La portada de mañana
Acceder
El PP intenta enterrar la investigación judicial de las primarias de Mañueco
Los cuatro nuevos debates que plantea ómicron frente a la pandemia
OPINIÓN | ¡Paguen más!, por Esther Palomera

Las obras para soterrar las vías de València incluyen el derribo del puente de Giorgeta, pero quedan para la próxima legislatura

La consellera María José Salvador, el secretario de Estado, Pedro Saura, y el alcalde de València, Joan Ribó, en el consejo de administración de la sociedad Parque Central

El soterramiento del acceso ferroviario al corazón de València que dejará un bulevar ajardinado en superficie y coserá los barrios de Malilla, Cruz Cubierta y San Vicente cuenta ya con un calendario de ejecución, aunque su consecución dependerá de la voluntad del Gobierno que surja tras las próximas elecciones generales.

El consejo de administración de la Sociedad Parque Central, integrada por el Ayuntamiento, la Generalitat y el Gobierno, se ha reunido este miércoles y ha acordado firmar un nuevo documento marco para actualizar el convenio vigente firmado en 2003 por las tres administraciones, el cual caduca este año.

Tal y como han explicado el alcalde de València, Joan Ribó, la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, quienes han presidido la reunión, es necesario actualizar el convenio, puesto que todas las cifras del proyecto han sufrido variaciones: "de un coste previsto de 825 millones en 2003 se ha pasado a un total de 3.100 millones, de los cuales ya se han invertido 500", ha explicado Saura.

Así, en marzo se firmará un nuevo acuerdo del que emanarán los diferentes convenios para ejecutar las obras. El primero de ellos será el del canal de acceso que supondrá el soterramiento del ferrocarril entre el bulevar sur y la avenida Giorgeta, lo que dará lugar en superficie al bulevar ajardinado Federico García Lorca que servirá para unir los mencionados barrios, separados históricamente por el muro de las vías.

Según han informado, las obras arrancarán en el año 2021, tras los próximos comicios, y finalizarán entre los años 2024 y 2025. El proyecto incluye la demolición del puente de Giorgeta, puesto que con el soterramiento de las vías ya no será necesario.

Su coste asciende a 400 millones de euros, la mitad de los cuales asumirá el Gobierno central, mientras el Ayuntamiento y la Generalitat asumirán a partes iguales el otro 50%, es decir, 100 millones cada administración.

El canal acceso estará diseñado para compatibilizar su funcionamiento tanto con las actuales estaciones en superficie, como con la futura estación estación subterránea, que sustituirá a la actual provisional de Joaquín Sorolla y constará finalmente de dos sótanos con andenes, en lugar de uno como se había especulado para reducir costes.

Tanto la estación como el túnel pasante tendrán un coste de 2.200 millones de euros que asumirá íntegramente el Gobierno central, algo que ha puesto en valor el secretario de Estado.

El consejo de administración ha acordado también refinanciar la deuda de 160 millones para reducir los intereses, actualmente de un 4%, y dar competencias a una comisión ejecutiva para avanzar en la venta de los 16 solares que destinarán a viviendas y que en parte permitirán financiar la actuación.

Etiquetas
Publicado el
23 de enero de 2019 - 14:56 h

Descubre nuestras apps

stats