CSQEP propone reformar el impuesto de sucesiones para gravar las herencias más altas

El portavoz de CSQEP, Joan Coscubilela (i), junto a Lluís Rabell (d), presidente del grupo parlamentario

Catalunya Sí que es Pot (CSQEP) ha presentado este martes una propuesta para reformar el impuesto de sucesiones para gravar las herencias y donaciones más cuantiosas. El portavoz parlamentario CSQEP, Joan Coscubiela, ha presentado en rueda de prensa una proposición que va contra la reforma "que llevaron a cabo CiU y PP" en 2011 y que busca aumentar los ingresos pero afectando sólo a un 5% de la población.

CSQEP presenta su plan de choque alternativo con 14 propuestas en el pleno de urgencia social

CSQEP presenta su plan de choque alternativo con 14 propuestas en el pleno de urgencia social

Así, Coscubiela ha explicado que la vivienda habitual hasta 500.000 euros seguiría quedando exenta y que se mantendrían las reducciones para las herencias de más de 100.000 euros entre cónyuges e hijos que ya había antes de 2010. Los cambios propuestos tampoco afectan a las empresas familiares.

Según Coscubiela, con la propuesta no tributarán las pequeñas y medianas herencias pero, en cambio, sí que volverán a hacerlo las de mayor cuantía, y con esto se recuperaría el 78% de la recaudación inicial del impuesto. El portavoz de CSQEP ha destacado que "las políticas fiscales no se hacen con gestos sino con ingresos". Su objetivo es que la reforma del impuesto pueda ser aplicable a partir del 1 de enero de 2017.

"Sí que existe una alternativa presupuestaria a la que ha presentado el Govern", ha afirmado Coscubiela, que ha reclamado a Oriol Junqueras "unos presupuestos distintos a los que nos presentaban Artur Mas y Andreu Mas-Colell". Asimismo, ha mandado un mensaje directo al conseller de Economía, a quien ha pedido que ERC no se sume a Convergència y el PP para impedir la tramitación de la proposición en el Parlament. "Si hacen seguidismo de CDC, no se tramitirá", ha augurado.

Según los datos de ejecución presupuestaria de la Generalitat, en 2015 se ingresaron 484,4 millones de euros entre el impuesto de sucesiones y el de donaciones. La propuesta que ha detallado Coscubiela permitiría recaudar hasta 500 millones más, que sumados a las reformas del IRPF y en el impuesto de patrimonio y en fiscalidad verde permitirían, según sus cálculos, disponer de más de 1000 millones adicionales anuales.

Coscubiela ha pedido que ese aumento de la recaudación se dedique a poner en marcha la Renta Garantizada de Ciudadanía, cuya regulación encara su fase final en el Parlament.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2016 - 13:14 h

Descubre nuestras apps

stats