La portada de mañana
Acceder
Varias comunidades tendrán que bajar las tasas universitarias
El fiasco de la Sareb suma 35.000 millones a un rescate que no costaría “un euro”
Opinión - 'La importancia del consenso en la reforma laboral', por Ignacio Escolar

Se desborda el río Asón en Ampuero y se evacua en lancha a los trabajadores del polígono de Marrón

Desbordamiento del río Asón a su paso por Ampuero.

El río Asón se ha desbordado a su paso por Ampuero, una de las localidades de Cantabria más afectadas por las lluvias a lo largo de la noche, y el Gobierno autonómico está utilizando lanchas de rescate para trasladar a los trabajadores del polígono de Marrón, anegado por el agua.

El Asón se desborda en Ampuero y el Pas en Vioño y preocupa el Híjar

El Asón se desborda en Ampuero y el Asón en Vioño y preocupa el Híjar

La Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior mantiene activada la emergencia del Plan de Inundaciones (INUNCANT), tras una noche con múltiples incidencias por las lluvias, que han provocado el desbordamiento del río Asón en Ampuero, así como inundaciones en varios puntos de Cantabria como Los Corrales de Buelna, Ampuero, Vioño, Carandía y Villaescusa, entre otros.

El Gobierno de Cantabria desplegará en Ampuero un Puesto Mando de Avanzado para atender desde allí las incidencias de la localidad, una de las principales afectadas por este episodio de lluvias intensas, ha informado este lunes el Ejecutivo en un comunicado. En esta zona se utilizarán lanchas del servicio autonómico de rescate para trasladar a los trabajadores del polígono de Marrón, anegado por el agua.

Las precipitaciones continuarán en el día, pero serán menos intensas que en la jornada del domingo. Todos los parques de bomberos del Gobierno de Cantabria y los municipales, así como las agrupaciones de Protección Civil, están trabajando en las incidencias.

Las cuencas de los ríos permanecen altas, aunque las que más preocupan son las del Asón y Pas, ambas en nivel rojo, aunque la segunda, con tendencia a la baja. En prealerta se sitúa el Miera y el Agüera, ambos con tendencia a la baja.

El Centro de Atención de Emergencias 112 ha recibido esta noche 358 llamadas por el temporal de lluvia y nieve y ha atendido 172 indecencias por este mismo motivo, la mayoría por inundaciones en garajes, aunque también en alguna vivienda.

Por la previsión de lluvias intensas en el litoral se recomienda retirar del exterior de las viviendas aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua; revisar canalones y desagües; no estacionar vehículos en cauces secos ni a la orilla de ríos; circular, en la medida de lo posible, por carreteras principales y autopistas, y aumentar la prudencia al volante.

En último término, se insta a la ciudadanía a que ante cualquier incidencia llame lo antes posible al 112 para procurar una rápida intervención. Además, a quienes tienen cuenta en redes sociales, se les anima a seguir los perfiles oficiales de entidades que facilitan información sobre emergencias, estado de las carreteras o meteorología.

Vigilancia en los ríos

En este sentido, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha declarado el nivel de alerta por desbordamiento en las cuencas de los ríos Asón, a su paso por las localidades cántabras de Ramales y Coterillo; y Pas, en Puente Viesgo y Carandía.

En concreto, la CHC ha activado el aviso rojo en la cuenca del Pas a su paso por Puente Viesgo, donde el nivel de alerta está establecido en 6,7 metros y actualmente el río alcanza los 7,3; y de Carandía, donde el nivel de alerta roja está en 3,1 y en estos momentos está en 3,6.

En el caso del Asón, el nivel de alerta roja está situado en 4 metros en Ramales y actualmente alcanza 4,6; y en 5,4 metros en Coterillo, situándose en 5,9 en estos momentos.

En prealerta se sitúan el río Miera a su paso por La Cavada y Puente Agüero; el Besaya, en Arenas de Iguña y Puente de Torres; y el Pas en San Lorenzo.

Problemas en las carreteras

Por otra parte, la nieve caída en los últimos días en algunas zonas de Cantabria ha cerrado al tráfico los puertos de montaña de Estacas de Trueba y Lunada, y obliga al uso de cadenas en dos tramos de la red secundaria de carreteras. En la red principal, es necesario el uso de cadenas en la nacional N-629 entre los kilómetros 48 y 56.

Según datos de Carreteras de Cantabria, este lunes no se puede circular por Vega de Pas-Estacas de Trueba, en la CA-631, entre los kilómetros 8 y 14,3; ni por entre San Roque de Riomiera y el puerto de Lunada, en la CA-643, entre los kilómetros 8 y 14,3.

Además de estos puertos, permanece cerrado al tráfico el tramo entre Valle de Cabuérniga-Espinilla-Sacedillo, en la CA-280 (kilómetros 19 a 33). Asimismo, es obligatorio el uso de cadenas entre La Gándara y el puerto de La Sía, en la CA-665 (kilómetros 1 a 8,5).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats