'De la sublevación a la Batalla de Teruel': El día a día de la sociedad turolense durante la Guerra Civil

Plaza del Torico de Teruel durante la Guerra Civil

Estaba a punto de ver la luz el último libro del historiador Serafín Aldecoa, 'De la sublevación a la Batalla de Teruel', cuando la pandemia del coronavirus irrumpió en España. Se trata de una síntesis divulgativa que aporta más información sobre el estallido de la Guerra Civil en Teruel y los distintos episodios ocurridos hasta que se produce la trascendental Batalla de Teruel. Un retrato de la sociedad turolense en un momento dramático de represión, muerte y destrucción.

Explica Aldecoa que el libro trata de "echar luz" sobre el periodo que va desde el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 contra la Segunda República hasta el 15 de diciembre de 1937, momento en que empieza la Batalla de Teruel. "En ese año y medio pasaron muchas cosas que hasta ahora no se habían visto e intento transmitir cuál era la vida política y social en ese periodo", dice.

La publicación presta especial atención a las tramas civil y militar, después de que el comandante Aguado se hiciera con el poder en Teruel y recibiera el apoyo de militares, Guardia Civil y comerciantes. Además, narra cómo fue el crecimiento de la Falange en la ciudad, los bombardeos republicanos que pretendían recuperar la capital turolense o la situación de los ciudadanos que se vieron obligados a esconderse ante el terror de la situación.

Respecto a los bombardeos, Aldecoa describe desde el primero que cayó el 23 de julio de 1936 y, especialmente, el que destruyó gran parte de la catedral el 1 de octubre del mismo año. Estos bombardeos, que empezaron a producir destrucción, muertos y heridos, empujaron a los turolenses a ampliar las cuevas ya existentes y a construir sus refugios bajo tierra para protegerse. "Teruel se convirtió en una ciudad subterránea", precisa.

Además, el historiador da noticia en su artículo de cómo se inició la represión de militantes y autoridades del Frente Popular de la ciudad de Teruel, como el alcalde y varios concejales, y provinciales, con el presidente de la Diputación, el Gobernador civil, o el diputado en Cortes. Eran tanto socialistas como de Izquierda Republicana, pero especialmente las de este último partido que fueron detenidas, encarceladas en el Seminario conciliar y posteriormente "sacadas" y ejecutadas".

Para Aldecoa, el testimonio del profesor y escritor republicano Ildefonso Manuel Gil, publicado en su libro 'Concierto al atardecer', es fundamental para conocer estos hechos violentos. "Estuvo preso en el Seminario conciliar desde julio hasta marzo y en la novela cuenta cómo era la vida dentro de los sótanos y cómo mandaban trabajar a los presos", indica.    

"La Falange experimentó un crecimiento exponencial y mediante la Sección Femenina, el Auxilio Social, el periódico Lucha y otros instrumentos intentó controlar todas las actividades de la ciudad", detalla el historiador, recordando que el rotativo local fue impulsado por "un grupo de falangistas jóvenes". "Los desfiles de los 'flechas', que eran niños de 10 a 13 años, junto a los tradicionalistas y militares, ocupan las calles principales del casco urbano exhibiendo su indumentaria y unos gestos paramilitares y filofascistas", añade.

La represión en las instituciones

Respecto a lo ocurrido en las instituciones republicanas turolenses, Aldecoa cuenta cómo "el Ayuntamiento del Frente Popular fue sustituido 'manu militari' por Aguado, que colocó a José Maícas, un republicano conservador y anticlerical reconvertido, y tomó dentro de un Consistorio de falangistas y miembros de Acción Popular, una serie de disposiciones como la eliminación de las fiestas cívicas, recuperación de la parafernalia religiosa anterior a la II República o cambios en el nombre de las calles".

"Son momentos en los que la ciudad se militariza progresivamente y empiezan a llegar cientos de soldados que defienden los frentes próximos a Teruel y que inundan las calles de una ciudad aislada, en la que escasean los alimentos, que se encarecen en demasía pese a las disposiciones de las autoridades, y empieza a notarse el hambre, especialmente en niños cuyos padres han fallecido o están en el frente", relata el historiador turolense.

Adelanto en la revista 'Turia'

'De la sublevación a la Batalla de Teruel' tenía que haber salido a la calle el 15 de abril, pero la crisis del coronavirus ha retrasado su estreno. Sin embargo, la revista cultural 'Turia', editada por el Instituto de Estudios Turolenses (IET) de la Diputación de Teruel, publica en su número 133-134 un adelanto de la obra de Aldecoa.

Además, la publicación completa sus páginas un artículo de Manuel Martínez Forega que analiza la trayectoria intelectual del escritor hispanouruguayo Fernando Aínsa, radicado en Aragón desde 1999 y fallecido el pasado año. Y un tercer contenido vinculado a Teruel, protagonizado por Antonio Martín Costea y Juan José Barragán, autores del artículo 'Tres sucesos inéditos sobre Espartero. Para una nueva visión de las guerras carlistas en Aragón'.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2020 - 22:51 h

Descubre nuestras apps

stats