Pleno, Maldonado ha declarado que siempre ha exigido la retirada de Nozal para culminar el acuerdo de reparto de mandato, que entiende “justo desde el punto de vista del resultado”. El candidato de Ciudadanos también ha justificado su postura por los “33 proyectos abiertos” que le gustaría cerrar. “Como el partido tenía un acuerdo con el PP [global] nos hemos mantenido respetuosos”, ha explicado, hasta que esta mañana ha comprobado que Nozal no se retiraría. Maldonado asegura que el comité de pactos del partido ha dado el visto bueno a su apoyo al PSOE, y no descarta ahora entrar en un gobierno de coalición: “Esa es la intención”.

Mientras, fuera del salón Nozal reunía a los suyos en una arenga improvisada. “Hoy el odio se ha impuesto a la ideología”, ha declarado a eldiario.es/Andalucía. “El odio y la ambición ha podido más que el sentido común”. Según asegura, esta mañana aún tenía la esperanza de que Ciudadanos se abstuviera y él pudiera gobernar por ser la lista más votada.

“Apoyo leal”

En Mijas se habla sin problemas de “odio” entre políticos. Este odio viene, al menos, de cuando Nozal y Maldonado compartieron gobierno al comienzo del anterior mandato. Entonces Nozal (once concejales) apoyó a Maldonado (cinco) como alcalde, pero el experimento acabó mal. Después, Maldonado se apoyó en el PSOE y en el concejal de Costa del Sol Sí Puede. En el último tramo de legislatura, Ciudadanos gobernó con el sostén de los socialistas, hasta que el acuerdo se rompió a tres meses de las elecciones. En cuatro años hubo cuatro composiciones de gobierno.

Esta mañana Nozal ha advertido al nuevo alcalde: “Tendrás en el PP un colaborador permanente para defenderte de las cornadas que en breve te meterán”. Maldonado, que se ha propuesto a sí mismo como candidato pero ha votado al socialista González, también ha ofrecido su “apoyo más leal” al nuevo regidor, entre murmullos de los partidarios de Nozal. Parecía más feliz que el propio González.

Etiquetas
stats