El mal tiempo, la puntilla para el turismo en Teruel durante el puente de la Constitución

Bronchales, en la Sierra de Albarracín, nevado durante el puente de la Constitución

El mal tiempo ha sido la puntilla en el puente de la Constitución para los sectores de hostelería y turismo en la provincia de Teruel. Las temperaturas gélidas y el viento han frenado a los turolenses, que eran los únicos que podían recorrer el territorio. Quienes han salido han vuelto a dormir a casa, haciendo poco gasto y la mayoría en espacios naturales. La nieve ha copado la atención de las familias, que han preferido viajar a la montaña antes que visitar los pueblos.

La gerente de la Asociación de Turismo del Bajo Aragón, Nieves Ballesteros, explica que el sentimiento de que este ha sido un puente “nefasto” lo comparten todos los empresarios turísticos del territorio, con reservas “muy puntuales” y prácticamente “insignificantes”. El mal tiempo tampoco ha invitado a quienes han salido de sus casas a tomarse nada en las terrazas de bares y restantes. “Es muy complicado para la hostelería trabajar ahora en Teruel porque la climatología no permite estar en la calle”, asegura.

Ballesteros entiende las restricciones que se han tomado para reducir los contagios en la provincia de Teruel y en el conjunto de Aragón y reconoce que ya están concienciados de que hasta que no baje la presión de las UCI estas medidas se van a mantener. No obstante, cree que se podía haber hecho una discriminación positiva para el entorno rural donde hay menos habitantes y la tasa de contagios ha sido inferior o apenas se han registrado casos.

“Ya que a veces estamos muy desfavorecidos porque tenemos pocos habitantes, ahora nos podían permitir la posibilidad de trabajar por ese mismo motivo”, sostiene la representante empresarial. Y añade: “Imagina para los hosteleros que ven por la televisión los centros comerciales a tope y que ellos en el pueblo están cerrados o no pueden abrir en su interior”.

En Albarracín, por ejemplo, de los 45 establecimientos de restauración que tienen apenas cinco disponen de terraza para seguir abiertos, según precisa el alcalde Michel Villalta. En este puente de la Constitución estrenaban la zona azul en los aparcamientos, que contempla un total de 600 plazas, aunque únicamente le han dado uso unos diez o quince vehículos de media por día. “Entre el mal tiempo y el confinamiento perimetral de la provincia casi no hemos tenido visitas”, reconoce.

Albarracín es uno de los atractivos más potentes de la provincia, por lo que sus calles vacías bien podrían ser una radiografía de la escasez de movimiento que ha habido durante el puente. Villalta reconoce que el municipio se nutre de turistas de fuera de Teruel y considera que los planes que tenían muchas familias eran ir a disfrutar de la nieve y luego dar un paseo por los pueblos o parar a tomar algo. Sin embargo, el tiempo no ha invitado a hacer una parada.

Movimiento en Gúdar-Javalambre

Si bien los datos no han sido buenos, el presidente de la Comarca de Gúdar-Javalambre, Ángel Gracia, reconoce que durante el puente de la Constitución sí que ha habido algo de movimiento en el territorio. Al menos, más que en los anteriores fines de semana. Coincide en señalar que la climatología adversa no ha sido un aliado y que ha ahuyentado a los visitantes de las terrazas. No obstante, considera que la gratuidad en monumentos, museos y visitas guiadas ha dado sus frutos.

“Hemos notado más visitas guiadas, más visitas a los espacios museísticos y de alguna forma ha habido un pequeño, pero no excesivamente”, dice el presidente, detallando que el responsable del Museo Salvador Victoria, en Rubielos de Mora, le había comunicado que durante este puente habían tenido un repunte “de manera significativa” en comparación con los meses anteriores. “Lo mismo ha sucedido en la Oficina de Turismo, donde han hecho más visitas guiadas”, añade.

Gracia, presidente de Gúdar-Javalambre y alcalde de Rubielos de Mora, explica sin embargo que la comarca se nutre de los visitantes de la Comunidad Valenciana, por lo que espera que la movilidad con el territorio vecino se abra pronto para reactivar la economía. En este sentido, señala además que “no tiene sentido” abrir las pistas de esquí de Teruel con el confinamiento perimetral de la provincia porque “tienen una vocación claramente levantina”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats