eldiario.es

9

CATALUNYA

Narcís Serra y otros cuarenta directivos, a un paso del juicio por los sobresueldos de Catalunya Caixa

La Audiencia de Barcelona avala la decisión del juez instructor de enviar a juicio a los exdirectivos por un delito de administración desleal

La Audiencia decidirá si envía a Serra a juicio, dos años después de su recurso

La Audiencia ha decidido enviar a Serra a juicio dos años después de su recurso EFE

La Audiencia de Barcelona ha avalado la decisión del juez instructor de enviar a juicio a los exdirectivos de Catalunya Caixa, Narcís Serra y Adolf Todó, por un delito de administración desleal, por los sobresueldos que cobraron mientras la entidad era sostenida con fondos públicos.

En un auto, que ha avanzado la agencia Efe, la sección 21ª de la Audiencia de Barcelona ha desestimado los recursos que presentaron 11 de las defensas contra el auto en el que el juez instructor concluyó que de la investigación del caso se desprendían suficientes indicios para enviar a juicio a Serra y Todó.

Además de ambos directivos, la Audiencia ha acordado mantener imputados a una cuarentena de miembros del consejo de administración de la entidad que aprobaron las remuneraciones extras, también por un delito de administración desleal.

En total son 41 exmiembros del consejo de administración a los que el juez acusa de un delito de administración desleal por subirse el sueldo en 2010, cuando la entidad ya estaba al borde de la insolvencia. Entre estos imputados destaca la figura de Narcís Serra, exvicepresidente de Felipe González y presidente de la entidad desde 2005.

Las votaciones en cuestión son dos: el 19 de enero de 2010 se aprobó aumentar el sueldo variable del director general Adolf Todó y de su adjunto Jaume Masana. En la segunda votación, el 13 de octubre del mismo año, se decidió aumentar el sueldo de los miembros del comité de dirección.

En total, detalla el auto, Todó experimentó incremento de su salario fijo en tres años de 212.000 euros, y en cuanto a su retribución variable, se subió del 35% fijado en su contrato al 50% del salario fijo. Por su lado, Masana aumentó su retribución variable del 35% al 45% del salario fijo.

Además, cuando la entidad ya había sido rescatada con dinero público, el consejo de administración aprobó subir el sueldo a todo el comité de dirección para el año 2011. Todó vio incrementado su sueldo de los 800.481 a los 812.501 euros, mientras que Masana pasó de cobrar 598.428 euros a 601.201 euros.

Estos aumentos de sueldo hay que contextualizarlos, según la Fiscalía Anticorrupción, en una "situación crítica" de la entidad, que ese mismo 2010 ingresó ya 1.250 millones de euros públicos en ayudas del Fondo de Reestructucación Ordenada Bancaria (FROB) porque estaba en una "situación real de insolvencia". En el mismo año, la entidad aprobó un ERE que afectó a 1.500 empleados. En total, las ayudas públicas a Catalunya Caixa ascendieron a 11.600 millones de euros. El BBVA ha terminado comprando la entidad.

El próximo paso, antes de ver a Serra y a los demás directivos sentados en el banquillo, es que la Fiscalía y la CUP, que ejerce de acusación popular, formulen sus escritos de acusación para los investigados.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha