El último acusado del 'caso Emarsa' pacta cuatro años de prisión y 13 millones de indemnización

El empresario José Luis Sena en el banquillo de los acusados.

El empresario José Luis Sena, el último acusado del 'caso Emarsa' que quedaba por juzgar ha alcanzado un pacto de conformidad con la Fiscalía y con las acusaciones particular y popular por el que acepta una pena de prisión de cuatro años, además de inhabilitación durante nueve años, como cooperador necesario de los delitos de malversación y de falsedad documental.

El empresario, uno de los cerebros del saqueo, deberá pagar 13 millones de euros por la responsabilidad civil, a pagar conjunta y solidariamente con los condenados anteriores.

Sena ha reconocido los hechos ante la sección primera de la Audiencia Provincial de Valencia. El pacto reconoce la atenuante de confesión y de reparación del daño.

El empresario, que ha salido de la Ciudad de la Justicia con un gorro para evitar a los fotógrafos, fue quien introdujo a Jorge Ignacio Roca, el 'facturero' de la trama, a los responsables de la depuradora de Pinedo, como el exvicepresidente de la Diputación, Enrique Crespo, o el exgerente de Emarsa, Esteban Cuesta, ya condenados a largas penas de prisión.

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2021 - 11:45 h

Descubre nuestras apps

stats