Laura Lombilla (CCOO): "El mayor impacto de la crisis lo están volviendo a sufrir las mujeres por trabajar en los sectores con más precariedad"

Laura Lombilla

Alejados de la relativa tranquilidad que supone el mes de agosto, los sindicatos se encuentran en este 2020 mucho más atareados de lo que viene siendo habitual, y es que todo apunta a que la crisis económica provocada por la pandemia marcará los próximos meses, y ya se están preparando para lo que podría venir.

Laura Lombilla, la secretaria de Empleo de Comisiones Obreras en Cantabria, ha hablado con eldiario.es sobre lo que está suponiendo esta situación en la comunidad autónoma y sobre el seguimiento que están teniendo en lo que respecta al paro y los ERTE, así como la falta de seguridad de los trabajadores a pesar de que el virus está volviendo a cobrar fuerza.

¿Cómo ve de preparada a Cantabria para afrontar la crisis?

La situación de nuestra comunidad autónoma no es ajena a la del resto del país, nuestro mercado laboral se caracteriza por una importante ausencia de estabilidad en el empleo, con una contratación mayoritariamente precaria con alta temporalidad y una excesiva parcialidad, lo cual dificulta que se produzca la tan necesaria recuperación económica.

¿Cree que esta crisis se asemejará a la de 2008 en lo que respecta al empleo?

Estamos ante un escenario de incertidumbre en el que aún desconocemos el alcance de esta crisis. Esta situación, que afecta tanto a los países de la Unión Europea y del resto del mundo, va a ocasionar que 2020 sea dramático para el empleo, y aunque en 2021 se prevé una cierta recuperación con rebrotes económicos, no parece que se recuperará todo el empleo perdido durante la pandemia.

Va a ser difícil remontar esta situación, por lo que se hace imprescindible el desarrollo de medidas para evitar rebrotes de la pandemia, y políticas para impulsar la economía cuanto antes para recuperar el empleo perdido a partir de 2021.

¿Cuál es el perfil más perjudicado por la crisis económica?

Los sectores más afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) son la hostelería, el comercio y todo lo relativo al ocio, y estos sectores, que se caracterizan por una alta temporalidad y una escasa estabilidad, están altamente feminizados. Desde CCOO siempre hemos mantenido, porque así lo demuestran los datos, que las mujeres son las más perjudicadas en tiempos de crisis. Cuando se destruye el empleo, el mayor impacto lo sufren las mujeres, y cuando se crea empleo son los hombres lo que aglutinan el mayor número de contratos. Así que se podría decir que el mayor impacto de la crisis lo están volviendo a sufrir las mujeres por trabajar en los sectores con más precariedad.

¿Cómo es la radiografía del empleo femenino en Cantabria?

Podríamos decir que es de menor ocupación, mayor precariedad, más parcialidad, más temporalidad y un mayor número de personas en desempleo. Luego si nos vamos a los datos de la última EPA podemos decir que un 60% del empleo que se ha perdido en Cantabria le corresponde a las mujeres pese a que la población ocupada masculina es mayor. Además, en este caso la edad principal del desempleo en mujeres es de 25 a 44 años.

Es innegable que la situación siempre es peor para nosotras porque sí, los ERTE también han afectado a la industria, pero no en la misma medida. En este sector han tenido ERTE pero están aguantando mejor.

El batacazo del último paro no ha sido tan grande por el empleo estacional pero ustedes mantienen que ese no es el empleo que hay que crear…

Lamentablemente el empleo que se crea está mayoritariamente vinculado a la precariedad y a la estacionalidad. No podemos depender de la creación de empleos en el turismo, ya que no genera empleo de forma estable y para todo el año, mientras que sectores de mayor valor añadido como la industria pierden empleos y población trabajadora.

¿Están realizando un seguimiento sobre la viabilidad de algunos ERTE? Referido a personas que trabajan a media jornada y perciben la otra parte del ERTE, lo que es ilegal, o incluso empresas que continúan en ERTE sin necesidad aparente.

Por supuesto. Desde Comisiones Obreras estamos realizando un exhaustivo seguimiento de los expedientes de regulación temporal de empleo desde el inicio de la pandemia, participando de su negociación y denunciando las situaciones irregulares que transgreden la legalidad. Aunque existen casos como los que me comenta, los ERTE han cumplido su finalidad y han demostrado ser una herramienta necesaria y efectiva para evitar la destrucción de empleo

Comentan desde CCOO que han aumentado los accidentes laborales como consecuencia de la precariedad laboral. ¿Sigue sin haber concienciación en lo que respecta a tener un empleo seguro?¿Diría que este dato denota que los empresarios siguen sin ser estrictos en lo que respecta a la seguridad frente a la COVID-19?

En los últimos años la precariedad se ha impuesto en todas sus formas, la reforma laboral ha tenido efectos verdaderamente lesivos y la seguridad y la salud de las personas trabajadoras se ha deteriorado de forma manifiesta. Los datos estadísticos nos demuestran que en muchos casos los empresarios no cumplen con la Ley de prevención de Riesgos Laborales y la seguridad y la salud ha pasado a ser algo secundario.

Sigue faltando concienciación y sensibilización sobre la importancia de protegerse y adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar un accidente de trabajo y/o enfermedad profesional. El número de accidentes laborales es muy elevado y ha ido incrementándose, prueba de que es necesario implementar la cultura preventiva.

¿Piensa que en Cantabria se ha priorizado la economía frente a la salud?

Hasta el momento no. Cantabria ha seguido las directrices del Gobierno de España y estas estaban diseñadas para salvaguardar la seguridad sanitaria. El proceso de desescalada en la región se ha producido de forma paulatina, cumpliendo con las diferentes fases y el objetivo ha sido que la recuperación de la actividad sea progresiva. Si hubiera que confinarse de nuevo, las consecuencias económicas serían espantosas. 

¿Qué pronóstico tienen para los próximos meses?

No puedo hacer una previsión de qué pasará, pero estamos en un momento de gran incertidumbre, tanto para trabajadores como para empresarios. Y nuestro deseo sería que todo fuera mejorando poco a poco, pero se espera un otoño y un invierno bastante difíciles.

Lo más urgente en este momento es ayudar a las personas, que se aceleren las ayudas que vienen de la mesa del diálogo social. Y necesitamos políticas activas de empleo que sean efectivas. 

Etiquetas
Publicado el
9 de agosto de 2020 - 07:56 h

Descubre nuestras apps

stats