Manuel Valls, sobre los manteros: "Hacer respetar el espacio público no es ser racista"

Valls renunciará a todas sus responsabilidades políticas en Francia

El aspirante a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls ha mantenido las críticas contra la gestión de Ada Colau en su primera entrevista radiofónica desde que anunció su paso al frente como candidato a las municipales de 2019. El exprimer ministro francés ha asegurado que los manteros son "víctimas de mafias" y ha abogado por "respetar a las personas pero acabar con la ocupación del espacio público". "Hacer respetar el espacio público no es ser racista", ha dicho en RAC-1.

Manuel Valls presenta su candidatura: "Quiero ser el próximo alcalde de Barcelona"

Manuel Valls presenta su candidatura: "Quiero ser el próximo alcalde de Barcelona"

Según Valls, otras ciudades europeas también tienen "el mismo problema" con los manteros, pero a diferencia de Barcelona, "se puede entrar en tu casa y en el metro". "Tiene que haber un papel muy claro de la guardia urbana", ha sostenido. También ha cargado contra Colau por el aumento de la inseguridad ciudadana y el incivismo, que ha dicho que afecta más a los pobres que a los ricos.

Valls ha criticado además las políticas de vivienda del actual consistorio, y en concreto las ha tildado de "uno de los mayores fracasos" del gobierno de Ada Colau. Sin definir ningún plan concreto, ha abogado por "imaginar cómo podemos ganar espacio por arriba y ganar metros también en la zona metropolitana".

Preguntado sobre si continuará con la política favorable a la acogida de refugiados de Colau, Valls ha dicho que Barcelona "no puede perder" la tradición de acogida, si bien ha considerado que existe "una confusión entre refugiados de guerra y los inmigrantes económicos". "Hay que poder acoger a los refugiados, los que vengan de Iraq, Síria y los que sufren guerras y dictaduras. Otra cosa son los que vienen de la inmigración económica, esta se tiene que regular en toda Europa", ha aseverado.

Respecto al proceso soberanista, Valls ha defendido que, a su juicio, Catalunya "no es una nación" pero que existe "una nación cultural". En este sentido, se ha mostrado contrario a la propuesta de Ciudadanos para que el catalán deje de ser un requisito para acceder a una plaza de funcionario. No obstante, ha lamentado que haya "fronteras y trincheras en la sociedad y las familias" por la lengua y el debate independentista.

Hasta ahora, el único partido que ha apoyado sin ambages la candidatura de Valls es Ciudadanos, mientras que el PSC y el PP han descartado sumarse. Valls ha abogado por que Ciudadanos, PSC y PP "hablen un poco más entre ellos" y que pacten. "Yo no tengo adversarios y menos entre mi propia familia política que es la socialista", ha zanjado.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2018 - 11:27 h

Descubre nuestras apps

stats