eldiario.es

9

Illescas privatiza el agua hasta el 2033 con la ausencia de un concejal de Cs y el voto de calidad de su alcalde

El servicio contempla una subida del 17% en la tarifa de uno de sus tramos de consumo

pixabay

El Ayuntamiento de Illescas continuará con un servicio privado de gestión del agua hasta el año 2033, gracias a un nuevo contrato de 15 años de duración que contempla una subida del 17% en la tarifa de uno de sus tramos de consumo y que, no obstante, tendrá que licitarse para que las empresas interesadas en hacerse cargo del servicio -actualmente en manos de Aqualia- presenten sus ofertas.

Así se ha decidido en la votación realizada en pleno para aceptar el nuevo pliego de condiciones que regulará este servicio y que ha generado el rechazo mayoritario de los grupos políticos del Ayuntamiento (PP, Cs e IU), pero que ha sido aprobado por la ausencia de un concejal de Ciudadanos en la votación que decantó José Manuel Tofiño (PSOE) con el voto de calidad de alcalde tras el empate inicial de diez votos en contra y otros decena a favor. 

De los diez que dieron luz verde al pliego, nueve son de los representantes del PSOE en el Ayuntamiento y otro del concejal Julián Saudí, uno de los dos ediles de la formación Illescas Sí Puede y que discrepó con el voto contrario del otro concejal de este grupo, Diego Gallardo, quien denunció hace meses a su compañero de formación por haberle impedido el acceso a la sala que tiene asignada el grupo y a los movimientos bancarios del mismo, hechos por los que Saudí tiene que declarar y que niega rotundamente, asegurando que Gallardo se ha aprovechado de su cargo público y “no aparece” por la sede.

Además de los votos de estos dos concejales repudiados por Podemos, que alzaron a Tofiño a la Alcaldía en 2015 incorporándose el equipo de Gobierno, el pliego de condiciones del servicio del agua contó el rechazo del grupo del PP (7 votos), el del concejal de IU y el de uno de los dos ediles de Ciudadanos, grupo municipal que n contó en el pleno con su otro concejal para haber podido paralizado la aceptación de este nuevo contrato público que regularizará una concesión prorrogada desde hace tres años.

Aumento de un 17% de la tasa de consumo

En este sentido, cabe recordar que el servicio de abastecimiento del agua en Illescas lleva siendo gestionado por una empresa privada desde el 2005, año en el que se aprobó esta concesión, también como Tofiño de alcalde, que prevé un incremento del 17% en la cuantía de uno de los tramos de consumo que establece -el primero es de 0 a 20 metros cúbicos (m3) y el segundo de 20 a 45-. Según señaló en rueda de prensa el edil de IU Andrés García, el consumo medio de una familia en Illescas es de 25 m3 al mes, por lo que advirtió del aumento que puedan tener muchos vecinos en el municipio con esta nueva tasa. Un argumento rechazado por el equipo de Gobierno, que afirma que lo podría subir la factura podría ser “de un 1,5 euros al trimestre” por el consumo de este tramo.

Por su parte, el edil de Ciudadanos Raúl Casla indicó en Radio Illescas que el 80 por ciento del consumo de agua en el municipio lo generan los domicilios de Illescas. A su vez, señaló también que el primer bloque de consumo -de 0 a 20- representa el 58% de los consumidores, y el segundo al 42%, es decir algo menos de la mitad de los domicilios consumen entre 20 y 45 m3 de agua al mes. El equipo de Gobierno justifica esta medida en las cláusulas sociales que incluye el pliego y que sí han sido valorados por el resto de grupos.

Otra de las críticas que lanzó en este sentido es el canon fijo que establece el contrato, es decir, la cuantía que la empresa tiene que pagar al Ayuntamiento por la prestación del servicio. Una cuantía que será inamovible hasta el año 2033 a pesar de la previsión de crecimiento de Illescas, que actualmente cuenta con una población de 27.000 habitantes y se encuentra situada entre Madrid y Toledo. Esto, incide Casla, podría repercutir en que los beneficios de la empresa crecieran año a año por el aumento de consumo de agua y que, sin embargo, no se incrementará la tasa a abonar al Consistorio.

Sin cortes de agua a personas en riesgo de exclusión social

Bonificaciones que, según el portavoz municipal Francisco Rodríguez (PSOE), compensarán a familias que no pueden hacer frente el pago por sus salarios -si es menor que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)- o a las que tengan en desempleo a todos los miembros. También se beneficiarían jubilados, viudos, pensionistas que tengan ingresos que no superen el SMI o personas con discapacidad. Asimismo, se incluye la prohibición de cortar el suministro de agua en todos estos casos si no pudieran hacer frente a los pagos.

“Es el contrato más importante del Ayuntamiento”, ha indicado Rodríguez, que ha valorado el trabajo “excepcional e incansable” de todos los que han intervenido en la elaboración del pliego, empresas externas y personal del Consistorio. Un contrato que han presentado a los grupos “hace 15 días”, en palabras del edil de IU, y que contradice lo acordado en otro pleno de 2015 en el que acordaron buscar la alternativa de gestionar el agua de Illescas y su abastecimiento de manera pública.

Otra de las medidas defendidas en el pliego es la subrogación de los diez empleados actuales con los que cuenta Aqualia a la empresa que saliera adjudicataria del contrato. No obstante, existe también una cláusula, según indica la Plataforma por la Gestión Pública del Agua en Illescas, por la que hay un responsable de contrato “con capacidad de invitar a despedir trabajadores si no les atiende bien, es decir, con potestad suficiente para cesar los contratos de manera subjetiva”.

Precisamente, esta plataforma se creó el pasado año para exigir la gestión pública de un servicio que también defiende IU Illescas, al tratarse de “un derecho humano” al que se debe garantizar “el acceso universal”. Una postura que no compartían el resto de grupos al entender que la amplitud del municipio supone un hándicap para poder remunicipalizar el servicio como sí han hecho otros gobiernos de IU en la provincia en localidades como La Puebla de Almoradiel o Las Ventas de San Julián, según específica el coordinador provincial de la formación, Mario García.

“Esta Plataforma no va a rectificar ni una coma en sus argumentos, es más, los pliegos aprobados vienen a reafirmar nuestra teoría de que el interés por continuar con el agua privatizada es para saciar los caprichos electoralistas de Tofiño, ya que la mayor parte de los ingresos por la privatización del agua van a parar a la ‘caja única’ del Ayuntamiento, pudiéndose gastar ese importe en otros aspectos que no tengan relación con el agua. Esta teoría se demuestra con los escasos 13.000€/año que prevén destinar a renovación de redes: ¿ considera el PSOE esta cantidad adecuada a las necesidades de nuestro municipio, teniendo en cuenta que en Illescas existe en la actualidad más de 12 kilómetros de tubería de fibrocemento, prohibidas por ley desde el año 2001?”, ha reclamado también la plataforma en un comunicado tras la aprobación de este pliego.

Un pliego para el que existe un plazo de 30 días desde su aprobación para interponer un recurso que ya ha planteado lanzar Podemos Illescas y que IU ha asegurado que también estudiará presentar.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha