Seguimiento casi total de la huelga de celadores en el hospital de Dénia

Trabajadores del hospital de Dénia se concentran contra Marina Salud.

La huelga de celadores del hospital de Dénia convocada para hoy ha sido un éxito, con un seguimiento masivo. Prácticamente todo lo masivo que podía ser, teniendo en cuenta que la concesionaria de la sanidad comarcal, Marina Salud, había fijado unos servicios mínimo de casi el 50% de la plantilla. En las horas de mayor actividad, de 8 a 20 horas, los servicios mínimos son de 23 celadores en una plantilla que ronda el medio centenar.

Según ha explicado el portavoz del sindicato convocante, Intersindical Salut, Paco Sánchez, sólo estaban trabajando los servicios mínimos y otro celador más que no se ha sumado a la huelga. El resto han secundado todos el paro.

A las 10:30 horas los celadores han acudido a la puerta principal del hospital, donde se han concentrado con pancartas para dar a conocer su malestar. Además, también han participado en la protesta dos representantes del Sindicato de Técnicos de Enfermería, SAE, que se ha adherido a las reivindicaciones.

Al final de la protesta, Paco Sánchez ha lamentado los “servicios mínimos abusivos” impuestos por Marina Salud y ha recordado que esta huelga es en buena medida consecuencia de un incumplimiento de la empresa. “El año pasado convocamos un paro de dos horas que al final desconvocamos al llegar a un acuerdo de mínimos con Marina Salud, que se comprometía a hacer un protocolo y a ir aumentando plantilla, pero no lo ha cumplido”, resumía el representante sindical.

El número de celadores del hospital de Dénia es sensiblemente inferior al de los departamentos vecinos, similares en población, ya que los hospitales de La Vila o de Gandia tienen más de 90 cada uno, según ha explicado Sánchez.

Por su parte, uno de los celadores participantes en la protesta ha resumido el hastío del colectivo con una situación de precariedad que arrastran mucho tiempo. “Hace 11 años que estamos trabajando” y Marina Salud “dice que somos el motor del hospital”, pues los celadores desplazan a los pacientes, los llevan a rehabilitación, a consulta, a los quirófanos… “Pero si los motores no los cuidas, revientan, y después de 11 años con la misma correa de transmisión, ahora se ha roto”. El mismo celador ha aclarado que “no luchamos por trabajar menos, sino por un servicio de calidad”.

El Comité de Empresa apela a la consellera

Los sindicatos le han abierto varios frentes que a Marina Salud actuando de forma coordinada a través del Comité de Empresa, que convocó la protesta hace dos semanas y ahora ha solicitado a la Conselleria de Sanidad que intervenga para garantizar el pago de la carrera profesional. Para ello, el comité ha remitido una carta a la consellera Ana Barceló en la que le reclama que retenga el pago de las liquidaciones de la Conselleria a Marina Salud correspondientes a los años 2018 y 2019 mientras no pague el complemento que se comprometió a abonar a la plantilla en 2016.

Recientemente una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) dio la razón a los sindicatos, obligando a la concesionaria Marina Salud a pagar a la plantilla el complemento de carrera profesional (unos 7 millones de euros), si bien la empresa en lugar de acceder a dar cumplimiento al fallo judicial, lo recurrió ante el Tribunal Supremo.

Esto ha provocado que algún sindicato, como Intersindical Salut, haya anunciado su intención de, más allá de la huelga de celadores, convocar una huelga general cuando concluya el verano si no hay avances en las negociaciones con la mercantil concesionaria de la sanidad.

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2020 - 13:41 h

Descubre nuestras apps

stats