La Marina de València inicia las obras para convertir el Tinglado 2 en una plaza pública

El Tinglado 2 del puerto, vallado para su rehabilitación

La Marina de València ha informado este jueves del inicio de las obras de rehabilitación del Tinglado 2, que se ejecutarán en un plazo de 23 semanas y con un importe de adjudicación de 649.108,90 euros (IVA excluido).

La sociedad valenciana de arquitectos Arkitera S.L.P dirige esta actuación cuyo objeto es recuperar la seguridad, la salubridad y los elementos de decoración de este edificio histórico catalogado como Bien de Relevancia Local.

La rehabilitación del Tinglado 2 contempla actuaciones en la estructura metálica, en la estructura general (muros, arcos, columnas etc), en los revestimientos,  en la decoración, en la carpintería y en los vidrios.

"Las palomas y el óxido han sido y son los principales enemigos de la estabilidad del edificio portuario, pues han ido originando con el tiempo corrosión y desprendimientos", ha explicado Enrique Marín, arquitecto técnico.

"Nuestro objetivo es, por una parte, cortar el proceso de deterioro al que estaba sometido el tinglado y, por otra, reforzar sus estructuras". En la primera fase de rehabilitación se realizarán todas las reparaciones necesarias con el fin de poder emitir el certificado de seguridad, salubridad y ornato que exige la normativa actual.

Además de intervenciones estructurales, cuyos resultados son menos visibles a los ojos, las obras también repercutirán en el aspecto exterior del Tinglado.

Se actuará también sobre los revestimientos y elementos ornamentales de forma que, en otoño, el Tinglado habrá recuperado su esplendor, su brillo y sus colores originales.

"Es un regalo de cumpleaños para el tinglado modernista, que en 2017 cumplió 100 años", ha comentado Salvador Lara, director de obras.

El arquitecto afirma también que para Arkitera, una empresa valenciana con doce años de trayectoria y una dilatada experiencia en obras de intervención en el patrimonio, es una satisfacción dirigir este proyecto que emprenden "con seguridad y decisión", puesto que se ejecutará en un plazo concreto de 23 semanas.

Por su parte, Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007, entidad gestora de La Marina de València, ha enumerado tres motivos por los que esta actuación es de gran relevancia.

En primer lugar, supone el cumplimiento de una de las funciones del Consorcio: recuperar patrimonio histórico de carácter industrial de la ciudad de València. En segundo lugar, porque se pone "a disposición de la ciudadanía un espacio perfectamente recuperado, en condiciones de seguridad y que volverá a lucir su belleza" para consolidar su uso como espacio público abierto, donde las asociaciones y colectivos locales y del distrito marítimo desarrollen sus actividades, y que cualquier persona pueda disfrutar a través de acciones tan cotidianas como pasear, patinar o practicar deporte.

Y, por último, como ha explicado Vicent Llorens, "con esta actuación cumplimos el objetivo de la apropiación ciudadana de La Marina de València que, a su vez, refuerza la finalidad de activación productiva del frente marítimo, ya que la mejora y actuación en espacios de calidad y versátiles atraen la actividad económica".

En este caso, además de la rehabilitación del tinglado, el CV07 trabaja también en la recuperación del entorno del edificio histórico que liga al mar con la ciudad, donde se creará una gran plaza arbolada, dotada de elementos de sombra, juegos y zonas deportivas, que aproximará físicamente La Marina a los barrios cercanos.

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2018 - 18:43 h

Descubre nuestras apps

stats