Polémica en una localidad del Corredor del Henares por la apertura de un centro de menores

FOTO: Ayuntamiento de Villanueva de la Torre

“Es un centro de acogida de menores, no de delincuentes”. Con este mensaje directo responde Vanessa Sánchez, alcaldesa de Villanueva de la Torre (Ahora Villanueva) a los grupos de la oposición (PP y PSOE), que rechazan que este municipio de Guadalajara acoja un centro de menores en situación de desamparo, cuya gestión depende de la Junta de Castilla-La Mancha. La posibilidad de que esta localidad del Corredor del Henares, de 6.568 habitantes, albergue esta instalación de forma inminente ha desatado una polémica que excede los límites de la política y se ha convertido en objeto de polémica social.

La oposición expresada por un grupo de vecinos les ha llevado a recoger cerca de un millar de firmas, que han presentado a la Delegación de la Junta para evitar que el centro se instale en el municipio. En el último Pleno celebrado el pasado jueves, decenas de vecinos y los grupos de la oposición reprocharon al Ayuntamiento “la opacidad y la desinformación” con la que el Consistorio ha gestionado este tema. Una visión diametralmente opuesta a la que defiende el Consistorio.

La alcaldesa villanovense afirma a eldiarioclm.es: “No entiendo el malestar suscitado porque nos ocupemos de una casa de acogida para menores que necesitan amparo”. Asimismo, asegura que “la oposición ha falseado la información y ha lanzado mensajes de odio y miedo entre la población sobre una cuestión ante la que deberíamos responder de forma solidaria y no con prejuicios y doble moral”.

El centro que ha despertado la negativa en parte de la población es una instalación para acoger de forma temporal a 15 menores desamparados, de entre 6 y 18 años, tutelados por Bienestar Social. Un servicio de paso, después del cual algunos jóvenes son cuidados por una familia de acogida, mientras otros regresan con sus familias o pasan al servicio de protección de menores, en función de las circunstancias de cada uno de ellos.

Hasta ahora, este servicio social ha sido gestionado por una empresa contratada por la administración regional en Azuqueca de Henares. Sin embargo, el contrato expiró hace unos meses y el servicio salió nuevamente a licitación. Entonces, la nueva adjudicataria eligió la ubicación de Villanueva de la Torre y decidió alquilar una vivienda unifamiliar de la población para situar el centro de menores. “No es una decisión arbitraria del Ayuntamiento. El contrato que la Junta mantenía con la anterior empresa finalizó, se ha licitado y la empresa que va a gestionar a partir de ahora ha considerado que Villanueva reúne las condiciones necesarias”, asevera Sánchez.

Por el contrario, desde las filas del PP critican la actitud de “secretismo y buenismo hipócrita” de la alcaldesa. Mantienen que el municipio carece de los servicios básicos que necesitan estas casas de acogida. “Sería una temeridad que el centro llegue a Villanueva. La población lo rechaza y no podemos garantizar ese servicio integral a los menores, porque no tenemos ni seguridad propia ni un centro médico y pondríamos en una situación de riesgo a los menores”, sostiene Marta Valdenebro, portavoz del PP en el Consistorio y anterior alcaldesa de la localidad entre 2011 y 2015.

Desde el PSOE de Villanueva de la Torre, a través de un comunicado hecho público el pasado 24 de enero, recalcaron su apoyo a la “labor de este tipo de centros y creemos en una sociedad que corrige las desigualdades”. Sin embargo, no respaldan la implantación de este centro en un municipio “carente de los servicios que necesitan los menores para salir adelante. Los colegios e instituto no cuentan con espacio adaptado a las distintas carencias que puedan presentar, ni profesores especializados. No existe ninguna política activa, ni plan de juventud por parte del ayuntamiento que dé respuesta a este centro. No hay capacidad de respuesta en temas de seguridad ni plantilla para ello”.

Miedo “irracional”

Durante la inauguración de un centro de familias e infancia el pasado lunes en Guadalajara, la consejera de Bienestar Social Aurelia Sánchez aludió a la polémica sobre la reubicación del centro de menores en Villanueva de la Torre. En declaraciones a los medios, la titular de Bienestar Social juzgó la "utilización política" que los partidos del ayuntamiento han mostrado en relación a la llegada del centro, al tiempo que reclamó “sensatez a estas formaciones y “sensibilidad a los vecinos, a quienes considera que "se les ha infundido un miedo que realmente es irracional".

Sánchez intentó sosegar la inquietud de los vecinos asegurando que "nunca se abrirá un centro si no hay acuerdo de la ciudadanía" y reclamó a los partidos “respeto y transparencia”, y que “toda la información que den sea veraz, porque se ha infundido un miedo innecesario con manifestaciones que faltan a la verdad”. Con respecto a la afirmación de Valdenebro acerca de la falta de policía municipal, la responsable de Bienestar Social se preguntó “si los menores que ahora hay la necesitan, y si no es así, por qué se piensa que en un centro de menores se puede necesitar de la Policía”.

El contrato de gestión del centro ya está adjudicado y, desde la Junta reconocen que uno de los emplazamientos planteados por la concesionaria es Villanueva de la Torre. Sin embargo, las opciones de que el centro de menores recale finalmente en este municipio se alejan. La falta de las licencias de obra y actividad precisas para que la infraestructura comience su actividad en febrero, limitan las opciones de Villanueva de la Torre. En este sentido, la primera edil señala que “los permisos de Diputación se demorarán varios meses y por eso el centro no acabará en Villanueva”.

Lo que sí parece claro, y así lo comunicó la consejera del ramo, es que el servicio de acogida de menores se iniciará el 1 de febrero. Queda ahora por dilucidar qué localidad de la provincia de Guadalajara será la elegida por la Junta de Castilla-La Mancha para ubicar esta instalación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps