La Fiscalía de delitos de odio investiga una agresión neonazi en Valencia tras la manifestación ultra del 1 de mayo

Marcha ultra en el barrio del Carmen el pasado sábado.

La sección de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto diligencias tras la agresión sufrida a manos de un grupo de una decena de neonazis por un joven en la calle del Serpis en la capital valenciana el pasado sábado. La agresión se produjo pocas horas después de la celebración de una marcha convocada por el partido España 2000 en el barrio de El Carme en la que se exhibió simbología fascista. La Policía Nacional perimetró la marcha y bloqueó una contramanifestación antifascista en la plaza de Santa Mónica, al otro lado del viejo cauce del río Turia, mientras los ultras celebraban un acto a los pies de las Torres de Serranos.

El joven agredido, sin vinculaciones políticas, recibió golpes y patadas por todo el cuerpo por parte de una decena de ultras, según ha contado a La Marea. Los agresores huyeron del lugar coreando consignas como Sieg Heil y amenazaron a varios vecinos que les recriminaban su actitud y que grabaron la paliza desde sus balcones. Otro componente del grupo neonazi amenazó a la víctima con una navaja.

Una patrulla de la Policía Nacional acudió a la zona donde el joven sufrió el ataque, que también presenciaron sus acompañantes. Los agentes que investigan el ataque cuentan con un video, principal pista para localizar a los agresores. Por su parte, la Fiscalía, según ha confirmado este diario, investiga los hechos por un presunto delito de odio.

Marcha con simbología fascista en pleno centro

La agresión se produjo poco después de la celebración de una manifestación, a la que apenas acudió medio centenar de ultraderechistas, convocada por el partido España 2000. La marcha desfiló en pleno centro de la ciudad de Valencia ante el estupor de viandantes y vecinos.

Un dispositivo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) rodeó la plaza de los Fueros impidiendo el acceso a paseantes y vecinos mientras el acto ultra finalizaba con parlamentos a los pies de las Torres de Serranos.

Al otro lado del antiguo cauce del río Turia, la contramanifestación antifascista que había partido del barrio de Benimaclet fue encapsulada en la plaza de Santa Mónica sin que se registraran incidentes. 

Esther Sanz, miembro del Consejo Estatal Ciudadano de Podemos, presenció la marcha desde un bar del céntrico barrio de El Carme. Según ha denunciado en su cuenta de Twitter, los manifestantes cantaron el 'Cara al sol' exhibiendo banderas franquistas y simbología neonazi.

En otro video colgado en Twitter por una vecina se observan banderas falangistas y la presencia de algún menor de edad. También una pancarta que rezaba: "Furia obrera, sección de asalto".

El diputado autonómico de Compromís Carles Esteve ha registrado preguntas a la Delegación del Gobierno para conocer "por qué no se encapsuló a los grupúsculos de esta concentración cuando se acabó, como sí que ha pasado en otras manifestaciones". Esteve considera que "el propio dispositivo policial lo debería haber contemplado".

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats