Dos nuevas plataformas recogen firmas a favor y en contra de la titularidad pública de la Mezquita

La Mezquita-Catedral de Córdoba está en medio de un debate para convertirse en patrimonio público

El debate está abierto. Tras dos semanas desde que se

La Mezquita, el botín

La Mezquita, el botín

lanzara la campaña de la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba para buscar el

apoyo ciudadano y de las administraciones para que el monumento sea de

titularidad pública y se deshaga la apropiación que de él ha hecho en los

últimos años la Iglesia, surgen ahora otras dos nuevas plataformas que buscan

firmas a favor y en contra de dicha titularidad pública, con matices más extremos.

Por un lado, desde Europa Laica se ha lanzado una campaña de

recogida de firmas a través de la web laicismo.org en la que piden el apoyo de

los ciudadanos contra las inmatriculaciones de la Iglesia católica y por una

Mezquita pública y de uso civil. El documento para el que se piden firmas

y que lleva recogidas hasta el momento unas 6.000 va dirigido al Congreso, Senado, Ministerio de Educación y Cultura, Junta

de Andalucía, Parlamento de Andalucía, Parlamento y Unión Europea, Consejo de

Europa y UNESCO.

En dicho texto, se pide la "devolución de la Mezquita de

Córdoba al Estado" y se sugiere que se constituya una fundación o patronato

público que gestione el monumento, integrado por el Ayuntamiento de Córdoba y

la Junta de Andalucía, con participación del Estado central, universidades y

entidades privadas de carácter cultural o de investigación.

Asimismo, también se pide "que la Mezquita de Córdoba deje

de ser un lugar de culto religioso-católico y de explotación del Obispado de

Córdoba, para convertirse en un espacio exclusivamente civil, como monumento

histórico-cultural al servicio y disfrute de toda la ciudadanía". Y añaden,

sobre su denominación, que sea llamado oficialmente 'Mezquita de Córdoba', sin

más alusión a la catedral que se inserta en su interior.

E

ste mismo documento de Europa Laica incluye otras dos

peticiones, ya a nivel general. Una, para solicitar que se modifiquen los

artículos de la Ley Hipotecaria que han posibilitado que la Iglesia haya

realizado inmatriculaciones a su nombre en el Registro de la Propiedad de

bienes no registrados hasta la fecha, al otorgarle categoría de administración

pública a la Iglesia y sin más justificación que la firma de sus propios

obispos.

Y una segunda para "que se devuelvan a los municipios, entes

públicos, personas físicas o jurídicas del lugar donde se encuentran ubicados

todos los bienes, edificios o espacios usurpados y que, supuestamente carecían

del título escrito de dominio hasta ese momento, mediante las inmatriculaciones

ejercidas por la jerarquía católica haciendo uso de la Ley Hipotecaria".

Firmas a favor de la Catedral: "Quieren quedarse con las iglesias"

Firmas a favor de la Catedral: "Quieren quedarse con las iglesias"

Por otra parte y también en los últimos días, ha surgido

otra recogida de firmas en la plataforma conservadora hazteoir.org que solicita

apoyo a un documento titulado 'No a la expropiación de la Catedral de Córdoba'.

Dicho documento, que no lleva el nombre de ningún colectivo y que lleva ya

recogidas cerca de 63.000 firmas, se dirige a la presidenta y al vicepresidente

de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y Diego Valderas, respectivamente.

En el texto se solicita que "anulen las gestiones iniciadas para apropiarse de los derechos de la Iglesia

en la Catedral de Córdoba y archiven este asunto" y apoyan su petición en que "ninguna

razón jurídica podrá sustraer a sus actuales beneficiarios la propiedad real de

la Catedral, que se remonta a mediados del siglo VI".

El documento que aparece en hazteoir.org, una plataforma conservadora

que

fundó el activista católico Ignacio Arsuaga y que se define a sí misma como una

asociación que parte "desde una concepción cristiana del hombre y de la sociedad",

señala sus intenciones en su preámbulo: "Vivimos una formidable operación de acoso a los

cristianos, es algo que ni los menos informados pueden ya ignorar. Y esta

descarada operación para acobardarnos y para que desaparezcamos de la vida

pública acaba de dar un paso decisivo: quieren quedarse con las iglesias".

Ya en el documento propuesto para firmar en la plataforma hazteoir

y sobre la titularidad pública de la Mezquita-Catedral, indican que "ignorar la Historia y sustituirla por

consignas laicistas e intolerantes no cambia los hechos". Y en un mensaje de

cariz político y directo al Gobierno andaluz, indica: "En Andalucía hay

demasiados problemas que su Gobierno debería estar resolviendo, en lugar de

acosar a los cristianos. Y la corrupción, que ustedes se comprometieron a

erradicar, sigue campando a sus anchas. No añadan a las muchas lagunas de su

Ejecutivo la ignorancia histórica y la intolerancia totalitaria".

Finalmente, el texto añade: "Olviden el intento de apropiarse de los bienes de la

Iglesia, desmárquense de los fuegos de artificio de su delegada en Córdoba y

busquen el bien de sus conciudadanos, en lugar del enfrentamiento, la intolerancia

y la división".

Esos "fuegos de

artificio" a los que se refiere el texto es el anuncio hecho la pasada semana por

la Junta de Andalucía de encargar un informe jurídico sobre sus competencias

para pedir la titularidad pública de la Mezquita-Catedral, a raíz del debate

abierto por la petición de la plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba, que

lleva reunidas más de 100.000 firmas en change.org y el apoyo de personalidades de la cultura y el pensamiento, por la gestión pública del

monumento y contra la apropiación del monumento por la Iglesia.

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2014 - 23:27 h

Descubre nuestras apps

stats