La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

“Vamos a crear la marca Valdepeñas Excelent para entrar en los restaurantes sin complejos”

Jesús Martín, presidente de la DO Valdepeñas

Jesús Martín es el presidente de la Denominación de Origen Valdepeñas. Su mandato finaliza el próximo año y dice que no renovará en el cargo para dedicarle un poco más de tiempo a su vida personal. “Me va a costar el divorcio”, comenta entre risas, y es que además del puesto como ‘hombre de paz’ (así se define y razón no le falta tras los enfrentamientos hace ahora dos años entre agricultores y bodegueros a cuenta del precio de la uva)  al frente del Consejo Regulador valdepeñero, es también alcalde y senador por el PSOE.  En la recta final de su Presidencia, la DO Valdepeñas se ha marcado ambiciosos objetivos que nos explica en una entrevista.

Agricultura quiere crear una Asociación de Denominaciones de Origen Vinícolas

Agricultura quiere crear una Asociación de Denominaciones de Origen Vinícolas

¿Cómo ha ido  la vendimia  en el territorio de la Denominación de Origen  en la presente campaña?

Tenemos regulada la recogida entre 6.500 y 7.500 kilos por parcela. Este año la vendimia ha venido con un 20% menos de uva y hemos puesto en marcha inspecciones en campo, como el año pasado. Solo hemos descalificado dos parcelas. El año ha venido muy ajustado. Lo bueno es que, aun así, hemos recogido unos 98 millones de kilos, que supone un 8% menos que el año pasado.

No parece un descenso abultado…

Estamos bien si nos comparamos con otras denominaciones de origen como Rioja que ha ido más a la baja. Todo el viñedo francés se ha venido también abajo este año o los vinos que entran a Europa del cono sur o Australia…

Nosotros hemos tenido una menor merma y vamos a poder recuperar mercado con el primer crianza dentro de dos años. A los industriales les vendrá bien. Esa merma en la uva se ha visto compensada con el precio, que ha subido entre un 20 y un 30%, dentro de las leyes del mercado. A eso hay que sumar el 30-40% que ya subió el año pasado. Otro dato es el de la exportación. Según datos del tercer trimestre, llevamos un 8% menos  pero falta terminar el año y el repunte de consumo en mercados interiores y exteriores por Navidad va a permitir quedarnos como el año pasado.

 

“Lo que hemos perdido en cantidad por la falta de lluvia lo ganamos en calidad” 

 ¿Cómo están en calidad, teniendo en cuenta la falta de lluvias de este año?

Nosotros tenemos suerte. Bodegas y viticultores lo han hecho bien. Hemos tenido una vendimia de dos meses. Quizá los más delicados son los varietales que no están muy adaptados a nuestro terreno, el syrah o el verdejo…Pero se cogieron a tiempo. Lo que  hemos perdido en cantidad porque no ha llovido, lo hemos ganado en calidad.

Las variedades de la zona como la cencibel o la airén…La verdad es que la planta autóctona, que supone el 80% de nuestra materia prima, está muy acostumbrada a los ciclos de sequía, con lo que merman los kilos pero no la calidad.  En líneas generales la añada va a ser buena, y si me apura, muy buena. El problema en la DO Valdepeñas está en que la reconversión del viñedo ha dado lugar a la entrada de variedades no autóctonas que, en años como este, de mucho sol, escasa pluviometría y un riego por goteo que no se ha podido aplicar al 100% porque los acuíferos también están como están.

¿Hasta qué punto les preocupa la sequía en Valdepeñas?

Dos años más así…Los ciclos de sequía son de diez años. Puede sonar a chiste, pero en Valdepeñas ciudad, en lo que llevamos de año, ha llovido cuatro días literalmente y no de forma continuada. De seguir el ciclo que ya va para seis o siete años…Es preocupante.

"Le hemos dado tanta literatura al vino que la gente joven se acojona"

¿Qué supone la incorporación de AVIVAL, la Asociación de Elaboradores de Vino con D.O. Valdepeñas, a la Junta Directiva?

El 13 de noviembre se ratificará en asamblea. Creo que la diversificación de criterios, aunque vengan del sector industrial, siempre es buena. Cada sector representado tiene 100 votos, da igual cuantas personas se sienten en el Consejo Regulador. Para adoptar un acuerdo hace falta el 75% de los presentes (150 votos) y como mínimo el 50% de cada sector. Llegar a acuerdos es complejo.

El reglamento en su día se hizo para poder lograrlo. Llevamos dos años sin ruido mediático. Hay que tener en cuenta que el céntimo que quiere cobrar de más el agricultor lo hace a costa del industrial y viceversa. El hecho de que el sector industrial en Valdepeñas se haya dividido en dos supone una diversificación de intereses y de los acuerdos pero siempre para bien.

Todos tenemos que ser conscientes de que el mercado está como está. El consumo del vino en general en España sigue bajando. Hace 15 años era de 80 litros por persona al año. Ahora estamos entre 15 y 17. Hay que hacer un trabajo de concienciación porque el vino en la mesa, con mesura, es un alimento. Le hemos dado tanta literatura…Que si la copa, que si el olor y la temperatura…La gente joven se acojona. Hay que desmitificar tanta prosopopeya.

Hablando de consumidores, ustedes han pedido a la consultora de mercado Nielsen un estudio del perfil del consumidor en las diferentes comunidades autónomas…

Para no engañar a nadie, estamos haciendo esfuerzos y supongo que a otras denominaciones de origen les estamos creando un problema. Valdepeñas será la primera de España que, partiendo de la añada de 2016, no solo va a referenciar en la contraetiqueta en número de referencia que acredita  que ese producto ha sido controlado por un Consejo Regulador, sino que le vamos a decir al consumidor de qué año viene la uva de la botella que compra y qué variedades lleva.

¿Es otra manera de llegar al público joven?

Para mí la contraetiqueta es el acta notarial que le da negro sobre blanco al consumidor. No te voy a decir que un Valdepeñas es bueno si en tu memoria ya llevas grabado que es un vino peleón, del siglo pasado… Por eso el estudio de Nielsen buscar saber dónde está la liebre para apuntar y que se haga comunidad por comunidad. También para saber si conocen o no el Valdepeñas y si gusta o no gusta y, sobre todo, qué pasa entre la gente joven para hacer los deberes.  

El sector hostelero es un punto de distribución importante pero algunos bodegueros se quejan de la escasa de presencia de los vinos de Castilla-La Mancha en los restaurantes. ¿Ocurre igual con los Valdepeñas?

Hay que hacer una reflexión. La  línea de la DO Valdepeñas, porque el conjunto de La Mancha es mucho más amplio, es que en el mercado exterior estamos sobre todo en la restauración desde hace 30 años pero en el de interior el negocio está en la alimentación. No significa que sea ni bueno ni malo. Sería como el verso de Machado: “Es de necios confundir valor con precio”. En el mercado interior dar el salto cuesta un poco porque cuando vamos a un supermercado y compramos un vino, si luego nos lo ponen en la mesa del restaurante parece devaluado.

Hemos acordado poner en marcha una comisión de estudio para crear ‘Valdepeñas Excellent’. Se redactará un pliego de condiciones para que, sin perder de vista la DO Valdepeñas, se incorporen otras cosas que puedan ser calificadas como ‘Excelent’ o ‘Plus’. Pongo el caso: Que en vez de 7.500 kilos por parcela solo se puedan recoger 5.000 o que sean de un viñedo de más de 50 años y que su recogida se realice solo a mano…Es la mejor manera de que en cuatro o cinco años entremos en la restauración sin complejos. Se va a poder encontrar un Valdepeñas en la línea alimentación donde somos imbatibles en calidad-precio y se va a poder incorporar a la restauración desde la propia denominación y con un ‘plus’.

 

Catalunya, el vino y la independencia 

¿Afectaría a la DO Valdepeñas la independencia de Catalunya?

Ni me lo cuestiono porque Catalunya no va a ser independiente. Por lo menos ahora. Pero aquella es una zona vitivinícola acentuada y grande y no es nuestra mayor línea de mercado ahora. Comprendo el ruido mediático pero es un escenario que no contemplo, por inconstitucional, por imposible y por inviable, no para nosotros, sino para ellos. Vamos a ver si salimos de esta pequeña locura.

La Junta propone crear ADOVIN. Asociación de Denominaciones de Origen Vinícolas. Valdepeñas se incorpora… ¿Con qué objetivo?

Nos hemos adherido por solidaridad con otras denominaciones de origen que no tienen nuestro potencial, poder adquisitivo o mercado.  Lo digo con humildad. Ir a una feria internacional para ellas es, a veces, imposible porque no tienen recursos. La iniciativa de la Junta es buena porque bajo un mismo paraguas vamos todas y, en nuestro caso, lo haremos también individualmente.

En la reunión de esta semana en Bérgamo se ha pedido defender los derechos de propiedad intelectual de las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas frente a la competencia desleal ¿Qué le parece?

Pues que nosotros acabamos de salvar una. Dentro de los tratados de la Unión Europea para exportar alimentos a China, en Valdepeñas se da una particular casuística. En China solo puede llamarse Valdepeñas lo que esté dentro de la DO Valdepeñas. Pero hace 80 años, ocurrió una anécdota bonita que ahora está dando problemas.

Y es que los viñedos norteamericanos, sobre todo de California, querían saber qué planta se podía adaptar mejor a su terreno. Nosotros les propusimos la cencibel que se extendió en California y allí la  llaman ‘Valdepeñas’. Hace 15 días Estados Unidos reivindicó ese nombre como genérico y no estabilizado. Europa lo está defendiendo muy bien. También el Ministerio y la Junta. Como Consejo Regulador también hemos alegado y nos han dado la razón.

Quieren ustedes también realizar un estudio de los suelos del territorio de la denominación de origen ¿Por qué?

Sí, vamos a firmar un convenio con la UCLM para estudiar los suelos en Valdepeñas. Con la reconversión del viñedo en Europa, los paladares de la gente cambian. Si antes se bebía airén pues ahora está de moda el verdejo. El agricultor lo que quiere es sacarle la máxima rentabilidad a su producto y plantar lo que se lleva.

Vamos a hacer un estudio pormenorizado parcela a parcela que nos llevará año y medio para que cuando un agricultor vaya a hacer una reconversión de viñedo, el Consejo le pueda decir cuáles son los suelos apropiados para cada planta y que decida. Es un trabajo fundamental que debería estar hecho en todas las denominaciones de origen de España.

Castilla-La Mancha preside la Fundación Dieta Mediterránea y la Asociación de Regiones Europeas Vinícolas (AREV) ¿Cómo se pueden rentabilizar estas circunstancias?

¡Hombre, para casa aunque sea una piedra! Estar en la mesa donde se toman las decisiones es tener la información antes que el de al lado. Debemos tener la capacidad y la  inventiva para que toda la información sobre mercados emergentes, tenerla de primera mano. Sería del género tonto no aprovecharla.

¿Hacia dónde se camina en Valdepeñas con las exportaciones?

Hace 15 años exportábamos un 5%, hoy superamos el 50%. Producimos una media de 100 millones de kilos y eso da lugar a 75 millones de botellas, de los que 40 van fuera y creciendo. Estamos bien. Somos la única denominación de origen sin excedentes ni vendemos a granel. Hay 22.000 hectáreas y es complicado colocar el producto. Tenemos un tamaño adecuado para la demanda del mercado. Ahora hay que dar el valor añadido con ‘Valdepeñas Excelent’ después de que se llegara muy tarde a la reconversión del mundo de la viticultura. Desde los años 60, de los anuncios de Paternina hasta que hemos entrado en el mercado, nos ha costado un poco. Hoy nuestra competitividad es muy halagüeña.

¿El IPEX está haciendo bien su trabajo en este sentido con el vino de CLM?

Sí, lo está haciendo  muy bien. Acaba de venir una delegación japonesa coincidiendo con las Fiestas del Vino y se ha dado muy bien. Está muy bien coordinado con el ICEX y saben llegar a los profesionales que vienen y a los que no les puedes contar una milonga. 

Se quiere crear un espacio de la sede de la  DO para exposición e información ¿Con qué objetivo?

Vamos a crear una vinoteca, no tanto con ánimo comercializador para no hacer competencia a nadie, sino para que la gente pueda tener referencia de los vinos que se van incorporando cada año. Tendrá un escaparate abierto a la calle y servirá para que las bodegas puedan presentar sus productos, hacer jornadas con restauradores… Se complementará también con la programación del Museo del Vino, que está a 50 metros.

¿Dos retos del presidente para la DO en 2018?

El primero es llegar al final de mi mandato que me ha quitado muchas horas de sueño pero hemos conseguido la paz. Como presidente no voto y necesitaría toda una vida para agradecerlo con dos sectores enfrentados como agricultores e industriales. Yo negocio con las partes para llegar a acuerdos. El riesgo era tener que abrir actas a las bodegas (he abierto tres desde que estoy como presidente) y que saliera el industrial diciendo que al alcalde le quiere cerrar el negocio. No, solo ejecuto los acuerdos que se aprueban.

Quiero culminar ese pliego para ‘Valdepeñas Excelent’, hemos conseguido tramitar ante la UE las nuevas condiciones de producción que queremos elevar para estar en igualdad con otras denominaciones de origen y la crisis interna está subsanada. Otro reto será una campaña publicitaria potente en medios de alcance nacional para  hacer llegar al consumidor lo bueno que hemos hecho hasta ahora y creo que lo voy a conseguir. Vine para dos años y lo voy a dejar ahí. No porque no me guste sino porque quiero tener vida privada.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats