Un estudio de la Universitat de València revela que un 26,2% de los ciudadanos han teletrabajado y un 7,1% se han visto afectados por un ERTE

Un trabajador de Ford.

El auge del teletrabajo, el impacto de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), así como la tipología de viviendas y de familias durante el confinamiento o la percepción política en cuanto a la gestión de la pandemia. Estos son algunos de los aspectos que analiza la encuesta sobre situación, valoración y percepción vinculada a la COVID-19, realizada por el grupo de investigación GIPEyOP (Grupo de Investigación en Procesos Electorales y Opinión Pública) de la Universitat de València.

Los resultados están basados las respuestas de 8.387 personas que se recogieron por toda España entre el 28 de abril y el 14 de mayo, coincidiendo con el inicio del período de desescalada de las medidas de confinamiento.

Dado que la mayoría de las respuestas se recogieron durante los primeros días del trabajo de campo, sin embargo, el periodo efectivo de esta encuesta podría situarse entre el 28 de abril y el 4 de mayo.

Por ejemplo, el 92% de las respuestas se dieron antes del día 2 de mayo (primer día en que se permitió, por franjas horarias, salir a hacer ejercicio físico en el exterior) o el 96.8% durante la primera semana, con sólo el 1.3% de las respuestas recolectadas durante la última semana de trabajo de campo.

Contrariamente a lo que suele pasar en las encuestas de GIPEyOP, en las que suele haber más participación masculina, en esta encuesta el número de mujeres participantes superó al de hombres (54.4% frente a 45.6%, en datos brutos).

Entre los datos más destacados que arroja el estudio, destaca que el 30,4% de los encuestados pasó el confinamiento en pareja, el 12,45% en solitario y el 16,4% carecía de balcón o algún elemento exterior en su vivienda. El 91,1% de las viviendas tienen al menos 50 metros cuadrados y el 7,2% entre 35 y 50 metros cuadrados.

Durante el confinamiento, el 26,2% de los encuestados ha teletrabajado, mientras que un 7,1% se ha visto implicado en un ERTE. Un 2,2% ha afirmado haber sido despedido durante el estado de alarma.

En general, durante los días de confinamiento, se ha salido de casa lo justo y sin miedo. Esto no es óbice para que una de cada tres personas (un 33% de las personas encuestadas) sí que haya manifestado tener miedo a salir, mientras que la mayoría ha salido con temor. Este miedo y otros factores explican que el 43.4% manifieste haber modificado sus hábitos de sueño durante la pandemia.

En cuanto al impacto sanitario del coronavirus, la mayoría de las personas encuestadas manifiestan no haber tenido ninguno de los síntomas asociados al coronavirus. Un 12.2%, sin embargo, manifiesta haber tenido síntomas compatibles, pero no disponer de ningún tipo de confirmación objetiva al no disponer de prueba. 

La valoración de la gestión sanitaria en España es bastante similar a la económica, aunque en ambos casos se suspende al Gobierno. La nota media (sobre 10) en la gestión sanitaria ha sido de 4.08 y la nota media de la gestión económica ha sido de 3.82.

Por países se valora altamente la gestión de Portugal (7.17) y Alemania (6.33), mientras que se considera que la gestión de Reino Unido (2.82) y EEUU (1.79) es claramente mejorable.

La encuesta ofrece un apartado final sobre estimación de intención de voto, según la cual, el PSOE volvería a ser el partido más votado de España (27,25%), seguido del PP (21,18%), Vox (15,79%), Unidas Podemos (10,59%) y Ciudadanos (5,64%). Los indecisos en el momento de la encuesta alcanzan el 26,6%.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2020 - 22:14 h

Descubre nuestras apps

stats