eldiario.es

9

El Alcázar Real de Guadalajara entra en la Lista Roja del Patrimonio

Lo ha dado a conocer Hispania Nostra que también informa del paso de la Venta de Borondo (Daimiel) a la Lista Verde

La decisión se ha tomado "por su estado de total abandono y de ruina" aunque a lo largo de toda la legislatura se ha venido hablando de un proyecto de rehabilitación sin ejecutar todavía

Vista del Alcázar desde la crujía norte

Vista del Alcázar desde la crujía norte

El Alcázar Real de Guadalajara, en cuyo interior se alojaron reyes y nobles castellanos, ha entrado en la Lista Roja del Patrimonio de la asociación Hispania Nostra "por su estado de total abandono y de ruina", a pesar de que existe un proyecto para su rehabilitación. Sin embargo, la Venta de Borondo de Daimiel (Ciudad Real) ha pasado a la Lista Verde por las obras de rehabilitación y consolidación que han llevado a cabo recientemente.

El Alcázar Real de Guadalajara, Bien de Interés Cultural construido entre los siglos VIII y X y de titularidad pública, está situado en el centro de la ciudad de Guadalajara. La destrucción se produce el 22 de julio de 1936 con el ataque al cuartel mediante bombas incendiarias que dejan el edificio en llamas y en desuso.

El ataque aéreo perpetrado por los rebeldes sobre Guadalajara el 6 de diciembre de ese mismo año, el mismo que destruye el palacio del Infantado y gran parte de la ciudad, acaba con lo que quedaba de las instalaciones del Alcázar, dejando en pie los pocos muros que hoy se ven. Desde entonces, el Alcázar Real de Guadalajara pasaría 69 años de "abandono absoluto" hasta que en 1998 se comenzaron las primeras excavaciones arqueológicas para el estudio y consolidación de los restos que deja esta fortificación.

Su principal función como fortificación andalusí es la de proteger la entrada a la ciudad y vigilar el paso por el valle del río Henares y la Campiña. Durante la época cristiana cumple las funciones de palacio real a imagen de los Reales Alcázares de Sevilla y del Alcázar de Córdoba, que datan de la misma época, hasta su abandono y conversión, primero, en fábrica de sarguetas y, después, en cuartel militar, última utilidad que tiene hasta quedar destruido definitivamente en 1936.

Tal fue el esplendor y el prestigio que goza el Alcázar durante el reinado de la dinastía Trastámara, herederos de la dinastía Borgoña, que se celebran en sus dependencias las Cortes de Castilla en 1390, siendo rey Juan I, y en 1408, siendo regentes por la minoría de edad de Juan II, Catalina de Lancáster y Fernando de Antequera.

En 1436 se celebra allí la boda del que sería años después segundo marqués de Santillana y primer duque del Infantado, Diego Hurtado de Mendoza y Figueroa, con María de Luna, que en 1448, con el afianzamiento de la familia Mendoza en Guadalajara reciben de manos de Juan II el nombramiento de Alcaides del Alcázar de Guadalajara.

Las obras de urgencia en la Venta de Borondo ya han comenzado

Las obras de urgencia en la Venta de Borondo ya han comenzado Foto: Asociación Cultural Venta de Borondo

La Venta de Borondo, en la Lista Verde

Por otro lado, la Venta de Borondo en Daimiel (Ciudad Real) ha salido recientemente de la Lista Roja para incorporarse a la Lista Verde del Patrimonio, tras las obras de restauración parcial que comenzaron el pasado mes de diciembre y que acaban de concluir, gracias al apoyo económico de diferentes personas y entidades. Los trabajos se están centrando en la restauración de la torre, el muro del alzado oeste y su cubierta. La Asociación Cultural Venta Borondo y Patrimonio Manchego continúa trabajando para la recuperación integral del edificio.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha