La portada de mañana
Acceder
Los contagios entre vacunados dejan en el aire las cenas de empresa
Preguntas y respuestas sobre la vacunación de los niños pequeños
OPINIÓN | Imaginen la peor de sus pesadillas, por Rosa María Artal

Los agentes medioambientales realizan 2.000 intervenciones durante la temporada de caza menor

Agentes Medioambientales | Foto de archivo

El cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha ha llevado a cabo más de 2.000 intervenciones a lo largo de la temporada de caza menor que finalizó el pasado 8 de febrero. Estas son las cifras hechas públicas por la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales, desde donde remarcan que el trabajo del cuerpo se ha "intensificado" en la temporada para "garantizar" que la actividad cinegética se desarrolle en los cauces legales, se ejerza con el menor riesgo posible y la máxima seguridad para los cazadores y otros usuarios del medio natural.

Como ejemplo de algunos de los servicios realizados durante la temporada, destacan una intervención en la provincia de Albacete, en la que se procedió a denunciar a varios cazadores y al organizador de una montería por no respetar las distancias de seguridad respecto a un camino público. Otro ejemplo ocurrió en cuenca, al detectar que varios cazadores se encontraban ubicados en localizaciones que incumplían la distancia de seguridad a una carretera.

Esto conlleva un "evidente" riesgo para los usuarios de la misma por la posibilidad de cometer un error y dirigir sus armas de fuego hacia la vía. También procedieron a la denuncia de dos de los participantes y decomiso del arma por estar ‘doblando puesto’, es decir, simultaneando la acción de cazar desde el mismo punto con varias armas a la misma vez, carecer de licencia ni permiso de caza; poco después actuaban denunciando a otro de los participantes por modificar su arma permitiendo que ésta albergara y dispusiera de más munición de la permitida procediendo también al decomiso de la misma.

Comprobación de la documentación necesaria para el ejercicio de la actividad, inspección de los perros que se emplean para tal fin, especial atención al cumplimiento de las medidas de seguridad; vigilancia para impedir la caza furtiva con el control de las zonas, de las épocas y de las especies no autorizadas, así como el registro de vehículos son algunas de las intervenciones que llevan a cabo los agentes medioambientales.

Desde la Asociación Profesional recalcan, eso sí, que la mayoría de quienes practican la actividad cinegética cumplen la normativa. "Cabe recordar que muchos de los accidentes, en algunos casos mortales, ocurridos en los últimos años se han debido a que alguno de los cazadores se encontraba doblando puesto", explican. Estas infracciones en materia de seguridad, como puede ser la carencia de elementos y prendas de alta visibilidad de color naranja el ejercicio de la caza, tal y como indica la normativa de la Comunidad, suponen serias sanciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats