La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

Los dardos entre Puig y Díaz Ayuso: el choque de la España periférica socialista contra la centralista del PP

Ximo Puig e Isabel Díaz Ayuso.

Más allá del enfrentamiento entre los dos grandes partidos españoles, PSOE y PP, con Pedro Sánchez y Pablo Casado como caras visibles en la política nacional, también existe otro que, aunque más soterrado, muestra los extremos de la diferente visión territorial que tienen ambos partidos. Son el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El mensaje triunfalista de Madrid frente a la pandemia se deshace entre malos datos epidemiológicos y económicos

El mensaje triunfalista de Madrid frente a la pandemia se deshace entre malos datos epidemiológicos y económicos

Ni Puig ni Ayuso son el modelo único de cómo se piensa la vertebración territorial desde cada uno de los partidos: mientras un federalista Ximo Puig difiere de la visión más centralista de los presidentes autonómicos socialistas Javier Lambán (Aragón), Guillermo Fernández Vara (Extremadura) o Emiliano García Page (Castilla-La Mancha), Isabel Díaz Ayuso también lo hace al revés: ha marcado distancias con Alberto Núñez Feijóo (Galicia) y Juan Manuel Moreno (Andalucía). Y estos polos que representan ambos partidos han tenido sus dardos, enfrentamientos dialécticos que desde el anuncio del adelanto electoral madrileño se han redoblado.

Las pullas de Ayuso al Gobierno valenciano empezaron incluso ya antes de ser presidenta, con una entrevista en la que afirmó que València estaba entre "lo peor" de España. En un embate contra Podemos, la presidenta atizaba al Gobierno valenciano afirmando que "una dictadura encubierta encabezada por Podemos da alas a todo lo peor que tiene este país, ya sea Cataluña, País Vasco, Navarra, Valencia y allá donde antes no había problemas". Posteriormente Ayuso matizó sus palabras afirmando que se refería al "nacionalismo excluyente que impone" y divide a España utilizando "el catalán o el valenciano como arma arrojadiza".

Uno de los temas que más tensión ha provocado entre ambos dirigentes ha sido la fiscalidad autonómica y la competencia desleal que ejerce Madrid según el presidente valenciano. Así Ximo Puig alzó la voz claramente en las Corts afirmando que el 'efecto capitalidad' "ha convertido a Madrid en un generador de diferencias y desigualdades". Concretamente afirmaba que "el efecto capitalidad ha convertido Madrid en una gran aspiradora que absorbe recursos, población, funcionarios estatales y redes de influencia. Todo eso en detrimento de la igualdad de los territorios que conformamos España". Con todo, Puig acusaba a la comunidad madrileña de protagonizar "un 'procés' invisible con un 'dumping fiscal' injusto".

También en cuestiones económicas, el pasado mes de diciembre la presidenta madrileña criticaba que la Comunitat Valenciana "gobernada por socios de ultraizquierda" recibiera casi la misma cantidad de fondos europeos de reconstrucción por la pandemia de la COVID-19 que la Comunidad de Madrid. Esta andanada fue respondida por Ximo Puig calificando de injustas y ofensivas las críticas de Díaz Ayuso, recordando la brecha de financiación entre ambos territorios.

Los últimos días, con la campaña electoral de Madrid como telón de fondo se han multiplicado los cruces de críticas. Así, este lunes Ayuso tachaba las ayudas del Gobierno a las autonomías de "tardías, insuficientes y repartidas con fines políticos", a lo que Ximo Puig respondió recordando el déficit de financiación e incidiendo de nuevo en el dumping fiscal de Madrid.

También esta semana, y al hilo de las medidas de la Comunidad de Madrid contra la pandemia, la discusión se originó por la polémica visita a las playas valencianas de Marcelo, un jugador del Real Madrid, vulnerando la prohibición de entrar en la Comunitat Valenciana. Tras conocerse este capítulo Ximo Puig, sin mencionar directamente a Ayuso ni a la Comunidad de Madrid, afirmaba que "puede que en otras comunidades haya una especie de ley de la selva, pero aquí las normas se cumplen".

Finalmente y también en referencia electoral, Ximo Puig desacreditó el lema electoral de "socialismo o libertad" o el más nuevo de "comunismo o libertad" impulsado por el PP de Isabel Díaz Ayuso para esta precampaña, así como también la alianza con la ultraderecha de Vox. El president valenciano, en un acto de Memoria Democrática en recuerdo a los últimos refugiados en el puerto de Alicante durante la Guerra Civil, advertía de las "nuevas amenazas" que se ciernen en forma de "polarización y el frentismo, ruido destructivo y el uso de manera cínica de palabras como libertad", y aseguraba que es necesario "un patriotismo cívico renovado pero inspirado en los valores más importantes como la libertad, la igualdad y la fraternidad".

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2021 - 20:28 h

Descubre nuestras apps

stats